¿Rabinos o carniceros?

matando una focaMillones de judios piensan que la certificación casher o kósher, es indicio de que los alimentos cumplen con los preceptos de la cashrut, de la religión hebrea. En el caso de productos animales, esas personas asumen ciegamente que los mismos fueron sacrificados siguiendo lo establecido en la Torá. ¿Pero seguro que será así? ¿Cómo atreverse a pensar que no pudiera ser de otra forma?

Sin embargo, hay una filmación tomada en el principal matadero judío de USA, que muestra el maltrato a que son sometidos los animales y la agonía que padecen, con la anuencia de los propios rabinos a cargo, quienes no han podido alegar desconocimiento. ¿Por qué me habrán hecho recordar el trato despiadado que, los carniceros nazis, les dieron a los judíos en los campos de exterminio durante la Segunda Guerra Mundial?

La Cashrut es una palabra que proviene del hebreo, כַּשְׁרוּת) y viene a significar lo que es “correcto o apropiado”. Todo aquello que cumple con los preceptos de la cashrut es denominado casher, (כָּשֵׁר) ―o kósher como es más conocida la palabra por su pronunciación en yídish― que es la parte de los preceptos de la religión judía que trata de lo que los practicantes pueden y no pueden ingerir, basado siempre en los preceptos bíblicos recogidos en el Levítico 11. Tales reglas, interpretadas y expandidas a lo largo de los siglos, determinan con gran precisión cuales son los alimentos que se consideran puros, es decir, que están en cumplimiento con los preceptos de la religión, y cuáles no son casher. Estos últimos son llamados en hebreo treifá. (טְרֵפָה).

La Torá prohíbe explícitamente el consumo de sangre, de modo que, los animales y sus carnes, deben desangrarse completamente antes de ser consumidos. Solamente los peces están exentos de esta regla. Entonces, salvo el pescado, para ser considerado kósher, todo animal debe ser sacrificado según las normas de la Sechita. Sochet o shojet es la palabra que designa al carnicero que sigue las leyes de la Sechita. Es habitualmente un hombre versado en la tradición, y en muchas comunidades pequeñas o apartadas, es frecuente que sea al mismo tiempo el rabino.

Las reglas de la cashrut establecen que, para ser consumibles, los animales permitidos deben ser matados por el shojet de cierta manera ritual, que consiste en un corte profundo y uniforme en la garganta del animal, ―hecho con un cuchillo que ha de estar perfectamente afilado y sin defectos― para que el animal pueda desangrarse completamente.

¿Pero, en ese ritual ancestral, solamente importa lograr que el animal sacrificado se desangre completamente? ¿Importa algo su sufrimiento? Mi hija mayor me hace llegar desde Madrid, este artículo sobre los sucesos descubiertos en el más grande matadero norteamericano de los judíos, con un video que me resultó espeluznante. matando una foca No tengo palabras para describirlo. ¿Carniceros o psicópatas? A cualquier persona mentalmente sana y normal, le advierto que el contenido del video podría herir seriamente su sensibilidad. Ni el muro más grande que el hombre pudiera construir, sería suficiente para contener tantos lamentos como han de salir de ese enorme centro de exterminio al que llaman matadero.

¿Carnicero y rabino, rabino o carnicero? En todo caso, los actos del primero como carnicero están supeditados a la aprobación del segundo, como rabino. ¿Qué pensar entonces, cuando, quien está llamado a velar por el cumplimiento de determinados preceptos, es el primero que no los cumple, o que permite que los incumplan, como en el caso del o los rabinos en este matadero? Yo no se que pensar.

Quede este testimonio gráfico como muestra, para los millones de personas, judíos o no, que piensan que una simple etiqueta casher indica que dicho producto respeta los preceptos de la religión hebrea, y que, por lo tanto, puede ser considerado como puro y apto para el consumo. Porque conozco directamente a muchas personas que, siendo de otra religión, compran productos casher por considerarlos de mejor calidad.

En todas partes se cuecen habas. ¿Verdad?

En la actualidad, contamos con modernas leyes y normas sanitarias, establecidas específicamente para los mataderos. Están enfocadas a evitar el sufrimiento animal a la hora de su sacrificio. Pero se precisa de la constante, correcta y escrupulosa supervisión para que se cumplan y resulten eficaces. Porque ni las leyes humanas, ni aún las divinas, tendrán validez práctica sin la adecuada supervisión de su cumplimiento.

El matadero de que trata el video, según se hace referencia en el artículo publicado por resistenciaria.org, (*) está administrado por judíos, destinado a sacrificar los animales para su consumo, y supuestamente regido por sus estrictas normativas de orden religioso. No obstante, estoy seguro de que habrá muchos otros mataderos, bajo administración de personas de cualquier otra creencia o religión, en los que sucedan cosas similares, tal como recoge esta anotación con respecto a los pollos de la cadena KFC. Los trastornos mentales no son exclusivos de los integrantes de ningún colectivo específico. Y fuera de los practicantes de religiones que respetan y valoran plenamente hasta la vida del más insignificante insecto, al punto tal de ir barriendo delante para evitar pisar alguno, aún por descuido, o cubren sus bocas para no tragarlos, el ser humano actual aún tiene mucho camino que recorrer para aprender a valorar a esos que, incorrectamente, llama animales inferiores.

Vía animallitos encuentro estos pensamientos atribuidos al filósofo alemán Arthur Schopenhauer, que resultan más acertados que pedrada en ojo de boticario.

“El hombre es el único animal que es cruel por diversión y no por necesidad. Esta crueldad perpetrada hacia animales es, a menudo, una señal de alarma de que alguna cosa en el cerebro de estos individuos funciona diferente…”“La conmiseración con los animales está íntimamente ligada con la bondad de carácter, de tal suerte que se puede afirmar seguro que quien es cruel con los animales, no puede ser buena persona. Una compasión por todos los seres vivos es la prueba más firme y segura de la conducta moral”

¿El comportamiento de las personas en ese matadero, será normal?

Me pregunto si habrá alguien que pueda tirar la primera piedra de la normalidad mental.

Me viene a la memoria Tomás de Torquemada, el monje dominico, ―tristemente célebre― nombrado Gran Inquisidor de España en 1478, en un mes como este mismo ―cuya fecha debiera ser duelo para la Iglesia Católica y Apostólica Romana, y la de su muerte declarada jubileo nacional― era considerado casi un santo varón en su época, confesor de reyes, modelo de virtudes, ejemplo a seguir, defensor acérrimo de la fe cristiana. ¿Fue una persona mentalmente sana y normal? Si me dicen que así es considerado, entonces yo prefiero que me cuenten entre esos locos a los que se les permite andar por el mundo, sumidos en sus extrañas éticas y creencias. Porque, en mi particular locura, lloro tanto la muerte de un perro como la de un hombre. Lamentablemente, el recorrido en mi camino es imperfecto por varias razones; una de ellas porque, a diferencia de un monje jaina, yo aún no he logrado llegar a tanto como valorar la vida de los insectos. Aunque ya llevo en mi haber algunas especies.

(*) Aclaratoria: Tratando en lo posible de colocar referencias hacia artículos escritos en español, he puesto el enlace al publicado por resistenciaria.org. A pesar de que debiera ser obvio, creo preciso aclarar que, el hacer mención a un artículo publicado en cualquier weblog, no necesariamente indica mi conformidad con todo lo en él expresado, o con la forma en que se hace, mucho menos con las ideologías o tendencias políticas, sociales, religiosas, deportivas ni de cualquier género, de los autores del artículo o de los propietarios de esa website o blog. El artículo original sobre el maltrato animal realizado en ese matadero, está en inglés, y corresponde a la organización People for the Etichal Treatment of Animals (PETA), quien realizó las denuncias. En su página pueden seguirse todos los pormenores que ha generado este caso y ver el video original, así como más noticias, reseñas y videos de otros casos de maltratos y crueldad hacia los animales.

Descargar PDF flecha subir Al inicio
Home

On this day..

Incoming search terms:

  • content
Esta entrada fue publicada en Protección animal y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 Respuestas a ¿Rabinos o carniceros?

  1. lalipio dijo:

    los judios son detestables y odiables en todo el mundo, gracias a su interes bancario que cobran, gracias a ello se han adueñado del mundo y vaya que lo estan consiguiendo y ante esta conspiracion mundial tiene que surgir el nacional socialismo para devolver y establecer el verdadero orden que dios creador del universo implanto

  2. ZARATRUSTA dijo:

    Todas las religiones son :SADICAS Y COBARDES Y MANIOPULADORAS .
    No encuentro ninguna que alce su voz en favor de los animalesde los seres que no pueden defenderse ,ni pueden hablar,con lo cual ya demuestran lo siniestras que son todas . MI MAYOR ABORRECIMIENTO Y DESPRECIO A TODAS .

  3. guardafaro dijo:

    Zaratrusta, fuerte te expresas de las religiones, y yo no soy quien para quitarte razón. Este post lo escribí un poco acalorado por las imágenes del video, que me resultaron muy desagradables y dolorosas, y quizás también me expresé algo fuerte en algunos aspectos. Es más, te diré que dejé mi búsqueda de los temas sobre maltrato animal, por todas las fotos y videos que observé, que hirieron demasiado mi sensibilidad hacia estas cosas.
    Pero te diré algo. Incluso muchas de las sociedades que se denominan protectoras de los animales (entre ellas PETA) tienen sus oscuros entretelones de maltrato animal, que podrás encontrar en la web si buscas. Con decirte que, (según escuché en noticias) hasta el propio fundador de Greenpeace abandonó la misma por estar en desacuerdo con los caminos que ha tomado.
    Ninguna organización (civil, militar, deportiva o religiosa) recluta deptos. Son las personas las que se asocian con otras por similitud de ideas. Sin embargo, con el tiempo y la masificación, las ideas originales se van modificando. Por eso es que muchas personas cambian de bandos.
    En cuanto a las religiones, decir a priori que todas son aborrecibles, en lo personal no me parece totalmente acertado. Porque no todos los que pertenecen a ellas lo son. Muchos están en la búsqueda de la verdad, y quieren hacer el bien, aunque pudieran estar confundidos en sus métodos. Decir que se desprecia a todas ellas, sería como decir, por ejemplo, que despreciamos a nuestro progenitor porque se emborracha los fines de semana con los amigos, a pesar de que en todo lo demás sea un buen padre de familia y amante esposo. Yo prefiero tomar de cada persona, asociación y religión, lo positivo que encuentro, y obviar los aspectos negativos… aunque, aveces, los resalte, a modo de denuncia, como en el caso de este post.

  4. Geronimo dijo:

    Aqui no hay racismo, aqui hay sensibilidad.
    Para mi,toda esta gente ha dado la espalda a la naturaleza, y son supersticiosos e ignorantes,y estan como en La Edad Media.Por si fuera poco, cuentan con el beneplacito de sus gobernantes.
    Ahora el problema es cuando tratan de imponer sus “TIRANIAS de las COSTUMBRES”.
    Lo que mas me cabrea , es que haya que aguantarles que traigan para aca toda esa atrocidad disfrazada de tradicion.
    NO, NO NO .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *