Copyright

PROPIEDAD INTELECTUAL.

A- Mis derechos.

El Blog o Bitácora identificada con el título de “El guardián del faro”, como obra del ingenio se encuentra protegida en su totalidad por las leyes que regulan la propiedad intelectual, así como por otras leyes aplicables, siendo su autor y propietario Jesús Alfredo Díaz García, suficientemente identificado en la página de Autor, quien firma los artículos y contenidos con el seudónimo de “guardafaro”.

No obstante, como son cedidos ciertos derechos con algunas restricciones, para sus efectos “El guardián del faro“, por “guardafaro” posee una Licencia Creative Commons 3.0, Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia, España License, en los términos establecidos por Creative Commons en su aclaratoria legal;  licencia que incluye tanto al diseño como a todos los trabajos contenidos (artículos, posts o anotaciones y las imágenes) aquí publicados.

1. Reconocimiento. Se entiende que se permite a todas las personas el disfrute de ciertos derechos, como son:

1.1 Para uso personal se permite la utilización de los contenidos aquí publicados, para ser reproducidos por cualquier medio electrónico, mecánico o impreso.
1.2 Se permite que los contenidos sean divulgados parcialmente, en forma de cita o en extracto, bien sea distribuyéndolos a terceros o republicándolos en otros blogs o sitios web; pero siempre y cuando se reconozca la autoría intelectual original, citando claramente la fuente y autor; en este caso: “guardafaro” o J. Alfredo Díaz García, en el Blog El guardián del faro. Las publicaciones en Internet y las distribuídas en formato de documento PDF deberán incluir el hiperenlace o hipervículo al respectivo Identificador Uniforme de Recurso (URI)  al artículo respectivo de este blog.

1.2.1 No se permite la reproducción o republicación en ningún formato de un artículo entero, sea tomado directamente de este Blog o por medio de los feeds o agregadores RSS, ni aún cuando se mencione la fuente en la forma anteriormente citada en el numeral

1.2.2 Tampoco se permite la transformación o modificación, ni la creación de otras obras derivadas de ninguno de los contenidos que en este blog se encuentran incluidos dentro de la categoría de Literatura, casi en su totalidad narrativas inscritas en el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual de Madrid, España.

1.3 Para cualquier otro uso de los contenidos del Blog “El guardián del faro” que sea distinto de los expresa y taxativamente indicados, requiriere del permiso escrito previo e inequívoco del titular de los derechos de autor (Jesús Alfredo Díaz García, “el guardafaro”).

2. No comercia.l Se entiende que, los derechos que aquí se conceden en los términos descritos en el numeral 1-, serán aplicables siempre y cuando el uso de los contenidos reproducidos, distribuídos, republicados o utilizados en cualquier otra forma, no sea con fines comerciales o de lucro personal. (*1)

3. Compartir bajo la misma licencia. Quiere decir que todo trabajo tomado de este blog o derivado de alguno de los artículos aquí publicados y que sea, a su vez, publicado o divulgado por terceros, deberá poseer una licencia que permita a las demás personas su utilización en la misma forma y bajo los mismas condiciones que las que aquí se expresan.

3.1 Salvo lo expuesto en el numeral 1.2.2 respecto a la categoría de “Literatura” en el resto se permite la realización de obras derivadas o inspiradas en los contenidos aquí publicados, siempre en los términos indicados en el párrafo anterior.

4. Cualquier otro uso de los contenidos del “El guardián del faro“, que sea distinto de los expresa y taxativamente indicados en los puntos anteriores, requiriere del permiso escrito previo e inequívoco del titular de los derechos de autor (Jesús Alfredo Díaz García, “el guardafaro”)

2- Derechos de terceros (Créditos)

La mayoría de las imágenes que se utilizan en este Blog para ilustrar los contenidos son propias, sobre las que tengo todos los derechos. Sin embargo, alguna que otra la he obtenido de la Web, bien de periódicos y diarios on-line o de algún otro sitio de libre divulgación. En algunos pocos casos el uso de imágenes se ha realizado con la autorización expresa de sus autores. En estos contados casos de uso de imágenes de terceros, salvo algún posible descuido u omisión involuntaria por mi parte, al pie de cada artículo, a modo de créditos coloco los enlaces a la página web y artículo específico en donde las he encontrado.

Si en esos websites no veo referencias a la autoría de terceros, asumo que se tratan de imágenes originales del autor del sitio en donde están, o que tiene derechos sobre ellas. Para determinar si puedo usarlas libremente o debo solicitar el respectivo permiso me ciño a los términos de licencia que allí se indique. En caso de no existir una me atengo a las buenas prácticas y usos aceptados en la web.

Sin embargo, sé bien que mostrar esa acreditación de autoría no siempre es cumplida por todos, o se pierde al ir pasando las imágenes de blog en blog. Por esta razón, tratando de ser respetuoso con la propiedad intelectual de terceros, tal como yo quiero que los demás lo sean con los míos, si los autores originales de alguna de las imágenes que aquí uso por vía de otra web, advierten el hecho en el error de créditos, pueden contactarme indicando la fuente original. Después de verificarlo, si dichas imágenes no son de uso y divulgación pública procederé a eliminarlas. Si lo son, o se me autoriza el uso, con sumo gusto haré la referencia correcta, modificando el enlace pertinente.

* Nota 1: El uso, divulgación o publicación que terceras personas realicen de los contenidos que tomen de este Blog, para que sea considerado como realizado con fines comerciales o de lucro personal no necesariamente implica la reproducción y venta del material o su cesión a otros. Ha sido interpretado por Creative Commons, en conformidad con la jurisprudencia española y otros países, que todo sitio Web en el que se muestre publicidad, sea mediante Google Adsense o servicios similares, o bien por medio del uso de banners, anuncios o enlaces comerciales por los que el propietario o autor del sitio perciba algún tipo de beneficio económico, se considera un sitio comercial.