De mala leche o una nueva fobia moderna

Con imágenes te lo digo en esta oportunidad.
agorafobia, miedo a los espacios abiertos
Acrofobia, miedo a las alturas
Claustrofobia, miedo a los espacios cerrados

Sigue leyendo

Publicado en Cosas diarias | Etiquetado , , | Deja un comentario

La falsa sensación de higiene en el gimnasio

mujeres haciendo ejercicioComo norma generalizada en los gimnasios, quienes han utilizado las bandas de correr, las elípticas y ese tipo de máquinas, una vez que terminan se esmeran en limpiarlas con el papel desechable y el líquido desinfectante que hay disponibles para ese propósito, con el fin de eliminar el sudor y los gérmenes que hayan podido dejar.

Limpian las manillas donde se agarraron y las pantallas digitales, aunque tan solo hayan presionado los botones de Star, Stop y la selección de un modo de trabajo. Algunos pareciera que la limpiaran como para venderla, del esmero que ponen. Los hay que la limpian incluso antes de utilizarla, no sea que el anterior usuario no lo hiciera al finalizar sus ejercicios.

Sigue leyendo

Publicado en Cosas diarias | Etiquetado , | Deja un comentario

El descalabro electoral del PSOE

Pedro-SanchezDe nuevo el PP ha estado por delante de los demás partidos políticos, con una buena diferencia. Con respecto al 2015 refuerza su posición en el Senado y mejora el número de escaños en el Congreso de los Diputados (14 más).

El que sufrió el descalabro fue el PSOE que ha perdido senadores y  parlamentarios (5 menos). El resto de partidos  de oposición quedaron más o menos igual, con los votos de sus simpatizantes e incondicionales.
En mi opinión, el motivo de la disminución del PSOE han sido los devaneos de Pedro Sánchez con los partidos de izquierda en su pretendido matrimonio con Ciudadanos, un posible concubinato con PODEMOS y amoríos con otros partidos de izquierda. Esto parece haber asustado a muchos de quienes lo votaron en las elecciones pasadas. ¿Por qué? Esa es la pregunta.

Un niño le dice a otro: ¿Qué prefieres, una cucharada de clavitos, una de vidrio triturado o una de cuchillas? Tienes que elegir entre una de las tres.

Sigue leyendo

Publicado en Reflexiones sociales | Deja un comentario

Forever and a day

Forever and a day es una expresión sumamente interesante y muy hermosa. Por lo general, se encuentra mal expresada en las traducciones literales al español.

Se puede encontrar en diversas canciones de habla inglesa, como en esta del grupo Scorpions titulada You and I.

Esta pieza fue una de las dos de ellos que seleccioné para mi novela Amanón, el espíritu de la selva, y que Amanón y Eloy bailan en plena pasarela durante el desfile de modas en que participaron en Milán.

La búsqueda de las dos canciones, que fueran adecuadas para los dos bailes que habría en esa oportunidad, fue bastante difícil y ardua, porque no solo importaba la música sino la letra. Como entrada al primer desfile elegí a  Maybe I Maybe you, que ellos no bailaron.

You and I fue en el segundo desfile y la primera que bailaron. Es una canción electrizante desde el propio inicio, porque la guitarra entra rabiando. Esa letra y esa música era lo que yo necesitaba para que Amanón desahogara en un baile toda su arrolladora pasión por Eloy, un baile para ponerle los pelos de punta incluso a un gato desnudo mejicano. Cuando yo escucho la música y los visualizo a los dos bailándola me emociono. Es una escena muy cinematográfica.

Pues volviendo a la expresión Forever and a day, que es de lo que va esta entrada, no se trata de traducirla literalmente como “por siempre y un día” o por siempre y ahora (como también he encontrado en algunas partes).

Sigue leyendo

Publicado en De cine y música, Literatura | Etiquetado , , | Deja un comentario

No te creo

Autopista Francisco Fajardo, Caracas.No te creo. Esta es la frase que, para mí, pone punto y final a cualquier conversación. ¿Para qué seguir perdiendo el tiempo hablando con quien ya te soltó el no te creo?

Estás conversando con alguien que te preguntó cómo fue tu vida en las selvas del Amazonas, durante los años que viviste en ellas como garimpeiro. Le estás contando que en el poblado indígena donde vivías te cruzabas con una media de ocho a diez serpientes venenosas cada vez que ibas y venías del río. Que antes de levantarte del chinchorro o del catre, en la mañana, tenías que verificar que no hubiera ninguna serpiente durmiendo a tu lado, en busca del calor corporal. Y que antes de ponerte las botas tenías que sacudirlas para que no hubiera metido adentro algún escorpión o cien pies gigante. ¡No te creo! Te suelta tu interlocutor. Y se pone, de forma alterada, además, a darte todo un doctorado sobre el comportamiento de las serpientes, escorpiones y cien pies gigantes del Amazonas; cuando en su puta vida se leyó ni una novela de Emilio Salgari ni salió de Madrid más que a la Sierra a esquiar y a Valencia a la playa.

Sigue leyendo

Publicado en Cosas diarias, Venezuela | Etiquetado , | Deja un comentario