¿Artistas o criminales?

perro amarrado

De algo han servido películas pioneras como El Padrino, y las modernas series de TV sobre el mundo criminal. Hemos entendido que, entre esbirros, sicarios y matones a sueldo, sin olvidarnos de espías, también los hay que se consideran unos artistas en su profesión. Unos por especializarse en no dejar huellas; otros por tener la habilidad de simular accidentes o muertes naturales y, muchos asesinos comunes, por la espectacularidad de sus trabajos.

Si el sufrimiento, la agonía y la muerte de un ser vivo puede llegar a considerarse arte, tendré que concluir que, durante la Segunda Guerra Mundial, los campos de exterminio nazis fueron grandiosos museos, y los genocidas a cargo eran unos insignes artistas.

Guillermo Vargas Habacuc fue galardonado en la Bienal Costaricense de Artes Visuales (Bienarte) 2007 por su obra “viva”, que buenamente podemos calificar de “efímera” y definir como “Exaltación, o apología del maltrato y crueldad con los animales”. Y por su éxito ha sido invitado a participar con su obra en la Bienal Centroamericana de Arte 2008.

perro amarrado muriendo

Guillermo Vargas Habacuc agarró un famélico perro callejero y lo amarró cerca de una pared en la galería de arte. Durante toda la exposición, teniendo la comida a unos centímetros, pero sin poder llegar a ella, él “artista”, los organizadores y el público asistente dejaron que el animal muriera de hambre y sed. El seudo artista alegó que el perro moriría en las calles de todos modos.

Tomando ese mismo argumento podemos mejorar ese arte macabro, utilizando un ser humano esta vez. Podríamos tomar a un indigente que se esté muriendo en las calles. Lo colocamos en el museo para que, a la vista de todos, pueda ir muriendo de inanición, pero sirviendo de algo al dejar su nombre para la posteridad artística. ¿Eso no sería un nivel de arte más elevado que tratándose de un simple perro?

Para mi, que Guillermo Vargas Habacuc debe lamentar no haber vivido como funcionario de prisiones nazi del Tercer Reich, en donde habría podido tener una amplia oportunidad de perfeccionar su arte. Por su parte, los organizadores de esas bienales quizás sueñen que dirigieron campos de exterminio. Pareceres míos, como diría mi abuelo.

Este hecho me recuerda la denuncia que, Amnistía Animal Comunidad de Madrid presentó en el 2006 contra el artista Jordi Benito y el Museo Reina Sofía, por una presunta apología de un delito de maltrato animal, al exhibir un vídeo en el que, como una forma de arte, se mostraba una vaca a la que se apuñalaba en la garganta, mataban a martillazos, cortaban la cabeza y despellejaban. Si eso es arte, no piso un museo en el resto de mi vida.

Existe en Internet una página recogiendo firmas para solicitar un Boicot a la presencia de Guillermo Habacuc Vargas en la Bienal Centroamericana Honduras 2008

Tema en los medios:
Denuncia contra el Reina Sofía por presunta apología del maltrato animal en una obra.

Otras fotos.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Escucha el post, narrado por el autor.

On this day..

Esta entrada fue publicada en Mis protestas, Protección animal y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 Respuestas a ¿Artistas o criminales?

  1. Luis Amezaga dijo:

    Llaman artista a cualquiera.

  2. Sun dijo:

    Trasnochando a altas horas de la noche (son casi las 5 de la mañana) me he topado con este blog y sinceramente me ha encantado ver una persona opinar sin caer en vulgaridades.

    Siguiendo con la entrada esto no tiene perdón. Siempre he dicho “que el arte es un reflejo de la sociedad” una sociedad que cada dia se unde mas en el abismo. Para mi estro es una muestra de egocentrismo, hoy e dia no pensamos en los demas sino en nosotros. El maltratador en cuestion (ni merece llamarlo artista) en ningun momento ha pensado en serio los sentimientos de este pobre y lindo perro. Paro aqui no acaba todo, ¿que se les paso por la mentes de aquellas personas que admirbana tan cruel espectaculo?

    Sinceramente, veo semejante escena y suelto la cuerda y salgo corriendo con el perro en brazos. Lo malo que no sabria que hacer con el…

  3. Claudia dijo:

    Qué impotencia y qué tristeza me da. Pobre animalito, un ser indefenso. No sé que es peor, el pseudoartista o la gente que estuvo “apreciando el arte” y no fué capaz de hacer ni decir nada ante esa abominación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *