Chueca: eso de ser gay con orgullo.

Dos travestís cantando en Chueca

El sábado tuve que hacer un pequeño viaje y no fui al desfile del Orgullo Gay 2008 en Madrid. Me dice mi hija menor que el gentío fue espantoso. Algo vi en los noticieros. Pero volví el sábado en la tarde. Chueca estaba ya más calmada y grata para transitar. De todos modos, en los dos núcleos principales de actividad: la Plaza de Chueca, la de Vásquez de Mella y la confluencia de las calles Pelayo y Augusto Figueroa, los templetes seguían en pie y la actividad musical continuaba muy viva.

Unos días antes, mi hija mayor me había estado hablando sobre el asunto del orgullo gay, que no le quedaba claro. A mi tampoco. ¿Qué era eso de “orgullo gay“? Quizás en Chueca, mirando un poco mejor, encontrase la respuesta.

(Nota: puedes ampliar las imágenes que siguen pulsando sobre ellas)

¿Acaso es un orgullo para alguien decir que es gay, o lesbiana? Ya se que en los tiempos en que vivimos no están claros los límites de lo que debe tomarse como normal y lo que no. Porque, hasta ahora al menos, lo normal o natural era no serlo. Entonces, de seguir las cosas así, los que deberíamos sentir orgullo ―si acaso el hecho lo mereciera― seríamos los heterosexuales.

Calle de ChuecaCuando vemos a las personas durante momentos en que pueden disfrazarse de algo y ocultar su identidad, o de justificarse, se observa un comportamiento peculiar en muchas de ellas. Algunas, debido a un exceso de euforia, otras por que se “liberan” o porque el alcohol desbloquea sus inhibiciones, y otras por motivos diferentes, dan rienda suelta a conductas alocadas en extremo, ostentosas y exhibicionistas. Pueden verse durante los carnavales de Brasil, los de Tenerife y los de tantos sitios, así como en nightclubs y discotecas. Durante estas marchas del orgullo gay pueden observarse también algunas de esas mismas conductas, que, en el caso de los homosexuales, usualmente asociamos con las propias “locas”, las propias mariconas. Pero, al igual que en los carnavales o discos las conductas extrañas no indican que todas las personas lo sean, tampoco en estos carnavalitos de los desfiles gay, todos esos marchosos alocados y derrapados describen el modo de ser natural de los gays y lesbianas.

Acostumbrado a observar a los animales, y a comprenderlos sin necesidad de intermediar palabras, también me gusta observar a las personas. ―Quizás deba aclarar que, en todos los test de aptitud, vocación y capacidad, la psicología me puntuaba de primera, pero me desaconsejaron dedicarme a ella clínicamente por que soy demasiado empático.―

En Madrid en general, y particularmente en Chueca, tanto durante estos días como en los ordinarios, he podido analizar el comportamiento usual de este colectivo de personas. Cada quien con sus opiniones, pero yo pienso que en nada difieren de los heterosexuales. Los gays son personas tan iguales como cualquier otra, que quieren vivir en paz y armonía, respetando y siendo respetados en sus gustos y necesidades. Ese “orgullo gay” no es, me parece a mi, un sentimiento que pretenda ser diferenciador en modo alguno. Quizás “orgullo” no sea la palabra más acertada, pero si que puede describir lo que deben sentir ellos ahora que, en muchas partes del mundo, comienzan a vivir en un ambiente más abierto y tolerante. Porque, en lugar de esconderse de inquisidores, en lugar de permanecer apolillándose en la oscuridad de un armario, pueden levantar la cabeza con orgullo y mirar a los demás a los ojos, sin temor a ser insultados o perseguidos.

Travestí cantando en ChuecaMuchos los ven solamente con tolerancia, que no necesariamente quiere decir aceptación; mucho menos, comprensión. Otros nos esforzamos en tratar de entenderlos y comprender sus sentimientos. Para eso, pienso que lo mejor es hablar con ellos, convivir y observarlos en su vida diaria, como bien lo hacen los vecinos del barrio de Chueca, que no es propiamente un barrio gay. Es una céntrica zona madrileña como cualquier otra, en donde viven familias como las demás. Que se hayan agrupado allí un significativo número de personas de tendencia homosexual, me parece que es una circunstancia tan normal y lógica como la que ha dado paso a los barrios de gitanos, de chinos, de rumanos, de italianos, de gallegos, de franceses, etc. Las personas van tratando de hacer sus vidas en aquellos sitios en donde encuentra a otros iguales, porque solo así están seguros de que serán comprendidos como seres humanos, y respetados sus gustos e individualidades.

Hay algunos que conozco de casi toda la vida y que terminaron manifestándose gays. Siguen siendo mis amigos. Cada quien con sus opiniones, como ya he dicho. Pero yo pienso que no son una plaga, ni una enfermedad, ni tampoco cosas raras; no son seres pervertidos: son personas como tú y como yo, y que, como tú y como yo, tienen sentimientos, quieren, aman, ríen, se divierten y sufren también. ¿Que sus inclinaciones sexuales son distintas? Bueno, en España no es un delito ser homosexual.

Travestí en ChuecaEn el pequeño templete armado en la estrecha confluencia de las calles Pelayo y Augusto Figueroa, un grupo de travestís hicieron las delicias de los concurrentes, doblando conocidas canciones que eran correadas por el público. Algunas de ellas lo hicieron tan bien que era difícil notar el playback. Chumina Power y La Globos, creo que son algunos de los nombres artísticos de estas guerreras, que no puedo relacionar con sus respectivos personajes. Como todo, algunas resultaban bien agraciadas en su transformación hacia la apariencia femenina, como podrán apreciar, mientras que tampoco faltó quien no tenía arreglo posible, ni como hombre. Pero, en fin, de gustos y colores…

Travestís en ChuecaY no faltaron las que parecían más bien músicos de Heavy Metal, sacadas de una carátula de Iron Maiden, o que acabaran de desembarcar de una nave galáctica Klingon. Travestís, homosexuales, bisexuales y heterosexuales se divirtieron juntos por unos días. Rieron, gritaron, cantaron, corearon, bebieron cerveza por barriles y, en suma, se divirtieron, sin que a unos les importara ni molestara lo que hacían los otros, que era lo que contaba. Y nadie se negaba a una foto, sobre todo si se la envías luego por email.

Supongo que para el barrio, económicamente la semana fue buena. Porque con un tarantín de venta de cerveza de sifón, montado en las aceras frente a cada negocio y a cada portal, vendiendo la caña a tres euros, en vaso de plástico y sin acompañamiento, cuando por la mitad y menos te la sirven en los bares y tascas acompañada con una buena tapa, debe haber sido muy buena ganancia.

Les dejo esta nueva tanda de fotos, espero que las disfruten. Y si visitan Madrid no dejen de darse un garbeo por Chueca.

Dia del orgullo gay 2007, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2007, Chueca, MadridTravestís cantando en Chueca, Madrid.Travestí cantando en Chueca, Madrid.Travestí cantando en Chueca, Madrid.Travestí cantando en Chueca, Madrid.Travestí cantando en Chueca, Madrid.Travestí cantando en Chueca, Madrid.Travestí cantando en Chueca, Madrid.Travestí cantando en Chueca, Madrid.Travestí en Chueca, Madrid.Travestí en Chueca, Madrid.Travestí cantando en Chueca, Madrid.Travestí cantando en Chueca, Madrid.Dia del orgullo gay 2007, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2007, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2007, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2007, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2007, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2007, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2007, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2007, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2007, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridTravestí cantando en Chueca, MadridTravestí cantando en Chueca, MadridTravestís cantando en Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, MadridDia del orgullo gay 2008, Chueca, Madrid

Y les dejo también un pequeño clip de vídeo de una de las actuaciones. Lamento no haber estado preparado para tomar vídeo, solo fotos. Pero, a pesar de la mala calidad de este, empeorada por cierta distorsión, ya que tuve que rotarlo del formato vertical al horizontal, supongo que este servirá para que se hagan una idea. si alguien tiene uno mejor, puedo incluirlo.

Artículo relacionado: Madrid, Chueca y orgullo gay.

Esta entrada fue publicada en Gente y lugares, Madrid y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Chueca: eso de ser gay con orgullo.

  1. Pingback: El guardián del faro

  2. Ari dijo:

    Me impacto la primera imagen.. es dantesca!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *