Cinco cosas, que quizás no sabes de mi

el autorVaya encarguito que me ha dado María, y que ella recibió de Manuel. Nada menos que decir cinco cosas que la gente, probablemente, no sepa sobre mi. ¿Qué sería de un pisciano si no tuviera secretos que guardar solamente para sí? Yo creo que perdería mi estabilidad emocional. Porque el asunto es que:

1. A diferencia de María, no me gusta hablar sobre mi. No tienen idea de los meses y la cantidad de borradores que utilicé para escribir la paginita “Autor”. Y me parece que puse demasiado.

2. Yo no creo en las “cadenas”. Las muchas veces que me llegó alguna terminó incinerada. No me importó si, como es costumbre en esas cosas, me aseguraban todos los males del mundo de no seguirla. Aquí sigo.

3. Pero bueno, ¿cómo se le hace? Por un amigo yo podría hacer casi cualquier cosa. Por una amiga no se hasta donde llegaría.

4. Y esto lo aseguro, no sin aclarar que soy un serio empedernido con vocación de bromista y un tanto burlón. Me encanta estar entre gente alegre, porque para seriedades basta con la mía. No me refiero a los que son alegres a fuerza de tragos.

5. La petición venía de María, así que era para tenerlo en cuenta, aunque el origen fuera de otro. Aunque, por lo general, en algunas cosas yo no paro mientes en orígenes, pelos ni colores, por lo que no tengo nada en contra de los cochinos negros esos. Por algo será que los jamones de pata negra son los mejores, sean de cerdo Ibérico o no. Y aunque la carne de marrano no me va bien, hago una excepción, porque, al fin y al cabo, el jamón serrano no es puerco, es alimento de dioses. ¡Y no les cuento lo que hace una buena morcilla asturiana en un cocido!

Ya resuelto lo de esos cinco comprometedores, creo oportuno mencionar que…

no estoy del todo claro en lo que son los memes, y no me he ocupado de averiguarlo. Porque así como no sigo cadenas, tampoco suelo aceptar esas clase de encargos de pasar el testigo que vienen de y que va a. ¿Poco sociable, no?

Una vez estuve a punto de prometerme a mi mismo no caer en estas cosas. No hago promesas, a menos que esté totalmente seguro de que puedo cumplirlas. ¿Y cómo estar 100% seguro? Además, ¡el hombre es tan débil en sus propósitos! ¿Pero cómo hacía para escaparme del enredo, viniendo de quien venía el encargo, sobre todo después de lo que digo en el punto 3º?

Pero me vino a la mente ese conocido soneto, que uno ve cuando se estudia a Lope de Vega, allá en el bachillerato, para mí tan lejano como a 41 parsecs de distancia, y que dice así (1):

Un soneto me manda hacer Violante
que en mi vida me he visto en tal aprieto;
catorce versos dicen que es soneto;
burla burlando van los tres delante.

Si él pudo hacer un soneto por encargo, yo no podía ser menos en algo mucho más sencillo, y además en prosa. No se que opinarán del resultado, pero creo que:

Burla a burlita y burlando,
aunque en tono cortés,
poco a poco le fui dando
al pedido de María,
el que en principio aseguré
que por nada lo haría.

Pues ahí queda.

(1) El soneto que mandó hacer Violante.

María. Marylohaan
Manuel. Mangas Verdes.


Icono Home


On this day..

Esta entrada fue publicada en Cosas de la web, General. Guarda el enlace permanente.

3 Respuestas a Cinco cosas, que quizás no sabes de mi

  1. Curiosa dijo:

    Cada vez me caes mejor jejeje que linda persona se ve que eres.
    Un saludote navideño 😉

  2. 1.- Vamos hablando de nosotros cada vez que escribimos.
    2.- No hay libertad sin cadenas, es la libertad rodeo, que va dando la cadena. (Jarcha).
    3.- Los afectos online, se van trabando poco a poco.
    4.- Decía Don Miguel, el del Quijote, que el verdadero humor consiste en reírse de las situaciones serias.
    5.- La cocina con buen sabor y buen aroma es tentadora, aunque no sepamos de donde vienen los ingredientes, ni quien es el autor de la receta.

    Espero que tenga felices días, yo voy a mirar “El Gordo”, no vaya a ser que sea rica, y esté aquí en la internete sin saberlo.
    Saludos cordiales.

  3. elsatiricon dijo:

    A seguir con ese buen humor, guardian del faro o de la sonrisa. Bravo por esos versos a María. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *