Día mundial de la diabetes

DiabetesCon el eslogan Diabetes: somos distintos, somos iguales, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la International Diabetes Federation (IDF) han elegido el día de hoy para la celebración del Día Mundial de la Diabetes.
Este trastorno afecta ya a más de 180 millones de personas en todo el mundo, y es el causante de más de un millón de fallecimientos anuales.

En España, la diabetes es la enfermedad que se sitúa a la cabeza del gasto sanitario

El control deficiente de la diabetes está directamente relacionado con la aparición de numerosas complicaciones como la ceguera, provocada por la retinopatía diabética, o diferentes trastornos digestivos y cardiovasculares. Por este motivo, la patología se sitúa a la cabeza de la lista de enfermedades que más costes originan.

Por si fuera poco la cantidad de muertes que esta enfermedad ocasiona, es también la principal causa de amputaciones. Entre el 40 y el 70 por ciento de las que se realizan en extremidades inferiores son atribuidas a la diabetes. Cada 30 segundos una persona sufre la pérdida de un miembro inferior en algún lugar del mundo como consecuencia de esta enfermedad.

En Asturias la diabetes afecta la vida de unas 90.000 personas mayores de 30 año. Cada año 7.000 asturianos se convierten en diabéticos, pasando a depender, buena parte de ellos, del pinchazo diario de insulina.

Lo peor es que sólo la mitad de los que sufren la enfermedad se reconocen enfermos. Eso implica que unos 45.000 asturianos ignoran que su páncreas tiene dificultades para producir insulina y controlar los niveles de azúcar en el organismo, lo que en opinión de los expertos “es una peligrosa bomba de tiempo“.


Icono Home


Esta entrada fue publicada en Divulgándolo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Día mundial de la diabetes

  1. noxeus dijo:

    Enfermedad de triste recuerdo que como bien dices provoca trastornos cardiovasculares y que a mi me dejó sin madre.
    En mi blog, hablo de amputaciones, pero en plan ficción y como
    riéndose, pero sin reirse, de lo que no deberíamos reir.
    Un tanto mudo, pero te leo, te busco y te encuentro. ¿que mas se puede pedir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *