Haití, unión macabra de miseria y dolor

Mapa de HaitiRecuerdo con placer haber navegado un par de veces por el Pasage de los vientos (Windward Passage). La primera fue una maravillosa noche de un mes veraniego de 1970. No había brisa, el cielo estaba completamente estrellado y la luna lucía radiante a poca altura sobre el horizonte. Regresábamos de Nueva Orleans rumbo a Maracaibo en un buque carguero.  Cerca ya de Pointe Fanchon se presentó a mi vista una basta extensión de agua llena de luces de navidad. Eran una incontable cantidad de botes que pescaban en la noche y que nos obligaron casi a zigzaguear entre ellos. Fue una grata imagen que se quedó en mis retinas.

imagen de cadaveres en HaitiLas imágenes que ahora veo en los noticieros sobre la tragedia ocasionada por el terremoto en Haití, ese caribeño y casi paradisíaco pedazo irregular de tierra aferrado como una garrapata en el oeste de la República Dominicana, considerado [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] son como para que se le caiga el alma al suelo a cualquiera. Es la unión de la miseria y el dolor. Me cuesta trabajo creer que se diga que es el país más pobre de América. Porque, por más pobre que sea un país, aún cuando su población viva en la miseria más profunda, la historia nos dice que nunca faltará el dictador de turno que logrará explotarlo y hacerse millonario.

A obtener ese nada deseado récord de ser el país más pobre de América contribuyó con un empeño y una perseverancia dignas de mejor propósito,  el gobierno dictatorial del reyezuelo Jean Claude Duvalier  (Papa Doc),  mantenido en el poder desde 1957 con ayuda miliar y económica de USA, eternizado luego en su hijo Jean-Claude Duvalier (Nene Doc) (1971-1986). Total, que el país más pobre de América [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE].  ¿Será este nuevo derramamiento masivo de sangre el punto final para aplacar a sus dioses, o aún faltará más?

La historia política de Haití después de la dinastía Duvalier ha sido una sucesión de torpes gobernantes puestos y depuestos, quienes no han sabido que hacer ni con ellos mismos, mucho menos con el pueblo y la continuidad de su miseria. Los EEUU han tenido una buena cuota de responsabilidad en la miseria de Haití, al igual que todos los países que lo permitieron, porque tan responsable es el que hace como el que permite.

imagen de la devastacion en HaitiObama no podrá devolver a los haitianos las vidas perdidas en esta catástrofe; pero, ahora que [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE],   creo que después de pasar las maquinarias pesadas y remover los escombros tendrán una tabla rasa para comenzar a levantarlo desde cero.  Si Obama lo quiere puede contribuir con mucho a mejorar la calidad de vida futura de ese pueblo, para que Haití deje de ser el país más pobre de América. Porque ahora ha pasado a ser el país más devastado de América. Donde hace poco había tan poco, ahora no hay nada de nada; tan solo queda gente deseperada por sobrevivir.

Nota: La segunda y tercera foto han sido sacadas de la galería de imágenes del diario 20minutos.es, por Eduardo Muñoz/REUTERS.

On this day..

Esta entrada fue publicada en Divulgándolo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *