La obesidad infantil es culpa de los padres

Niños con exceso de peso comiendo en McDonaldsPor los adultos ya afectados de obesidad se podrá hacer algo o no. Todo dependerá de que ellos quieran superar su problema… si acaso llegan a verlo como un problema al que tienen que poner freno. No olvidemos que todos los obesos terminarán siendo diabéticos y que los diabéticos… etc., etc., etc.

¿Pero qué hay de los niños? Me parece especialmente alarmante que España tenga la tasa de obesidad infantil más alta de toda la Unión Europea.   De todas las provincias, Galicia es la comunidad con más niños obesos,  casi uno de cada tres, proporción que duplica la media española. El caso es que no lo son por culpa de exceso de  calderadas de mariscos, pulpo o empanada  gallega, sino por la denominada comida chatarra y el ocio sedentario. La tasa gallega sólo es superada en el mundo por la de Estados Unidos de Norteamérica y el Reino Unido.

Cuando veo todos los problemas actuales con los adolescentes españoles (fracaso escolar, acoso escolar,  violencia contra los profesores y contra los propios padres, irrespeto por las figuras de autoridad, baja autoestima, anorexia y bulimia u obesidad, etc.)  no puedo dejar de pensar que lo que está fallando a nivel primario es la educación familiar.

Si leo que un niño de pocos años tiene obesidad mórbida por comer en exceso todo lo que le ha dado su real gana, sé perfectamente que el responsable no es el gobierno, los profesores o el director del colegio,  sino los padres. Aunque quizás sí que haya algo de responsabilidad por parte del Estado, al no haberles quitado la custodia del niño a tiempo.

España presenta un cuadro de obesidad de un 16,1% entre menores de 6 a 12 años de edad.   Porque, aún en la época de ilustración en que estamos muchos no han superado ideas de los siglos pasados:

Para muchas familias, el tener un hijo gordito, mofletudo, y lleno de pliegues es todo un logro, una señal de que el niño está bien, fuerte, y lleno de salud.

Uno de los tantos casos en España, quizás el más sonado por lo mediático, ha sido el del niño con obesidad mórbida de Ourense.   El de este niño representó una batalla legal en los tribunales, que puede haber servido de ejemplo. Otros niños terminan en la morgue, como el niño de cinco años aquejado de obesidad mórbida [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] hace ya tiempo.   Al parecer no ha sido el único ni será el último.

Definitivamente, esta es una epidemia mundial. Leo en diario El Correo, de México que con base en un estudio de salud realizado por la Secretaría de Salud del Estado de Guanajuato: De un millón 177 mil 91 alumnos de educación básica que se pesaron y midieron para diagnosticar su condición nutricional, 92 mil 159 tienen obesidad mórbida.

En los Estados Unidos de Norteamérica la situación es aún más alarmante.

Temas de interés:

Los recién nacidos que suben rápidamente de peso terminan siendo adultos obesos
La esperanza de vida de los niños podría ser ya menor que la de sus padres

Imagen: La imagen que incluyo rueda por numerosos sitios, yo la tomé vía periodistaescolar.com.

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a La obesidad infantil es culpa de los padres

  1. Perín dijo:

    “Si leo que un niño de pocos años tiene obesidad mórbida por comer en exceso todo lo que le ha dado su real gana, sé perfectamente que el responsable no es el gobierno, los profesores o el director del colegio, sino los padres”.

    ¿Qué más puedo añadir? No hace falta “caer” en la obesidad mórbida para darse cuenta de que no puedes alimentar a tu hijo de caca y ,cuando llega el problema, echa-y la culpa a ZP (o el q sea) porque tienes una gotera en casa. Me crispa los nervios. A lo de siempre: Un buen platu lentejes, (absorben éstas mucha Vit.C y viene bien una naranja después o ponelas con pimientu o similar) y,oiga, como dios,que se diz. No soy objetiva: Les lentejes son mi debilidad,jeje.
    Y nunca me cansaré de decir: Esos padres son la generación anterior a la mía,incluso,la misma,con lo cual,más difícil me parece de entender,porque no fuimos nosotros los hijos de la bollería industrial,sino los de ahora.

    Un saludo!!!

    🙂

  2. guardafaro dijo:

    Te acompaño en lo de las lentejas. No puedo decir que sean mis favoritas absolutas sobre otros granos, pero nunca las rechazaría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *