La verdad oculta

señalizacionesEn los medios cabalísticos, esotéricos y del ocultismo, se habla de la fuerza del verbo. Se dice que hay palabras que, conociéndolas y pronunciándolas en la manera correcta, pueden lograr cosas increíbles. Son verdades ocultas. Pero, adicionalmente, para que funcionen se requiere del conocimiento exacto de su verdadero significado y propósito. Y hay frases que están ahí escritas, desde siempre, en cualquier pared, en cualquier cueva, en cualquier catacumba. Pueden ser leídas, pero muy pocos logran interpretar su significado y develar el misterio de la verdad que ocultan.

Y hay frases que encierran un enorme conocimiento personal, pero cuyo significado real fue disfrazado con otras connotaciones más mundanas. El conocimiento que encierran no puede ser desvelado por el mero razonamiento; hay que acudir a la comprensión, pero la intuitiva.

Nada se destruye, todo se transforma. En principio, esa frase se presenta como un hecho irrefutable de la física, en cuanto a la preservación de la energía. Pero es lo que yo llamo la apariencia mundana tras la verdad oculta.

Lo que es del cura va para la iglesia. Otra apariencia mundana, que oculta el verdadero sentido.

Si amas a alguien, déjalo ir; si no regresa es que nunca fue tuyo. Es otra más.

El hecho es que nadie nos puede quitar aquello que, por derecho de vida nos corresponde. Todo lo que perdamos o nos quiten, es porque no nos pertenecía. Porque, todo aquello que, perteneciéndonos en ley, se pierda o nos quiten, regresará a nosotros de una u otra forma. Claro que no necesariamente habrá de regresar en la forma que pensamos ―principio de la conservación de la energía―

La verdad oculta a la que me refiero está escrita de diversas maneras, siempre ha estado ahí. Podrán aplicar el raciocinio para su comprensión mediante el esfuerzo intelectual, pero el verdadero significado viene por vía del entendimiento primigenio, el que no necesita de explicaciones ni esfuerzos, el conocimiento intuitivo.

Nadie te podrá quitar lo que es tuyo.

Quien reciba el fogonazo iluminador lo entenderá… y cambiará su vida. Pero no será antes de que esté listo para utilizarlo. Y yo no tengo intención de seguir aclarando más esto.


DRAE. (Si de algo les sirve)
Comprensión: (De comprehensión).
2. f. Facultad, capacidad o perspicacia para entender y penetrar las cosas.

Entendimiento:
1. m. Potencia del alma, en virtud de la cual concibe las cosas, las compara, las juzga, e induce y deduce otras de las que ya conoce.
~ agente.
1. m. En el aristotelismo, y posteriormente en el averroísmo, el que ilumina las cosas y las hace inteligibles.

Intuición. (Del lat. mediev. intuitĭo, -ōnis).
1. f. Facultad de comprender las cosas instantáneamente, sin necesidad de razonamiento.
4. f. Fil. Percepción íntima e instantánea de una idea o una verdad que aparece como evidente a quien la tiene.

Tema relacionado: El enemigo interno.



Esta entrada fue publicada en Filosofía y religión. Guarda el enlace permanente.

5 Respuestas a La verdad oculta

  1. Erunyauve dijo:

    El principio de conservación de la energía es completamente cierto, hace tiempo llegue a la misma conclusión de que todo lo que la vida me ha quitado me lo ha devuelto con creces de mil maneras diferentes. ¿Parece una especie de justicia divina no?
    Muy buen post, de esos que hacen pensar y sentir a la vez.

  2. Parece que hoy necesitaba leer algo así. La calma y la paz acompañan este escrito.
    Gracias por compartir tu aprendizaje.

  3. Arturo R. Pasarón dijo:

    El problema mayor de la verdad, es su manipulación en perjuicio del prójimo; Cuando al identificarla, buscamos la manera de evadir su rigor de ejercicio: Por comodidad y conveniencia, usandola contra los más inocentes e incautos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *