Torturando a un toro

toro.jpg El día 31 de agosto leí un artículo en el diario 20minutos, y desde entonces no ha dejado de darme vueltas en la cabeza. Tiene que ver con una de esas que algunos llaman “tradiciones culturales”.

El llamado Toro de la Vega se celebrará en Tordesillas (Valladolid, España) dentro de las fiestas de La Peña. Se trata de una tradición en la que un toro es perseguido por individuos a pie y a caballo que le clavan lanzas hasta que el toro desfallece. Una vez inmóvil, el toro es apuñalado hasta la muerte.

Jaquerito es el nombre del toro que, este año, le ha tocado la desgracia de ser sometido a esa tortura, para satisfacer a una poblada irracional. ¿Por qué siempre, en estas cosas, tendrá que estar involucrado un santo? Y pensar que uno se puede encontrar en cualquier barra del bar con uno de esos individuos, y confundirlos con personas normales.

Pero, afortunadamente, los hay con un mayor nivel de sensibilidad y conciencia. Desde la Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (ANPBA), propone varias vías a la Junta, para que la fiesta se quede en un encierro o, en última instancia, sea ilegalizada. ANPBA informó de que ha mantenido una reunión en el despacho del director general de la Agencia de Protección Civil e Interior, Luis Aznar, y ha presentado un escrito en el que ha solicitado a la Junta “que se actúe efectivamente a fin de que el trato inferido al toro en dicho espectáculo se adecúe a los criterios ‘humanizadores’ establecidos en el año 1966″.

Ver noticia completa:
Piden a la Junta de Castilla y León la ilegalización del toro de la Vega en Tordesillas, en Valladolid


ACTUALIZACION: No se evitó, tampoco hubo regulación humanizadora de ningún tipo. El “espectáculo” se llevó a efecto como todos los años, aunque no fue Jaquerito, sino Rompesueños el toro sacrificado. Murió alanceado, tras 45 minutos de acoso, no sin antes llevarse a uno entre los cuernos. El alcalde de Valladolid reconoció que:

“Es un espectáculo sangriento, no lo vamos a ocultar, pero es difícil luchar contra una tradición castellana de cinco siglos”

Noticias relacionadas: 1, 2, 3.

ACTUALIZACION: Aún siguen afirmando muchos que el toro de lidia no sufre. Les dejo el siguiente enlace al interesante post con un cuento antitaurino, el toro si sufre. Y este análisis veterinario, en el que explican Porqué el toro si sufre. Saquen sus conclusiones.



On this day..

Esta entrada fue publicada en Mis protestas, Protección animal y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 Respuestas a Torturando a un toro

  1. Erunyauve dijo:

    Realmente nauseabundo, en estas ocasiones me avergüemzo de ser española, y espero de todo corazón que lo prohiban.
    Saluditos

  2. yolijolie dijo:

    El mérito del que se acerca a las astas del animal vanagloria al artífice por su valentía pero el orgullo del que banderilla al toro entre la ovación de los que lo aplauden, baña de humillación, tristeza e indignación la verdadera naturaleza de su ejecución: un maltrato animal sin parangón.

  3. Luis Amezaga dijo:

    Vamos evolucionando, pero sin prisas 🙂

  4. noxeus dijo:

    Hola Alfredo, ¿como andamos?
    A mi lo que mas revienta, son las argumentaciones que casi siempre hay que escuchar alrededor de estas cosas:
    Es una tradición y como tal hay que conservarla. Manda huevos !!
    Si tuvieramos que convivir con las tradiciones, podríamos retroceder hasta algunas bien curiosas:
    Sacrificar a los niños, como los cartagineses
    Enterrar los muertos en el salón de la casa como los prehistóricos.
    Cortar el clítoris a las niñas, devorar el corazón de nuestro enemigos o aplicar la retrograda ley del talión o cortar la mano de los que votaron a nuestro contricante politico.
    En fin, como siempre acabo diciendo:
    Solo somos unos homínidos en proceso de humanización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *