¿Qué lector de libros electrónicos, eReader, compro?

un eReader PapyreLo primero que tienes que preguntarte antes de ponerte a mirar dispositivos lectores de libros electrónicos, conocidos como eReaders (queda más corto para escribir) es: ¿para qué lo quiero? Y no vayas a responder: solo para leer libros. Déjame abrir un poco tu mente, y ofrecerte alguna otra perspectiva.  Vamos a considerar 10 puntos necesarios para cribar un poco tu selección.

1.- ¿Piensas navegar por Internet, consultar muchas casas editoras de libros y librerías? ¿Estás pensando en leer con él la prensa diaria online?
Si tu respuesta es SÍ, entonces búscate una tablet con un buen antivirus, no un eReader. Estos son lentísimos para navegar por la Web. Ten en cuenta que los procesadores que utilizan suelen estar apenas entre los 400 MHz y los 530 MHz. Aunque ya están saliendo con procesadores de 800 MHz como el modelo Cervantes 2 de BQ. Si no hubiera sido porque no me gustó el joystick de control, lo hubiera considerado una opción para mí.

2.- ¿Quieres poder leer tumbado en la arena de la playa, subiendo en el telesilla para esquiar, en un descanso en tu ruta de senderismo, en la espera de la parada del bus o en cualquier parte del mundo exterior?
Si tu respuesta es SÍ, ya sabes que una pantalla TFT no te servirá, puesto que produce muchos reflejos. Así que apúntate a las pantallas de tinta electrónica. Son una delicia. Ni te enterarás de que no tienes un libro de papel entre las manos, a no ser por el menor peso. Eso sí, asegúrate que sea una pantalla de tinta electrónica que te de 16 tonos de grises, que te darán un mejor contraste, porque están vendiendo algunos apenas con 8 tonos de grises.

3.- ¿Necesitas conexión a Internet?
A menos que no tengas una PC para acceder a las descargas de librerías, actualizaciones de firmwere para tu dispositivo (si, una putada, es cierto), y esas menudencias, entonces ya te lo digo yo: no la necesitas para nada.  Porque si tienes una PC, puedes hacer todo eso con mayor rapidez y comodidad, y luego pasarlo al eReader.

4.- ¿Quieres escuchar música en él mientras lees tus novelas, tus libros técnicos o el texto de biología?
¿Sí? Pues bien. La duración de una carga de batería en un eReader puede durar mucho, muucho tiempo, si tan solo lees. Porque las pantallas de tinta electrónica consumen energía tan solo cuando pasas página. Por eso es que la duración, de una carga de batería, algunos fabricantes te la dan en semanas de batería o en número de páginas pasadas. Por ejemplo, una batería de Li-Polymer 1.500mAh podría darte hasta unos 12000 pasos de página. Vamos, que puedes leerte «La caída de los gigantes» casi ocho o diez veces, sin recargar. PERO escuchar música consume mucho, muuucho, y apenas te durará unas pocas horas. Tú decides. Sí, no importa si el dispositivo que te gusta viene con reproductor de MP3, tú decides si lo usas o no. No te van a hacer un descuento.

¿Ves? Ya estamos más claros: Un eReader con pantalla de tinta electrónica, sin WiFi y sin MP3. Ya tenemos algo para empezar.

5.- ¿Eres de los que te gusta resaltar con distintos colores los párrafos de los libros que lees, y colocar notas y comentarios marginales?
Si la respuesta es SÍ, entonces necesitas un eReader que permita tomar notas, con lo que la cantidad de todos los disponibles en el mercado se te reduce a una media docena. Si no necesitas nada de eso, tu posibilidad de selección será mas amplia.

6.- ¿Teclado físico tipo QWERTY o pantalla táctil con teclado virtual?
Sí, ya sé que me dirás también que si no piensas tomar notas, entonces, ¿para qué quieres el teclado? Si has pensado eso, ya te digo: estás pez en esto de los eReaders.

dispositivo ereaderAunque no vayas a escribir notas ni necesites calendarios ni nada de eso, quizás necesites realizar búsquedas en el diccionario que trae el eReader, o que debiera de traer. Pero, aunque no sea así, querrás buscar un título dentro de los 1000 libros que traen instalados muchos de esos cacharros. O una búsqueda dentro de la novela que estarás leyendo, o ir a una página determinada.

Te diré algo. He probado durante una semana un eReader que no tenía ni teclado físico ni virtual, porque no era de pantalla táctil. No encontré la forma de ir a un capítulo del manual. Para ir al capítulo 15 tenía que pasar, una a una, todas las paginas. Para indicar que quería ir a la página 450 de la novela, tenía que seleccionar en una columna lateral que se desplegaba, y me iba mostrando números de diez en diez. Para una búsqueda en el diccionario, había que ir seleccionando, de forma similar, letra por letra y… Mejor ni sigo porque vuelvo a calentarme recordándolo. Fue más molesto que una piedra en el zapato o, como dicen los angloparlantes “a pain in the ass”.

En consecuencia, y resumiendo: que tu dispositivo tenga teclado, sea físico o sea virtual por medio de pantalla táctil. Me lo agradecerás.

7.- ¿Pantalla táctil o un teclado físico? ¿Cuál elegir?
Fuera del hecho de que algunos dispositivos lectores de libros electrónicos puedan tener un teclado físico, además de una pantalla táctil en la que puedes, por medio de un lapicillo especial, escribir notas manuales como si fuera una agenda Palm, una solución u otra depende ya de los gustos particulares.

Yo prefiero un teclado físico, aunque eso signifique que el tamaño del eReader sea algo más largo. Pero me evito, en algún futuro, que la pantalla se desincronice y tenga que pasar por el proceso de volver a calibrarla. En una agenda Palm no es nada sencillo. En este enlace puedes leer como calibrar la pantalla de un BQ Avant para que te sirva de referencia. Afortunadamente no es tan difícil… para mí.

Muchos prefieren también el teclado físico, porque no pierden espacio de lectura en la pantalla. Suele ser del gusto de los adictos a escribir en su bola de presidiario, quiero decir, su Blackberry y teléfonos móviles similares.

Pero hay otra consideración. Las pantallas de tinta electrónica, hoy por hoy, son elementos muy delicados. Lee bien: muy delicados, muchísimo más que tu teléfono móvil de pantalla táctil, muchísimo más que una tableta de pantalla táctil TFT. Un golpe, una mala presión en la pantalla de tinta electrónica y al cara… A comprarte uno nuevo.

Si tú lo que quieres es que el cacharrito tenga el menor tamaño posible, manteniendo la pantalla de 6”, pues nada, fuera teclado físico y elige una pantalla táctil.

8.- ¿Funda sí o funda no?
NI SE TE OCURRA no comprarle una funda. Ni porque lo vayas a tener en la balda junto a los libros impresos de tu biblioteca, y tú nada más leas en el sofá, el sanitario o en la cama. Son dispositivos muy delicados, y se te pueden caer por accidente. La recomendación es una funda rígida. No, no estoy diciendo una funda blanda acolchada, estoy diciendo una funda rígida, r-í-g-i-d-a. Que proteja bien la pantalla contra posibles golpes y presiones. Bueno, hago una concesión a las fundas semirígidas de buena calidad.

Sobre todo las mujeres, que los meten dentro de los bolsos junto con la cámara fotográfica, el teléfono móvil, el envase del colorete, el rimel, el frasco atomizador de perfume de 100 Ml, el cepillo de pelo, el frasco de esmalte de uñas,, el paraguas y pare usted de contar cuantos peligros más. ¡Ah, esos bolsos son un mundo de sorpresas para los hombres! Bastaría una presión de un objeto duro contra la pantalla de tu eReader para que llores un largo rato.

De todos modos te doy la mala noticia. No todos los fabricantes sacan fundas específicas para sus eReaders. Como lo estás leyendo. El que yo probé no la tenía. Busqué en todas las inmensas superficies de Madrid (Media Markt, Corte Inglés, Fnac, Saturn y otros más. Nada de nada. Y me refiero a que ni siquiera fundas genéricas de fabricantes que pudieran servirle, como Case Logic y otros. Nada. Solo algunos modelos vienen en packs con funda incluída. Es una forma de que el producto parezca más económico. Porque una funda de cuero pude costarte tranquilamente 30€.

9.- ¿Qué formatos de libros electrónicos debe de admitir?
Pues mira: Pdf, ePUB, Fb2, Doc, Txt, Html, Rtf, Ppt, Pdb, Wol, Prc, Chm, Lit, Djvu, incluyendo PDF con DRM y ePUB con DRM). Muchos eReader apenas leen los formatos: PDF, ePUB, Txt, Hyml y alguno de los otros. Es suficiente. Pero si quieres llevar documentos de word (.doc), mira bien. Aunque si no los necesitas para corregirlos ni tomar notas en ellos, no veo por qué razon necesitarás llevar un manual o una novela en Doc. Conviértelos en PDF con MS Word y listo. Respecto a esto de los formatos te recomiendo mirar mi artículo anterior.
¿Formatos de imágenes? Los más completos admiten: Bmp, Jpg, Png, Gif. He visto otros que tan solo admiten formatos jpg.

10.- ¿Quieres cargador?
No, no quiero decir que los eReader vengan sin forma de cargarlos. Todos traen un cable de conexión USB para el ordenador. Es decir, que lo conectas al puerto USB del ordenador y se carga. Claro, si tienes un ordenador. ¿Lo tienes? ¿Pero tienes algún puerto USB libre? ¿Y si no lo tienes? ¿Ay, amigo! Entonces necesitas el adaptador que se conecta a cualquier tomacorrientes. Además te lo cargará en menos tiempo. Pero te piden hasta 20€ por algunos.

Te digo esto porque, si ves un eReader como el Papyre 613, por ejemplo, (una delicia de eReader) (¿se me notó?), con un precio de 190€, pero que te incluye funda y cargador, calcula que está costando solo 150€, precio similar a ese otro eReader que te dice que cuesta 149€ sin funda ni cargador, y posiblemente sin muchas menos prestaciones.  Que te sirva de referencia a la hora de comparar precios.

11.- Este punto va como un bono, por ser navidad. Si no hablas ni jota de inglés, o si adoras tu idioma español tanto como los franceses el suyo y los angloparlantes el de ellos, asegúrate de que tu eReader sea multilingüe, que el software venga en español. No, no todos lo ofrecen.

Si eres como yo, seguramente no encontrarás el eReader ideal. Es decir, que te dé todo lo que quieres, que no tenga nada de lo que no quieres y que cueste lo poco que estás dispuesto a pagar.

Pero, aunque no vayas conectarte a Internet ni te interese escuchar música, no importa si el que te gusta trae el mejor reproductor de MP3 y viene con WiFi y 3G. Con no usarlos tienes. Claro, podría ser más económico si no los trajera. Pero, en fin, hay que conformarse con lo que hay en el mercado.

¿Mis favoritos? Pues con teclado físico el Papyre 613. Pregúntale su experiencia a mi amiga Nuria y seguro que sales corriendo a comprarte uno. No, es inultil que me escribas, no te voy a dar su email ni su teléfono.

Con pantalla táctil, el BQ Avant 3. Por cierto, este último modelo lo está comercializando Fnac con su nombre.

Espero que ahora estés algo más claro. Hay unas cuantas cosas más a tener en cuenta, pero esto ya va muy largo y son ya 02:05 de la mañana.

Yo sigo pensando que estos dispositivos no son para todo el mundo, como ya lo dije en mi post anterior, y vuelvo a quedar en que ya diré los motivos, para una futura entrada.

Sobre el Kindle de Amazon, por si te interesa, hablo algo en mi entrada anterior, la que acabo de mencionar.

Fabricantes españoles de eReaders. No sé si serán todos o no.
Star TIC Innovación (Marca BQ)
Grammata-papyre
SPC Internet
Wolder Electronics

Compra productos nacionales, aunque estén ensamblados en China. De todos modos hasta los Apple los ensamblan allí. Pero, al menos, estarás contribuyendo a que no se termine de destruir nuestra economía. Recuerda que si estas empresas quiebran, más españoles irán al paro.

¡Ah, sí! FELIZ NAVIDAD.

Nota: las imágenes que utilizo son de un modelo Papyre 613 y de un BQ Avant 3, extraidas de las respectivas web de sus fabricantes, cuyos enlaces he colocado.

Actualización, 26-11-2011. Me faltó un punto interesante, encuanto al tamaño de las pantallas. Lo he subsanado mencinándolo en la siguiente entrada, en la que hago el análisis del eReader BQ Avant 3.

 

On this day..

Esta entrada fue publicada en Divulgándolo, ebooks, Software y tecnología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a ¿Qué lector de libros electrónicos, eReader, compro?

  1. Pingback: eReader BQ Avant 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *