Bosteza cuanto quieras

hipopótamo bostezandoNo faltan quienes se duermen cuando se ven en la obligación de acompañar a su pareja a la ópera o a una obra de teatro. Muchos lo hacen en plena clase, o en medio de alguna charla o conferencia. Otros logran mantenerse despiertos, no sin cierto esfuerzo y con un bostezo tras de otro. Hasta ahora, bostezar ha sido casi un sinónimo gráfico de soñolencia. Quien bosteza es porque tiene sueño.

Algunos han logrado describir bastante bien ese acto, incluso logrando hasta un tono poético.

La palabra “bostezo” encierra en sus dos primeras sílabas un torrente de oxígeno arrebatado con ansia al aire, para inmediatamente dejar escapar por entre las rendijas de esa zeta final toda la indolencia lánguida de un suspiro, ese abandono somnoliento, placentero e inevitablemente contagioso que atrapará sin remisión al pobre infeliz que cometa el error de estar cerca cuando otro se limite a pronunciarla.

Bostezar podemos considerarlo un simple acto natural de la vida diaria. Pero estando en un acto social, que se nos escape un bostezo atraerá sobre nosotros las miradas de reprobación y el dedo acusador que nos tilda de groseros. No obstante las cosas pudieran cambiar. Si eres uno de esos, parece que ya no tienes por que sentirte mal. Bosteza cuanto quieras, porque estudios recientes tratan de decir que, si bostezas, lo que estás haciendo es prestar atención.

El bostezo, lejos de ser una grosería, es una muestra de atención e interés, ya que cuando una persona bosteza no es que esté aburrido o adormilado sino todo lo contrario. Un estudio de la Universidad de Albany (Nueva York) rompe con lo que se venía pensando hasta ahora y asegura que el bostezo no estimula el sueño, sino que lo retrasa. En un intento desesperado de mantener el cerebro lúcido y despierto, el bostezo le envía aire fresco y consigue que estemos alerta.

¿Con esto pretenderán decirnos que podemos bostezar cuando queramos? Porque, así resumido, el estudio lo que parece explicarnos es el propósito fisiológico del bostezo: airear el cerebro y evitar que se adormile, o por lo menos retrasar ese momento. Entonces, bostezamos cuando nuestro cerebro quiere dormirse y nosotros lo forzamos a mantenerse alerta.

Claro que pueden haber cantidad de motivos válidos por los que nos puede dar sueño, sin ser la hora de irnos a la cama. Pero, si bostezamos reiteradamente cuando estamos conversando en un grupo, o escuchando a un conferencista, considero que continúan prevaleciendo las connotaciones asociadas, pues sigue siendo evidente que tenemos poco interés en lo que se dice; en otras palabras, el tema no es de nuestro interés, nos aburre. ¿Que no? Pues que en ese momento salga de una enorme tarta una despampanante danzante desnuda, y ya veremos si la somnolencia no desaparece como por arte de magia, y nuestro cerebro queda de lo más lúcido. ¿O no? El tema ahora si es de nuestro interés.

Entonces, para los efectos de las normas de educación social, no creo que lo importante sea saber que el bostezo airea el cerebro en un intento por mantenerlo despierto, sino las causas por las que tenemos esa soñolencia o aburrimiento que obligan a nuestro sistema fisiológico a bostezar. Son ellas las que determinarán si, en ese momento, actuamos en forma grosera o no.

Fuentes:
Primera cita: Post El bostezo.
Segunda cita: El periódico de la Farmacia. Año 3 Nº. 40. 2ª Quincena/Septiembre 2007 Madrid.

On this day..

Esta entrada fue publicada en Cosas diarias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 Respuestas a Bosteza cuanto quieras

  1. Luis Amezaga dijo:

    Ya puede salir lo que quiera de la tarta, cuando tengo sueño, a dormir 🙂

  2. Erunyauve dijo:

    Una tarta toda para mí? y de chocolate? eso si me quitaría el sueño…creo que me fui del tema no? y bostezar, si me sale..pues me sale y que le vamos a hacer….por cierto también dicen que bostezamos cuando tenemos hambre, y lo corroboro uuuuuaaaaaa…perdon!

  3. Goathemala dijo:

    Yo bostezo muy muy poco, casi nunca y las pocas veces que lo hago es porque alguno a mi lado me lo contagia . Jamás pensé que diera para tanto…


    Saludos.

  4. Goathemala dijo:

    …pero juraría que por muy fisiológico que sea el estudio yo, cuando bostezo, tengo sueño.

  5. Pingback: meneame.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *