Conociendo la hora de tu muerte

el gato oscar

Las capacidades perceptivas de los animales no dejan de asombrarnos a medida que las vamos descubriendo. Los perros, por ejemplo, no solamente nos han demostrado hasta la saciedad que, gracias a su olfato, pueden rastrear objetos y personas, así como detectar una enorme diversidad de sustancias, aún estando encubiertas, desde drogas hasta explosivos. Pero van más allá, detectando situaciones que se pensaba que no estaban asociadas a olores, como el caso de tejidos cancerosos y otras enfermedades, o reconocer, con antelación, que a su dueño le va a dar un ataque cardíaco o epiléptico.

Conocemos igualmente la general percepción animal para detectar la inminencia de desastres naturales, como terremotos e inundaciones, al lograr captar las vibraciones que los preceden y anuncian . Pero también hay viejas historias, de las que se pensaba que no eran más que leyendas urbanas, de perros y gatos que han percibido la presencia de anomalías magnéticas, así como otros fenómenos más que, para el ser humano, caen dentro de lo paranormal y extrasensorial.

En estos días, reflexionando sobre el temor que la posibilidad de la muerte causa en la mayoría de las personas, recordé algo. Hace un par de meses leí el artículo que hablaba de Oscar, el gato que lograba percibir y predecir, con horas de anticipación, la inminencia de la muerte de los internos de un geriátrico en USA.

Cuando el gato tenía cerca de seis meses, el personal notó que “Oscar” hacia sus “propias rondas” en la clínica al igual que los médicos y enfermeras, “el gato olía y observaba a los pacientes”, luego se sentaba al lado de los ancianos, y ellos morían a las pocas horas.

Pues ese caso ha desatado toda una serie de artículos relacionados; unos bien enfocados, otros solamente mostrando los perjuicios humanos con respecto a ese temor. En los de este corte se encuentran algunos que opinan que ese gato no es más que una abominación, y que debía ser prohibida su entrada en el Centro de Rehabilitación de Ancianos, en donde suele vivir. Porque, para muchos, el que les anuncien que van a morir es una maldición que debe ser evitada, como si por desconocerlo se evitara el hecho. Y no han faltado quienes han asomado la posibilidad de que, de alguna forma, sea el gato quien contribuye con esa muerte, como un asesino. Vamos, que si no te gusta la noticia puedes matar al mensajero.

el gato oscarYo pienso lo contrario. ¿Cuántas personas podrán contar con la bendición de que, dos o tres horas antes del momento de su muerte, se les avise y puedan despedirse de sus familiares y allegados, y terminar de poner en orden sus cosas más personales, si aún no lo han hecho? Por lo visto, los médicos y empleados del geriátrico donde reside Oscar son de esta misma opinión; para ellos, sus avisos son una bendición:

«Su mera presencia al lado de la cama es vista por los médicos y el personal del geriátrico como un indicador casi absoluto de muerte inminente, lo que permite a los miembros de la plantilla avisar adecuadamente a los familiares»

Pues que cada quien viva con sus miedos.

[Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]

Oscar, el gato que predice la muerte

Un gato predice la muerte de ancianos en EE.UU


Icono Home

On this day..

Esta entrada fue publicada en Reflexiones sociales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Conociendo la hora de tu muerte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *