Cambiando la URL de tu web

señal de stop

¿Por qué cambiar la URL?

Hay diversos motivos por los que una persona puede decidir cambiar la dirección de su web: porque su URL actual es demasiado larga y quiere usar una más corta o significativa; porque ha cambiado el nombre a su blog y lo refleja en la dirección; porque ha adquirido un dominio propio, o porque cambia a un nuevo servicio de alojamiento web que le resulta más beneficioso.

Supongamos un cambio de Url y de alojamiento, como el que yo he realizado. Muy bien, has mudado exitosamente todo el blog con su base de datos y aún conservas el anterior. ¿Qué hacer? ¿Eliminas el viejo? ¡Ni hablar! Pero tú has escuchado que los buscadores, particularmente Google, penalizan la duplicidad de contenidos en los blogs, (y con ello la redistribución de contenidos también) bajando el pagerank de aquel que los ha duplicado. (Aunque no se trata de una penalización propiamente, sino de una posible disminución de ese famoso pagerank, como se explica en el Blog de Google)

Lo que te interesa con el cambio.

De ser ese el caso, el que saldría afectado sería tu nuevo blog, o el que has mudado a un nuevo alojamiento. Entonces ¿por qué no eliminar el blog viejo? Simplemente porque, en Internet ya circulan, los buscadores los han indexado y están disponibles todos esos post que has publicado. Si cierras el blog ocurrirá que, cuando alguien, a través de un buscador, quiera ir a uno de esos post que encontró con el tema de su interés, obtendrá un mensaje de error (1), porque ha desaparecido. Y eso, estoy seguro, no es lo que quieres. Lo que te interesa es lograr que, tanto los humanos como los robots de búsqueda, se enteren del cambio y se dirijan a la nueva dirección. Pero hay solo dos formas de hacerlo: la adecuada y cualquiera de las pésimas.

Algunas soluciones.

Recientemente yo he cambiado de alojamiento mi blog sobre animales. Previamente revisé todo lo que encontré referente a realizar, en la mejor manera posible, el redireccionamiento hacia el nuevo sitio. Una de las formas más simples, es la de publicar un post en el blog que abandonas, notificando la Url del nuevo alojamiento, bien mediante texto o mediante un enlace. Esto está bien para los visitantes humanos, pero no para los robots. Y todos te dirán que, entre todas las soluciones posibles, esa es la peor. Pero mi interés no es hablar de las redirecciones 301 y como realizarlas, porque hay muchos que lo han hecho ya, y bien, entre ellos Presunto Culpable, Steven Hargrove (en inglés) y EmezetaBlog entre otros muchos. Yo quiero hablar de eso otro que no suelen explicar en estos casos, o que yo no logré encontrar.

Las cosas que no te dicen

flecha de circulacion obligatoria derechaSupongamos que ya hiciste tu redirección 301, has dejado abierto tu blog anterior y llevas semanas publicando en el actual. Pero un buen día recibes un email. Te informa que han dejado un comentario en uno de los post que se encuentran en tu blog de la Url anterior. Tú te preguntas cómo puede ser posible, si se supone que todo el contenido está redireccionado. Sí, el blog lo está, pero el ingreso directo a sus contenidos no.

Si alguien teclea en su navegador la dirección del blog viejo llegará a la dirección del actual, por efecto de la redirección 301 que has hecho. Sin embargo, si coloca la URL anterior de un post accederá a él. Es que, todos los que ya están en Internet, con su correspondiente URL anterior, siguen estando ahí, perfectamente accesibles. Si alguien, en su búsqueda de un tópico, encuentra uno de tus post “antiguos” puede acceder a él tranquilamente, incluso dejar un comentario, y luego marcharse sin llegar a enterarse del cambio de URL del blog. ¿Qué hacer entonces?

Lo conveniente en estos casos, obviamente, es ir a tu viejo blog y cerrar los comentarios en todos los post publicados. Pero si haces solamente eso es porque no tienes claro el problema, porque cerrar los comentarios es solo parte de la solución.

Entendiendo el problema, para encontrar la solución.

¿Y cual es el problema, entonces? Pues no lo es el que un internauta acceda a uno de los post en la URL vieja y lo lea, sino que no se entere del cambio a la nueva. A ti te interesa que lean lo que has escrito, evidentemente, pero que lo hagan en la dirección actual, tanto para mantener el flujo de visitas como el conteo de lecturas para tus fines estadísticos. Por lo tanto, además de cerrar los comentarios has de indicar el motivo. Puedes hacerlo mediante un mensaje en el que adviertas que se encuentran cerrados debido al cambio de alojamiento, (o por la causa que corresponda) y colocar el enlace hacia el nuevo. Si usas WordPress o un CMS similar, lo puedes hacer editando el archivo comments.php, de forma que el mensaje de advertencia aparezca después del aviso de comentarios cerrados.

Medidas complementarias.

Otra opción es la de editar el archivo single.php en una de dos maneras. En una, el mensaje y el enlace se muestran automáticamente al pie del post, (junto con la categoría, fecha, autor, etc); aunque esto no es adecuado en los themes cuyo diseño no tiene pie de post, sino que, esos datos, se muestran al inicio del mismo. En la otra se coloca el mensaje para que se presente dentro del mismo post, pero al final, que es lo que me parece más apropiado.

Cualquiera de estas dos últimas formas es adecuada como complemento de la primera, pues puede ocurrir que, quien lea el post, no tenga intención de hacer un comentario, razón por la que no se enteraría del cambio. Particularmente, yo elegí hacerlo tanto en los comentarios como en el single.php al final del post, con el resultado que pueden ver en este post. Debo aclarar que, obviamente, en un futuro es posible que el acceso al mismo ya no esté disponible por medio de este enlace.

Si hay otras opciones mejores o más adecuadas, que no sean lidiar con páginas de error 404 (1), me gustaría conocerlas. Entiendo que lo ideal sería que, al pulsar en la dirección del post que encuentras durante una búsqueda, el sistema te redireccionara al post en su nueva URL, pero no tengo ni idea de si, técnicamente, puede ser realizado.

Mis post relacionados:
Sobre la dirección URL: Tres consejos.
Sobre dominios y otros términos: Conceptos básicos.

On this day..

Esta entrada fue publicada en Software y tecnología y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Cambiando la URL de tu web

  1. VIOLETA dijo:

    bastante útil tu post, considerando que para muchos (me incluyo) es chino esto de la informática.
    saludos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *