¿Carla Bruni y Nikolás Sarkozy, o Sarkozy y Bruni?

¿Alguien recuerda a qué vino  Nikolás Sarkozy, el presidente francés, a España hace pocos días? Algunos quizás si; pero seguro que la mayoría recuerda las cosas que hizo su esposa, Carla Bruni, los museos y sitios que visitó, los múltiples vestidos que utilizó y el montón de fotos que tomaron tanto a su rostro como a su no menos fotogénico y llamativo trasero.

Por supuesto que no faltaron las comparativas entre la belleza y el porte de la Bruni con otras españolas, desde la princesa Letizia hasta figuras de la política, como el que la prensa llamó: el duelo de primeras damas entre Carla Bruni y Sonsoles Espinosa. Carla Bruni enloquece a México, Carla Bruni enloquece aquí, Carla Bruni enloquece allá donde va. Visto así no pareciera una buena influencia su presencia. ¿Una persona mediática es aquella a quien los llamados “medios” de comunicación le prestan más atención?

El hecho es que la Bruni se llevó de España una pleitesía casi nacional, o cuanto menos la atención casi nacional, y supongo que también un montón de periódicos para entretenerse recortando sus fotografías. Pero también se llevó como regalo el collar de Carlos III.

Ese collar es la segunda condecoración de más relevancia y antigüedad que España otorga, para premiar a quienes hayan prestado «eminentes y extraordinarios servicios a la Nación». Entiendo los intercambios de regalos diplomáticos y que tal distinción y otras más se la hayan dado al presidente francés; pero no entiendo cuales son esos servicios eminentes y extraordinarios que su esposa ha prestado a España.  Claro, será porque no soy político. ¿Cuando a una persona le otorgan el Premio Nóbel se lo dan también a su cónyuge?

¿Fue una visita de estado, realizada por el presidente de Francia, ―acompañado de su esposa― para tratar bilateralmente, como punto principal, un mecanismo unificado para la cooperación entre ambos países en la lucha común contra ETA y el crimen organizado?  ¿O fue una visita de la ex-modelo y cantante Carla Bruni y su esposo Nikolás Zarkozy?

Carla Bruni, una chica de anuncio.

Esta entrada fue publicada en Reflexiones sociales y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *