Chatarra espacial flota sobre nuestro planeta

chatarra espacialEs enorme la cantidad de satélites que circundan nuestro planeta, o que permanecen fijos en órbitas geoestacionarias. Llegaron a ser 16.291 artefactos orbitando la Tierra. Muchos abandonaron sus órbitas y se incineraron en la atmósfera terrestre, o sus restos cayeron o aterrizaron en algún sitio de nuestro planeta, o en algún otro, y algunos se adentraron en el espacio para fines de exploración científica. Otros cacharros son demasiado pequeños, o sus órbitas se han alejado tanto de la Tierra que resultan casi imposibles de detectar y contabilizar.

Las cifras disponibles por parte de la Agencia Espacial de Estados Unidos, (NASA) indican que, para inicios de este siglo XXI, se habían reducido a 8.681 los satélites artificiales en órbita. De ellos, 2.465 estaban activos, es decir, estaban siendo usados todavía. Pero 6.216, que representan el 71,6%, se han convertido en chatarra, en verdaderos derrelictos espaciales. Estamos todos esperando ver lo que sucede con ellos. A pesar del estricto seguimiento que se les hace para tener el conocimiento exacto de sus posiciones, son una constante amenaza, tanto para las naves y estaciones espaciales como para cada nuevo satélite que se lanza.

gráfico Nasa spacecraft En la actualidad, a la cabeza de los países con más satélites activos está Rusia con 1.361 de un total de 3.897. En el segundo lugar están los Estados Unidos de Norteamérica, con 714 oficialmente activos, de un total de 4.018 artefactos en órbita que llegaron a representar algo más del 24% del total. Sus otros 3.304 satélites son ya chatarra espacial.

En el tercer puesto está Japón con 62 satélites activos. En el cuarto está Francia con 29; en el quinto la República Popular China con 21; y en el sexto puesto está India con 16 satélites activos en órbita. España ocupa el puesto número 13 en esta lista, con un total de 5 satélites, todos activos.

Así que, en esas noches de observación celeste, cuando veamos un trazo luminoso cruzar el firmamento en un parpadeo, sería lo más correcto preguntarnos: ¿será un meteorito o será parte de la chatarra espacial que se incinera? Claro que, cuando estén de acaramelamiento con el novio o novia, dirán lo de siempre: “¡Mira, una estrella fugaz! Cariño, pide un deseo para que nuestro amor sea eterno.” Porque, de lo contrario, le quitarán todo el romanticismo al momento. Vamos, que podrán ser astrónomos, astrofísicos, científicos, geek o cualquier otra cosa, pero no idiotas.

Para los interesados en estos temas, la NASA ofrece un sistema interactivo en tiempo real, para el rastreo de los principales satélites que nos orbitan. Es accesible por parte del público en esta dirección web.

flecha subir Al inicio
Home
Esta entrada fue publicada en Divulgándolo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *