La gente de tu ciudad

dos bailarines de tangoSolamente tienes que salir y observar a tu alrededor, concentrándote en la gente y sus actividades, porque ellos son los protagonistas de la ciudad. Seguramente podrás llenar un álbum entero de interesantes fotografías.

La gente da para todo. En la Plaza de Oriente, en Madrid, una pareja vestida de estricto negro ―que si no fuera por el baile pensaría que van de luto― con las mejillas muy pegadas, realiza unos complicados pasos con el acompañamiento de una pieza de tango. Este es un baile con un gran significado, pero que a nadie en su sano juicio se le hubiera ocurrido inventar, a menos que los dos estuvieran ebrios y aprovecharan el dejarse ir, tuvieran la libido muy alta o fueran argentinos; o todo junto.

Observando a esa pareja, comenté con mi esposa e hijo en proponer al tango como baile de alto riesgo. Un solo fallo en el movimiento de las piernas, y sería preciso llamar a la ambulancia del SAMUR, para que intenten desenredar a los bailarines en el suelo. Son esas cosas tontas que uno piensa, con la sonrisa en los labios, cuando se va paseando, por el gusto de caminar y de ver a la gente de tu ciudad. Yo no estoy calificado para evaluar tango, pero me parecieron soberbios esos dos. Por lo menos lo hicieron parecer elegante, hermoso y fácil, que ya es decir.
Si es un sábado, particularmente en el hermosísimo Parque del Capricho, no te será difícil encontrarte a una o más parejas de recién casados, en plena sesión fotográfica. Otros, como los que capté en la Av. Capital de España, cerca del Palacio Municipal de Congresos, prefieren fondos más urbanos para engordar su álbum, incluido chofer y Rolls.
tomandose fotos de bodas

Y claro, yo no pude resistirme a fotografiarlos. Me divertí un poco viendo todo lo que la pareja de fotógrafos ideaba en plena calle. Algunas cosillas aprendí de ellos. Definitivamente, hay gustos para todos, y la ciudad da para complacerlos todos.

fotografos de bodas

Y si te vas por los lados de Chueca, o para el centro, no existen límites en lo que te puedes encontrar. Hace tiempo, en otro post reseñé a un titiritero en la Calle Mayor, interpretando a Barry White con su títere ultra-elemental. Ahora, en la Calle Arenal me encontré a los mismísimos The Beatles con todos sus éxitos.

Titeres de los Beatles

Eran unos títeres más elaborados y de mucho mejor acabado, en los que se buscó obtener el parecido físico con los originales, incluidos sus instrumentos. No se descuidó ni el escenario. Estaba tan bien montado que nos quedamos escuchando tres presentaciones. Era dejarse llevar hacia la niñez, convirtiendo a los títeres en sus representados, y disfrutar del show.

titiriteros y The BeatlesPero, como en todos los títeres, lo importante son la manos que los mueven. Y esta pareja estuvo francamente fabulosa. Porque no es solamente hacer que los muñecos se muevan. El verdadero arte está en saber seguir la música, logrando que los movimientos de los guitarristas y del batería concuerden con la melodía que se escucha. Y estos, sin lugar a dudas, eran el legendario cuarteto de Liverpool, eran The Beatles reloaded.

También los pintores y dibujantes encuentran la forma de mostrar sus dotes y expresar su arte.

artista dibujando un retrato

El de la foto, primero ténuemente, luego con fuerza, casi como si se revelara una fotografía ante nuestros ojos, logra ir sacando del blanco papel las facciones de la persona que tienen delante.

artista maquillando una mujerEste otro artista decidió expresar su arte pictórico sobre lienzos vivos, y combina el arte de la pintura con el maquillage, sobre el rostro de la muchacha, que quizás desea parecerse a la cantante Alaska, o cuando menos lucir diferente por un día.

Pero, si andáis paseando en familia, como me gusta hacer a mi, los protagonistas de la ciudad no son solo los demás, sino vosotros mismos. Para nosotros, ir a la Puerta del Sol, y mi esposa no comerse un helado en Palazzo, y los demás un cafecito con una rica pasta o tarta en La Mallorquina, es no haber ido. Pero esta pastelería suele estar tan atestada que se hace difícil encontrar un rinconcito en la barra.

dos chicas sentadas en la calle

Mis hijas tienen aún la despreocupada y desenfadada alegría de su juventud. Ellas, al contrario que yo, no tienen inconveniente en buscarse un sitio en la acera, para disfrutar su merienda, ni inhibiciones para chuparse la crema de los dedos luego de un rico pastel.

Esta entrada fue publicada en Gente y lugares, Madrid y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 Respuestas a La gente de tu ciudad

  1. noxeus dijo:

    No es alegría de juventud, ni desenfado, ni despreocupación, mi querido amigo. Tus hijas aún conservan lo que a nosotros, la edad y seguramente una cultura rancia, acabó enquistando: la naturalidad.
    Me encantan tus crónicas urbanas.

  2. Violeta dijo:

    recien pude leer tu post dedicado a mi blog, deje un comentario, gracias! guardafaro por el tiempo y el esmero que pusiste en el analisis.
    un beso 🙂

  3. A mi me encantaría bailar tango.. me parece tan sensual .. tan apasionado.. tan bello..

    eso si que fue un paseo en familia..

    un abrazote

  4. Miguel Pinto dijo:

    Excelente crónica multifacética de un día sábado de verano, buenas la fotos y mejores los comentarios. Lo de tus hijas, tenemos todos nosotros que aprender a hacerlo pues así, con desenfreno y sin complejos es que se disfrutan las cosas sencillas de la vida.

    Un saludo.

  5. La verdad es que resulta agradable pasear con tu familia, porque al final es lo que consigues con tus crónicas, que seamos acompañantes virtuales en tu paseo.
    Es una gozada ver como se disfruta de la vida así, sentadas comiendo helados, eso es sabiduría, ojalá y les dure muchos años.
    Abrazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *