Construyendo el mundo

Planeta TierraYa es normal encontrar cada día en la prensa, quejas por retrasos en la entrega de obras por parte de inmobiliarias y constructoras. Y hasta afamadísimos arquitectos viven rodeados de polémicas, quejas y demandas. Así que pensé: Dios hizo al mundo en seis días, y el séptimo descansó.
Pero si hubiera dado la contrata a una constructora española, habrían tardado varios años, y luego unos siglos más corrigiendo defectos. Si se la hubiera dado a una cooperativa venezolana, aún estaría esperando la culminación, porque les faltó presupuesto, no llegaron los materiales, las aves volaron antes de tiempo, se escaparon un montón de mamíferos y se murieron la mayoría de las especies de peces antes de soltarlas al mar.
Y me parece que si le hubiera dado todo el proyecto a Santiago Calatrava, habría prometido 100 años y tardado mil. Además, aún estaría agregando detalles y añadidos «necesarios», la cantidad de facturas cubrirían la Vía Láctea, y el sobreprecio sería comparativamente mayor al del Cuarto Puente de Venecia. Por si fuera poco, de seguro mantendría una demanda perpetua ante los tribunales celestiales, porque la humanidad, con sus construcciones posteriores, irrespetan la integridad de su obra, alteran el proyecto y le causan daños morales.

On this day..

Esta entrada fue publicada en Cosas diarias. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Construyendo el mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *