De mala leche o una nueva fobia moderna

Con imágenes te lo digo en esta oportunidad.
agorafobia, miedo a los espacios abiertos
Acrofobia, miedo a las alturas
Claustrofobia, miedo a los espacios cerrados

ailurofobia, miedo a los gatos.Cinofobia, miedo a los perros
Y por si no estabas enterado, ahora te informo de esta novedad:

Amamantofobia

Acrofobia: Miedo a las alturas.
Agorafobia: Miedo a los lugares abiertos.
Ailurofobia: Miedo a los gatos.
Cinofobia: Miedo a los perros.
Claustrofobia: Miedo a los espacios cerrados.
Amamantofobia: Nombrecito que yo he acuñado a falta de otro mejor.

La fotografía de la madre en la hierba con su bebé me impactó cuando me la encontré. (Se encuentra en más de una treintena de sitios en Internet). Es una verdadera obra de arte. El colorido, la luz, la composición y, sobre todo, la inmensa ternura que transmite. La cara de esa madre al cielo, con los ojos cerrados sintiendo sobre sí el suave peso y el calor de su bebé mamando; extasiada en esa hermosa experiencia única que tan solo las madres pueden llegar a conocer… o no. Porque algunas la aborrecen y prefieren tirar de biberón.

Madre amamantando a su bebé

Yo no sé lo que verán los que se ofenden o molestan. Esto es lo que yo veo cuando miro a una madre amamantando a su hijo. Expresiones como las de esta imagen, entre una madre y su hija durante ese hermoso acto natural y vital, lo dicen todo sin necesidad de ninguna palabra.

En este mundo hay de todo: bueno y malo, adorable o aborrecibel, plausible o censurable… Un caso más de esta aversión, tirando ya a “fobia”, que se está produciendo en algunos paises, la podemos encontrar en este artículo titulado: “Tres de cada 10 argentinos se incomodan cuando una mujer amamanta cerca suyo”.

Me gustaría ver un estudio sicológico amplio que me diga qué es lo que pasa por la cabeza de esas personas, que se sienten ofendidas (o se ponen de mala leche) cuando ven a una mujer dar el pecho a su hijo en público; así sea de la manera más recatada. Pero que, no obstante, miran muy gustosos y relamidos un par de pechos que casi se salen del escote de una Kin Kardashian y feminas similares.

¿Será que esas personas solo conocieron el biberón? ¿Mamaron mala leche o qué?

http://www.panoramadelsanjorge.com.co/2016/08/06/oms-aprueba-el-derecho-de-la-lactancia-en-publico/

 

On this day..

Esta entrada fue publicada en Cosas diarias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a De mala leche o una nueva fobia moderna

  1. Mary Quiroga dijo:

    Hola amigo Guardafaro,
    Entré ayer a tu blog buscando un artículo que no encontré, y leí otro claro está, hoy regresé de nuevo y me topé con este que me ha hecho sonreír porque tu ocurrencia, en medio de grandes verdades, siempre me saca una sonrisa. Pues sí, coincido contigo, probablemente quienes se ofenden tomaron mala leche, porque aunque solo tomaran biberón no tenían que molestarse porque otros puedan disfrutar de los maravillosos momentos que comparten las madres y los pequeños, de la cercanía y el amor que se entrega y se recibe cuando se amamanta.

    Un abrazo

    • guardafaro dijo:

      Mary, quizás lo que buscabas en este blog esté en mi otro blog de escritor. Respecto a este tema poco hay que agregar que no sea decir que la intolerancia de algunos llega a límites que para mí son absurdos. Quizás esos mismos individuos que se escandalizan porque una madre amamante a su bebé en la calle acudan sin ninguna vergüenza a un Dancing Club, a un desfile de modas de prendas trasparentes o a una playa nudista. Y seguro que todos los hombres que se ofenden por esa madre, se les escapan los ojos y aceptan los superescotes en lo que tan solo queda oculto el pezón y a duras penas. Pero así va el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *