De urinarios y sanitarios para caballeros

urinario de hombres con posters de mujeresCuando entras a un baño de hombres, ¿conoces la diferencia entre un urinario y un sanitario (inodoro, retrete, poceta o como quieras llamar a ese artilugio)?
Pues déjame explicarte, por si acaso.

Yo reputeo hasta la última generación del causante, cuando entro a un baño publico (sobre todo si es en un restaurante), tengo que usar el sanitario y encuentro que la tapa fue meada por diez elefantes. Eso cuando el suelo no está también tan encharcado, que tienes que entrar con botas de goma. Porque hay tipos que tienen menos puntería que un ciego en tiro al plato. Y no es solo que aciertes al centro o no, porque el chorro siempre, siempre salpica, en mayor o menor grado.

Pero así vean mejor o peor, tengan puntería o no, todos esos tipos son unos asquerosos sin cultura, que de niños no recibieron educación en sus hogares ni ahora, de grandecitos, quieren tomarse la molestia de subir la tapa, aunque sea con el pie. Que no necesitas ni tocarla con las manos, si de eso se trata la reticencia; o puedes utilizar el papel sanitario. Total, dirán ellos: el que venga detrás que se joda, que yo soy estreñido. ¿No es así?

Yo voy al gimnasio McFIT del Carmen, en Madrid, que tendrá no sé cuantos cientos de miembros (unos cuantos miles de socios, afiliados o clientes, de los cuales se estima que de 1/3 a 1/4 entran a lo largo del día. [Unos 1.200 los lunes]). En los vestidores masculinos hay tres urinarios y dos sanitarios. Aquí es donde, señor que estás leyendo esto, te explico las diferencias.

Urinario de canalEsta imagen 02 es de un urinario de esos de canal en el suelo. Hay diversas variantes. Como este o bastante parecido me los he encontrado en Marruecos. En el aeropuerto de Tánger los hay. Son un tanto incómodos y no voy a explicar el motivo. Lo sabrás si lo llegas a utilizar.

Los tradicionales.

urinario de hombresurinario de caballeros, con separaciones

Estas imágenes 03 y 04 son los urinarios más tradicionales. ¿Los conoces, verdad que sí? Unos tienen una cierta separación con el de al lado, mediante un pequeño mamparo, en un intento por otorgar algo de privacidad al varonil miembro. Otros sanitarios no lo tienen; son bien públicos.

Pues esos artilugios están hechos para que los caballeros, tengan o no puntería de chorro más certera que el rifle de Buffalo Bill, puedan orinar en ellos con  toda la comodidad, que para ello tienen con qué hacerlo.  Por lo que he leído, hay mujeres que también quisieran poder utilizarlos, tan solo para sentirse liberadas. No sé de qué.

Sanitario típicoEsta otra imagen es la de un sanitario típico. ¿Reconoces la diferencia? En él se puede orinar, claro que sí, y también defecar.
La pregunta es: ¿Si están disponibles los urinarios, por qué razón tienes que ir a mear al sanitario? Sobre todo si no hay otros hombres utilizando los urinarios. ¿Acaso tienes más temor que un niño de diez años a que te la vean?

¡PERO NO! Vas y utilizas el sanitario para mear.

Magnífico, son para eso también, por supuesto. Me parece muy bien que lo hagas. Pero solamente si eres un caballero, que no todos los hombres lo son. A estos que no lo son les digo: ¡Sube la tapa, cabrón!

Eso se lo he dicho a unos cuantos en el gimnasio. Porque a mi edad ya no me importa la manera como me miren. Que de guarros estoy hasta la coronilla, y también de limpiar tapas de sanitarios meados.

A ti, que eres de estos guarros, te explico el secreto de los sanitarios, ya que no te lo dijeron en casa cuando eras niño.

Los sanitarios tienen dos tapas. La superior es para cerrar por completo el agujero. Esa sería la posición ordinaria que debería de tener siempre: bajada. Los motivos son diversos.

La segunda, el “aro” (de cuando eran circulares), es la que propiamente llamamos “tapa” y nos permite sentarnos con comodidad, para no hacerlo directamente sobre la fría cerámica. Claro, a menos que tu defeques al estilo chino, como se hacía en las antiguas letrinas; que dicen que es la postura natural para estimular la defecación. Pero para hacer eso, sobre la tapa de un sanitario, necesitas tener algo de equilibrio o terminarás con un pie dentro del inodoro, por causa de un resbalón.

Cuando en un lugar, tal como en el hogar, hay hombres y mujeres que utilizan el mismo baño, si no acostumbran a mantener bajada la primera tapa, esa segunda sí que se suele tener bajada. Es por simple cortesía con las damas y porque luce mejor el baño. Pero si un hombre va a orinar TIENE QUE LEVANTARLA, a fin de no mearla. Porque su madre o su esposa e hijas irán detrás a sentarse en ella. A menos que tú no tengas hermanas ni esposa ni tampoco hayas tenido madre. Y no me vengas con lo de que tú tienes buena puntería, porque te meto un guantazo si te tengo cerca. Ya expliqué lo del salpicado.

¿Se me nota mucho que esto me cabrea?

Yo no tengo ningún empacho en decir que, a mis cumplidos sesenta y siete años, llevo muchas décadas orinando sentado en el sanitario. Le encontré muchas ventajas. Una es que no orino ni salpico nada, así la tapa esté levantada. Otra es que el chorro no hace ruido despertando a todos, o anunciando que un macho cabrío está saludable y bien hidratado. Y hay otras más. Es realmente cómodo, aunque lleve algo más de tiempo que bajar el cierre del pantalón, sacarla, mear en el urinario, darle tres sacudidas, meterla, y volver a subir el cierre. Con eso tampoco tengo ninguna necesidad de ir a lavarme las manos. De modo que si en un baño público no hay urinarios me siento en el sanitario. ¿Comprendes ahora mi cabreo con los meones de tapas?

La primera imagen que coloqué es de un baño de hombres, que ya me gustaría haber encontrado. Ha de ser divertido. Quizás les pase la sugerencia a los del  McFIT. Total, es tan solo un gran póster para pegar. Quizás de esa manera se estimule a los caballeros a utilizar los urinarios. Porque quizás los haya que no les guste que otro hombre les vea su pajarito, pero seguro que no les importará que lo haga una mujer. ¿O tampoco?

En el segundo enlace hay una cantidad de imágenes de urinarios de lo más originales, que probablemente no tengas idea de que existen.

Enlaces externos de las imágenes utilizadas.
01 http://blog.pancarta.com/2009/06/la-impresion-digital-en-un-urinario-para-hombres/
02  http://notinerd.com/galeria-20-urinarios-en-los-que-todo-hombre-tiene-que-orinar-antes-de-morir-volumen-2/
03 https://apocalexis.wordpress.com/2010/03/25/uridiario-el-mear-de-todos-los-hombres/
04 http://www.kikoduro.com/2013/08/multa-para-los-que-no-tengan-punteria.html

On this day..

Incoming search terms:

  • urinarios para hombres
  • miles de meadas masculinas
  • sanitario para hombres
  • URINARIO ASEO CABALLEROS
Esta entrada fue publicada en Cosas diarias, Madrid, Mis protestas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a De urinarios y sanitarios para caballeros

  1. Ana Belio dijo:

    Lo peor de todo es cuando no hay papel…

    Buena reflexión compañero de letras y emociones.

    • guardafaro dijo:

      Sí, Ana, tienes muchísima razón. Supongo que, en el caso de las mujeres, si os encontrais con eso no tenéis cómo solucionarlo; mision imposible, o casi.
      Gracias por pasarte por aquí y por tu aporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *