El dilema de la economía venezolana

inflación en VenezuelaYo nunca había visto un nuevo riquismo tan acelerado como el que se ha dado en Venezuela. Porque, la ostentosidad de los que están percibiendo enormes beneficios con el proceso revolucionario de Chávez resulta casi alarmante. De igual forma, es imposible no notar los efectos del desmesurado gasto público, que cambia el producto de la bonanza petrolera, multiplicando los dólares en más bolívares cada día que pasa. Si a ello unimos el elevado precio del dólar de referencia, o dolar paralelo (que ha llegado a superar los Bs. 7.000 por dólar, cuando el oficial está en 2.150) obtenemos un bolívar que cada vez vale menos frente a las monedas internacionales. Y el mercado interno es el primero en notarlo, porque, la casi inexistente producción doméstica, ha conducido a un aumento exorbitante de las importaciones.

Ante esta situación, que era previsible, nadie quiere tener bolívares en el bolsillo. Por eso las personas salen a invertir, comprando lo que sea, desde automóviles, pasando por línea blanca y gris, hasta computación y electrónica. Saben que todo costará mucho más la semana que viene. Porque ante una tasa de inflación acumulada de un 18,6%, la oferta bancaria de unos intereses pasivos con promedio del 8% (11% en el mejor de los casos), no sirven de nada para los ahorristas. Pero ante la escasez de bienes, la demanda es muy superior a la oferta, lo cual acentúa la subida de los precios.

La política para intentar frenar la inflación fracasó estruendosamente. El riesgo país actualmente es el más alto de la región. Los controles de precios, los subsidios de alimentos, la rebaja del IVA y el anclaje del dólar a un cambio oficial fijo no han servido de nada. Ante el férreo control de precios, simplemente porque sí, como si la inflación pudiera detenerse por medio de un simple decreto presidencial, los productores y los mayoristas no pueden trasladar a los consumidores los crecientes costos. Por lo tanto, los productos más controlados y con más aumento del precio de sus insumos, son los que primero han ido desapareciendo. No merece la pena producirlos o importarlos, mucho menos distribuirlos.

En Venezuela no parece haber salidas para la situación económica, por lo menos ninguna inmediata y que sea fácil. Si decidieran eliminar todos los controles de precios, dejando el valor de los productos, bienes y servicios flotar hasta su nivel real, para intentar reactivar la producción interna, y que las estanterías de los supermercados y tiendas vuelvan a estar suficientemente surtidas. Pero el brinco de la tasa de inflación será bestial, porque lleva años estancada, a la fuerza, por los controles de precios impuestos por el gobierno. Ni la conversión al bolívar fuerte será capaz de disimular lo que sería una instantánea alza de precios a niveles estratosféricos.

El dilema vuelve a ser el de siempre: ser o no ser; desmontar los controles de precios y generar más inflación, o mantener los controles y generar más escasez. Pero en Venezuela Chávez lo tiene bien claro. Para su modelo social debe desmontar todo el aparato productivo capitalista, entonces, es fácil asumir que seguirá con los controles de precios, prefiriendo fomentar la escasez. Ya luego, una vez desaparecidos los capitalistas privados, el Estado se encargará de todo; o al menos eso piensan. ¿Y de qué les servirá a los venezolanos tener los bolsillos llenos de dinero, si no hay nada que comprar?

Icono   Home

On this day..

Esta entrada fue publicada en Venezuela y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 Respuestas a El dilema de la economía venezolana

  1. Goathemala dijo:

    Te agradezco la información porque he visitado blogs de muchos amigos que precisamente alaban la política económica de Chavez.

    Un saludo y aprovecho para felicitaros las fiestas.

  2. Me gusta siempre saber qué estás pensando sobre lo que se maneja en Venezuela y, que mejor que tú, para darnósla. Hasta me gustaría que hicieras un balance del año sobre Venezuela para la revista equinoXio. Bueno, es tu decisión, si alguna cosa me cuentas, haríamos eco en ese medio.

    Dejé un mensaje navideño para todos mis lectores en mi espacio, al desnudo. Es refrescante esta época que nos da energía cósmica.
    Fue lindo haber compartido contigo en este año que pasa y te deseo un 2008 con lo mejor de lo mejor para ti y los tuyos. Que los abrace la felicidad.

    Besitos navideños muy alegres y saludables para ti apreciado Alfredo, o… Guardafaro o, los mellizos, jejeje, tqm!

  3. Patricia dijo:

    Despues de tiempo alejada de tus escritos, hoy estoy poniendome al día. Que gusto que sigas en esto.
    Me preocupa mucho lo vive venezuela, están camino a repetir lo que sucedió en Bolivia para la época de la Hiperhinflación, donde en un año fue de 8000%. Así como lo lees, la gente tenía el dinero en bolsas. Claro que esta situación se debió entre muchas cosas a que el gobierno de turno imprimió dinero inorgánico, le subió el salario a todos los sectores.
    Saludos, Patricia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *