Próspero año y felicidad

el autor y su padre

Otro año que está a punto de terminar, y otro esperando que le entreguen el testigo. Esta nochevieja es el momento de las reflexiones. Por un lado hacemos recuento de todas las buenas intenciones y propósitos: los que hemos alcanzado, y también los que no cumplimos; por otro, preparamos las peticiones para el año nuevo.

Muchos repetirán algunos de los variopintos rituales de nochevieja, ya tradicionales, y sobre los que hablé el año pasado. Y si de [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] se trata, los hay para todos los gustos; unos muy viejos, otros más modernos. Pero todos tienen el mismo propósito, que no es otro que tratar de atraer la buena fortuna. De sobra habrá quines verán cumplidos sus anhelos; otros no lo lograrán. ¿De qué depende?


Quizás dependa de causas meramente fortuitas. Quizás sea asunto de fe. Pero, también, podría ser asunto de saber pedir. Sí, así como lo digo. Porque, aunque parezca mentira, muchos no saben pedir. No pensaréis que se trata de pedid y se os dará, nada más. Como ya dije en ese otro post, se requieren varias cosas para que una petición tenga posibilidades de ser escuchada… y respondida, por parte de la divinidad. Así que, si vais a pedir, sed cuidadosos, tratad de que se den la mayor cantidad de condiciones posibles para obtener el éxito.
caja de regaloEste año, les dejo una felicitación de dos generaciones, de mi padre y la mía. Y también dos regalos, para quienes los quieran. Uno está dentro de esa cajita. No tienen más que pedir, como debe ser, y abrir el paquete. Adentro encontrarán lo que anhelan. El otro regalo no es exactamente mío, sino de José María Vicedo, el autor del post en donde encontré la foto de la caja, en el blog del Club Superación. Yo lo tomé y se los paso, porque aseguran que el secreto está en compartir. ¡Feliz año 2008!

On this day..

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Próspero año y felicidad

  1. Pingback: Feliz año 2008

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *