Esta simple respiración podría salvar tu vida en épocas de pandemia

En estos días de pandemia y de postpandemia por el coronavirus SARS-CoV-2 o Covid-19, en que nos vemos obligados a usar mascarillas como método preventivo, muchas personas están padeciendo problemas respiratorios con ellas. Es esa sensación de ahogo, de que nos falta aire y no podemos respirar bien.

No es una sensación: ES UNA REALIDAD.

Te falta el aire «limpio» y en cantidad suficiente y no estás respirando bien.

Muchos médicos han advertido de que ese reciclado de nuestra propia respiración debido a la barrera de la mascarilla, que IMPIDE QUE EL CO2 SEA EXPULSADO POR COMPLETO, produce una acumulación de él en el organismo, la acidificación de la sangre y demás inconvenientes.

Pues bien, te voy a enseñar a respirar, para que evites eso… dentro de cierta medida.
¿Qué ya sabes respirar? ¿Estás seguro?
¿Sabes correr?
¿Piensas que un atleta corre más rápido que tú por que entrena?
Por supuesto. Pero la base es que ÉL SABE CÓMO CORRER. Porque si todos lo supiéramos «de manera natural», ¿qué justificación tendrían los entrenadores especializados en esa rama?

Cuando leas esto comprobarás que no sabes respirar. Si acaso te interesa tu salud y te decides a leerlo.

Esto no es mío, lo saco de un viejo librito (viejo por el tiempo que tiene escrito el original y el que tienen conmigo el ejemplar que conseguí hace décadas). Es delgadito y viene con ilustraciones para los ejercicios de respiración. No te arruinará si lo compras.

CIENCIA HINDÚ YOGI DE LA RESPIRACIÓN
por Yogi Ramacharaka
Manual de Filosofía Oriental de la Respiración
el Desarrollo Físico Mental Psíquico y Espiritual

En formato destacado de cita (aunque no tenga las típicas comillas dobles), transcribiré el contenido y entre corchetes dejaré mis comentarios personales. Me tomaré la libertad de destacar (bien en negrita o en mayúsculas) las partes que considero fundamentales.

El texto dice:

En la respiración las costillas se mueven por dos capas musculares superficiales, conocidas como músculos intercostales; el diafragma, división muscular a que hemos aludido antes, separa la caja del pecho de la cavidad abdominal.
En el acto de la inhalación los músculos dilatan los pulmones, creando así un vacío donde el aire se precipita de acuerdo con la bien conocida ley física.
Todo el proceso de la respiración depende de los referidos músculos, a los cuales podemos llamar por conveniencia, músculos respiratorios. Sin la ayuda de estos músculos no pueden dilatarse los pulmones, y la ciencia de respirar depende en gran parte del uso y contralor correcto de los mismos, pues de esto resulta la facilidad de obtener el mayor grado de expansión pulmonar y de absorber la mayor cantidad de las propiedades vitales del aire.
Los yoghis clasifican la respiración en cuatro métodos generales, que son:

1) Respiración alta.
2) Respiración media
3) Respiración baja.
4) Respiración completa yoghi

1) Respiración alta.

Esta forma de respiración es considerada en occidente como respiración clavicular. El que respira de esta manera eleva las costillas, las clavículas y hombros, contrayendo al mismo tiempo el abdomen, el cual empuja su contenido contra el diafragma, el que a su vez se levanta. En este modo de respirar se emplea la parte superior del pecho y los pulmones, que es la más pequeña, y, por consiguiente: sólo una mínima parte de aire penetra en ellos.

Además de esto, cuando el diafragma se levanta, no puede tener expansión en esa dirección. El estudio anatómico del pecho convencerá a cualquier estudiante de que por este medio se gasta un máximum de esfuerzo para obtener un mínimum de beneficio.

La respiración alta es probablemente LA PEOR FORMA DE RESPIRAR QUE SE CONOCE, y exige el mayor gasto de energía con la manera suma de provecho. Es malgastar energías para obtener pobres resultados; muy común en occidente, particularmente entre mujeres; hasta cantores, sacerdotes, abogados y otros que debieran saberlo, la usan por ignorancia.

2) Respiración media.

Este método de respiración es conocido por los estudiantes occidentales como respiración intercostal, y aunque menos defectuosa que la respiración alta, es muy inferior a la baja y al a yoghi completa. En la respiración media el diafragma sube, el abdomen se contrae, las costillas se levantan un poco y el pecho se dilata parcialmente.
Esta respiración es muy común entre los hombres que no han estudiado el asunto

3) Respiración baja.

Este sistema es muchísimo mejor que cualquiera de los precedentes; desde hace algunos años muchos escritores occidentales han pregonado su bondad, explotándolo bajo los nombres de respiración abdominal, respiración profunda, respiración diafragmática, etc., etc., y han hecho mucho bien llamando la atención del público sobre este asunto, pues ha inducido a muchas personas a emplearlo en vez de los método inferiores y perjudiciales ya mencionados.

Aunque muchas autoridades occidentales hablan y escriben de este método como la mejor forma de respirar, los yoghis saben que éste no es sino una parte de un sistema que ellos han empleado durante siglos y conocen como respiración completa. Se debe admitir, sin embargo, que es necesario estar familiarizado con los principios de la respiración baja antes de poder tener una idea clara de la respiración completa.

El punto defectuoso de esos tres métodos de respiración consiste en que con ninguno de ellos se llenan de aire los pulmones, y en el mejor de los casos, sólo una parte del espacio pulmonar es ocupado por aquél, aun en la respiración baja.
Las respiración alta llena solamente la parte superior de los plumones;
la respiración media llena solo la parte media y algo de la parte superior;
la respiración baja llena solamente la parte inferior y media.

Es evidente que cualquier método que llene enteramente el espacio pulmonar tiene que ser más perfecto que aquellos que sólo llenan ciertas partes. Cualquier método que llene completamente el espacio pulmonar será de gran valor para el hombre, porque le permitirá absorber oxígeno en mayor cantidad y almacenar una mayor suma de prana. La respiración completa es conocida por los yoghis como la mejor respiración de que tenga conocimiento la ciencia.

4) RESPIRACIÓN COMPLETA YOGHI. [O respiración en tres fases o tiempos]

Ella pone en juego todo el aparato respiratorio, cada parte de los pulmones, cada célula de aire y cada músculo respiratorio. Todo el organismo respiratorio obedece a este método de respirar y con el mejor gasto de energía se obtiene la mayor suma de beneficio.

Una de las características más importantes de este método de respirar es que los músculos respiratorios entran por completo en juego, mientras que en las otras formas de respirar se utiliza sólo una parte de estos músculos.

Se puede inhalar la cantidad habitual de aire usando el método de respiración completa y distribuirlo en todas las partes de los pulmones, sea su cantidad mayor o menor; pero debiera inhalarse una serie de respiraciones completas varias veces cada día y cuando se ofrezca la oportunidad, con el objeto de conservar en orden y buenas condiciones el sistema.

¿LLEGASTE HASTA AQUÍ?
Felicidades, ahora es que viene lo que puede salvar tu vida o , en cualquier caso, ayudarte a mejorarla.
El sencillo ejercicio siguiente, que explican en el libro, permitirá formar una idea clara de lo que es la respiración completa:

1) De pie o sentado, con el busto en posición vertical y respirando por las fosas nasales, se inhala firmemente llenando primero la parte inferior de los pulmones, lo que se obtienen poniendo en juego el diafragma, el cual al descender ejerce una leve presión sobre los órganos abdominales y empuja la pared frontal del abdomen.
Después se llena la región media de los pulmones, haciendo salir las costillas inferiores, esternón y pecho.
Luego se llena la parte alta de los pulmones, adelantando la superior del pecho, levantando éste, incluyendo los seis o siete pares de costillas superiores. En el movimiento final [de esta fase superior], la parte inferior del abdomen se contraerá ligeramente, cuyo movimiento da apoyo a los pulmones y también ayuda a llenar su parte superior.

A la primera lectura podrá aparecer que esta respiración consiste en tres movimientos distintos. Sin embargo, no es ésta la idea exacta. La inhalación es continua y toda la cavidad torácica desde el diafragma hasta el punto más elevado del pecho, en la región clavicular, se dilata con movimiento uniforme.
Debe evitarse las inhalaciones bruscas y esforzarse por obtener una acción regular y continua.
La práctica dominará pronto la tendencia a dividir la inhalación en tres movimientos y dará por resultado una respiración continua y uniforme. Bastarán pocos ensayos para que se pueda completar la inhalación en un par de segundos.

2) Retener la respiración algunos segundos.

¡FELICITACIONES! Acabas de realizar tu primera inhalación completa.
Pero aún no se completa la respiración: falta un paso, porque no te vas a quedar aguantando el aire.

3) Exhalar muy despacio manteniendo el pecho en posición firme, entrando un poco el abdomen y elevándolo lentamente a medida que el aire sale de los pulmones. Cuando el aire ha sido exhalado completamente, aflojad el pecho y el abdomen. Una pequeña práctica hará fácil esta parte del ejercicio, y una vez adquirida, el movimiento se ejecutará casi automáticamente.

Puedes seguir los mismos pasos anteriores para la inhalación, solo que exhalando en lugar de inhalando: parte inferior o abdominal, parte media y la parte superior. A algunas personas les resulta más ‘intuitivo’ seguir el proceso inverso. En cualquiera de los casos el resultado será el de VACIAR POR COMPLETO LOS PULMONES. Si lo haces notarás que la siguiente inspiración llega sola, ya que el aire buscará llenar ese vacío interno que se ha formado.

Se notará que, por este método de respirar, todos los órganos del aparato respiratorio entran en acción y todas las partes de los pulmones funcionaran, incluso las más apartadas células aire. La cavidad del pecho se expande en todas direcciones.

Se observará también que la respiración completa es en realidad una combinación de las respiraciones baja, media y alta, sucediéndose rápidamente en el orden indicado, de tal manera, que forman una respiración uniforme, continua y completa.

Si se practica el ejercicio delante de un gran espejo, colocando ligeramente la mano sobre el abdomen, de manera que se puedan sentir los movimientos, se notará que esto ayuda mucho a comprender el mecanismo de la respiración completa. Al fin de la inhalación es útil levantar de vez en cuando los hombros, que a su vez elevan las clavículas y permiten al aire pasar libremente al pequeño lóbulo superior del pulmón derecho, donde se origina algunas veces la tuberculosis.

Al principio se encontrarán más o menos dificultades en dominar la respiración completa, pero con un poco de práctica ellas se allanarán, y cuando se haya adquirido, no se volverá jamás voluntariamente a los antiguos métodos.

Amigos lectores, esta sería la forma correcta y natural de respirar durante todo el día. Yo la asimilé hace muchos años y es la que utilizo. Ahora os dejo mi aporte personal que voy a llamar EJERCICIO COVID.

Como dije al principio, con respecto a la acumulación de nuestro propio dióxido de carbono en la sangre y su acidificación al usar las mascarillas por tiempos prolongados, aquí viene el ejercicio que tienes que practicar varias veces al día, a fin de SACAR POR COMPLETO todo el aire viciado que pueda quedar por cualquier lugar de los pulmones y reemplazarlo por aire fresco. Para ello realiza el siguiente ejercicio que yo denomino de LOS TRES GOLPES:

Una vez que, en la respiración completa, hayas exhalado todo el aire (o lo que crees que ha sido todo), contrae el diafragma, los pulmones y el abdomen con fuerza soplando de manera enérgica, como si quisieras aventar el aire lo más lejos de ti posible.

Realízalo tres veces seguidas. Notarás que en cada una sale aire… que quedaba remanente.
AHORA SÍ QUE LO HABRÁS EXPULSADO TODO.

La respuesta natural e inmediata del organismo es INHALAR, cosa que habrás de hacer suavemente siguiendo el mismo procedimiento anterior: parte abominal, diafragmática o media y la parte superior de los pulmones.

Con cada ejercicio notarás que aumenta tu capacidad de inhalación y, por tanto el volumen de aire que penetra, con lo que estarás hiperventilando tu organismo.

Por cierto que, si te fijas, cuando luego de ese vacío extremo el organismo busca el aire inhalando, lo primero que se llena es la parte abdominal y va ascendiendo de forma continuada hasta la superior.

ADVERTENCIA 1: Si no eres una persona que acostumbra a correr o a realizar ejercicios aeróbicos varios días a la semana, las primeras veces realiza tan solo TRES VECES el ejercicio de los TRES GOLPES, no sea que te vayas a hiperventilar y te marees.

Quienes han practicado en el mar la inmersión profunda en apnea, saben que este método de respiración completa y profunda es el que utilizamos como preparación durante varios minutos antes de sumergirnos, a fin de lograr una hiperoxigenación de la sangre.

ADVERTENCIA 2: Estos ejercicios han de realizarse con la cara descubierta. No se deben realizar si se está usando algún tipo de mascarilla.

¿Te parece tonto que lo diga?
Pues mira, si resulta que hay personas que necesitan que esa comida que viene preparada del supermercado, lista para meter al horno y servir, necesitan que en el envase advierta:
CUIDADO. AL SACARLA DEL HORNO PODRÍA ESTAR CALIENTE Y QUEMAR.
En caso contrario, si se queman pueden demandar al responsable por no haberles advertido que podían quemarse. Yo me curo en salud.

Sun Tai Namaste.

El citado libro de yogui Ramacharaka se consigue en muchas librerías. También se consiguen usados.

Están disponibles en formato de libro electrónico. Se puede conseguir en español en Free-Ebooks.net y en otros lugares de la Web.

On this day..

Esta entrada fue publicada en Cosas diarias, Divulgándolo, Salud y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *