Evaluando Weblogs

el evaluadorDespués de acumular un aceptable número de horas de navegación por la Web, y de sumar unas cuantas páginas weblog vistas, concuerdo en que, en esta materia, se encuentra de todo un poco. Las hay malosillas, las hay descuidadas, las hay buenas, mejores, excelentes y sobresalientes o extraordinarias. La mayoría tienen activada la posibilidad de que los visitantes que lean los post o anotaciones, (yo prefiero llamarlos artículos) dejen sus opiniones. Algunos escriben con abundancia, alabando el contenido o polemizando con el mismo. La idea es esa precisamente. La capacidad de replicar de inmediato, retroalimentando (feedback) al autor, es la enriquecedora ventaja que este medio ofrece sobre cualquier periodismo impreso.

Algunos visitantes solamente colocan un par de líneas o una frase escueta: “Muy interesante el análisis” “¡Vaya, yo no sabía eso! Ahora estoy enterado” Todo ello se agradece, porque indica que el autor ha sido leído. Pienso que de poco sirve contabilizar que un centenar de visitantes abrieron nuestra página ese día, si la cerraron de inmediato sin leer nada, dando base por bola. Aquí podríamos perfectamente aplicar eso de “Aunque me critiquen, pero que me lean

Sin embargo hay muchos que no se toman la molestia, o no tienen tiempo de dejar ninguna nota. Por lo general, estos son lo que no gozan de un servicio de acceso a Internet con conexión de 24 horas y una tarifa plana, por lo que siempre navegan más apurados que trabajador en el metro a las ocho de la mañana.

Muchos weblog (a los que prefiero llamar bitácoras) tienen los denominados Post-it, tableros o libros de visitas, pequeños espacios para que los visitantes puedan dejar comentarios breves, o algún saludo si son amigos o conocidos. Me parece una fórmula interesante y conveniente, ya que no todos desean opinar sobre algún artículo, pero quieren dejar un críptico comentario sobre lo que les parece la página en sí.

Yo he decidido iniciar una sección (categoría) de esta bitácora para analizar, algo más ampliamente, aquellas otras que me han llamado la atención por algún motivo. Voy a dar mi opinión desde mi propia óptica, la del visitante común, en cuanto a lo que veo y las impresiones que tengo, tanto por la apariencia general de la página, como por el tratamiento de la narrativa y el contenido de los artículos.

No, no voy a dar valoraciones ni clasificaciones en puntos, ni en estrellas ni en nada. Ni soy crítico ni deseo criticar. Ya hay crítica de sobra en el mundo, pero falta alabanza en cantidad. Yo ensalzaré lo que, según mi criterio personal, es bueno, destacando lo que considero mejor. Y no, mi columna de MIS ENLACES PREFERIDOS a otras bitácoras no se encuentra por orden de mis preferencias o gustos, sino por simple orden alfabético.

On this day..

Esta entrada fue publicada en Evaluando weblogs y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Evaluando Weblogs

  1. Yo tampoco lo entiendo, me refiero a que la gente no diga algo, y menos en este caso. A lo mejor esque la gente no lee o no ve y solo se contabilizan las visitas.
    Lo que vas a ver enseguida esque lo mio no es escribir asiesque voy a ir al grano. Te agradezco de corazón que me brindaras tu ayuda en el foro de bitácoras.com. Lo que ha pasado esque estoy alucinado con tu bitácora y voy a necesitar tiempo para verla despacito y a lo mejor llego alguna vez a la ayuda que pedía.
    Yo acabo de empezar y necesito un faro que me guie o alguien que me diga algo, como tu dices, aunque sea malo.
    Bueno tengo mucho que decir pero voy a dosificarme, volveré y siempre agradeceré a Minimo el haberte puesto en mi camino. Un abrazo

  2. Guardafaro dijo:

    Carlos, gracias por tu deseo. Yo espero que logres llevar tu bitácora a donde deseas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *