Gordura, exceso de peso y obesidad

mujer gorda con vestido rosaHablar de gordura, de obesidad o de simple sobrepeso dice poco, ya que para muchos significan casi lo mismo al no tener límites bien definidos.  ¿Cuántos kilos por encima o por debajo del peso óptimo de cada individuo se necesitan para considerar que se está con sobrepeso, gordo, obeso o ya se ha llegado al estado mórbido? ¿Cuál es tu caso?

El asunto es que no se pueden definir esos términos en una simple función de kilos, por lo que tendremos que comenzar a referirnos, más apropiadamente, al denominado Indice de Masa Corporal (IMC),  que relaciona la estatura, el peso, la edad y el sexo del individuo. No sé por qué no incluye también un factor de constitución física.

Sobre esa supuesta obesidad, divina obesidad ya he hablado en este blog. Y por declaraciones de mucho gorditos parece que tal felicidad asociada a la gordura no existe, es puro mito. Por el contrario, asociada como está a un patrón de conducta,  las personas obesas se sienten mal consigo mismas, así como discriminadas socialmente.

¿Qué esperaban? Sería como el tipo que  vestido con pantalones cortos, camisa playera y chanclas, con un corte de pelo estilo mohicano o punkie y de color verde, pretende que lo contraten en una entrevista de trabajo en IBM, quejándose luego porque no lo aceptan tal como es.  El mundo es así. Porque hay lugares, momentos y situaciones en las que lo que menos importa es cómo eres tú realmente, sino cómo se espera que seas y te comportes. Quien no entienda eso mejor se queda en su casa, porque no podrá convivir ni en medio de una tribu.

La anorexia se caracteriza por el rechazo extremo de la persona hacia su cuerpo, teniendo así una imagen errónea de ellos mismos, los que la padecen generalmente utilizan la comida como algo que ellos pueden controlar ya que en algún aspecto de su vida diaria algo no va bien. La soledad, la baja autoestima o la ansiedad pueden contribuir a que las personas caigan en esto.

En el extremo opuesto se encuentra la Fatorexia, que viene a ser lo contrario, pero cuyas motivaciones no son muy distintas. Según Sara Bird:

…es un trastorno en el que la anorexia se invierte haciendo que personas obesas se sientan personas flacas cuando no lo son.

Los obesos, a menos que lo sean por problemas glandulares o por poseer el gen de la gordura lo tienen muy fácil para adelgazar: no hay más que cerrar la boca; así de cochinamente simple es la cosa. De todos modos, antes de iniciar cualquier dieta o tratamiento, lo primero es saber el por qué de ese desorden alimenticio o de nada servirá cualquier esfuerzo.

Baco, cuadro de RubensMientras un gordo siga pensando que comer es un placer,  alguna necesidad a la que debe dedicar todo su esfuerzo o un record a imponer como la mujer más gorda del mundo,   importándole un bledo que haya llegado a un grado extremo de obesidad mórbida,  nadie ni nada podrá conseguir el mínimo resultado. Ni aunque le extraigan toda la grasa quirúrgicamente; porque seguirá comiendo igual y volverá a su estado anterior… a menos que le reduzcan el estómago también, y ya veremos.

No hay enfermedades sino enfermos, por lo que la obesidad del cuerpo (y todas las demás enfermedades) se ataca desde la mente, cuando existe la motivación y la voluntad real para querer salir del problema. Es entonces cuando cerrar la boca resulta fácil. Y ya que la realidad reside en el hipotálamo:

…es un asunto de dudosa certidumbre cuando alguien nos promete librarnos de libras indeseadas por medio de la dieta, de un spa o de la cirugía bariátrica. Porque la gordura, siendo resultado de procesos de auto-regulación en desequilibrio no obedece a maniobras externas que, en principio, subvierten aun más la estabilidad de los módulos natos que nos gobiernan.

En realidad todo reside en la voluntad, pues uno tiene aquello que quiere tener, aún cuando sepa que no le será beneficioso directamente. Según dice el Dr. Wayne W. Dyer en su conocido libro “Tus zonas erróneas” (que nunca me cansaré de recomendar):

Hay cantidad de pruebas que apoyan la teoría de que la gente escoge tener tumores, artritis, enfermedades del corazón, “accidentes” y muchos otros males incluido el cáncer, males que se ha pensado siempre que le suceden fortuitamente a la gente. En el tratamiento de enfermos “mortalmente enfermos”, muchos investigadores han empezado a creer que la manera de aliviar el mal es ayudando al paciente a no desear la enfermedad en cualquier forma que sea. Algunas culturas tratan el dolor de esta manera, dominando completamente la mente y haciendo que el autocontrol sea sinónimo de control mental.

A mí me parece muy bien intentar controlar y evitar que se extienda la anorexia y la bulimia, pero también la obesidad. ¿Qué hay con respecto a la apología de la gordura? Porque  alguien, quizás, pudiera entender que una propaganda de televisión en las que muestran a una persona devorándose una hamburguesa o una pizza con redoblado deleite no es más que una incitación a comer y a la gordura. ¿Eso sería una apología de la gordura?

En España, el 54,5% de la población padece obesidad o sobrepeso y “el 4,34% padece obesidad severa (más de dos millones de personas),  ya que tienen un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 35 y una serie de patologías asociadas que les convierte en obesos severos…” lo cual supone un auténtico problema médico, social y económico.

Tomando en cuenta ese gran número de personas afectadas y los riesgos implícitos, además de que la obesidad provoca más gasto sanitario que fumar y beber y de que se estima que nada menos que la mitad de la población mundial será obesa en el año 2030, yo creo que  se hace evidente que la próxima batalla sanitaria, desde ya,  [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] y no tanto contra la anorexia.

Pero no se trata de la gordura convertida en obra de arte por Fernando Botero,   sino de la gordura como una enfermedad crónica. Estamos ante el desarrollo de una verdadera epidemia de proporciones bien gordas. La obesidad ha dejado de ser un factor de riesgo de otras patologías, como las cardiovasculares, para convertirse en una auténtica epidemia del Siglo XXI.

Al igual que dije cuando escribí sobre la anorexia, me gustaría conocer opiniones  directas de quienes padecen obesidad y son conscientes de que tienen un problema con el que no se sienten bien. ¿Por qué llegaron a esa situación? ¿Cómo se sienten, cómo creen que los demás los ven   y cómo los tratan? ¿Qué creen que se debiera hacer para ayudarlos de una forma más eficaz?

Temas relacionados en otros medios:
Hombre y mujeres acumulan grasa de manera diferente por mandato genético.

Evalúa tu peso e IMC con el test de la Organización Mundial de al Salud.

Primera foto en vestido rosa, vía: Somos Gordos ¿Y qué?

Segunda foto: cuadro de Rubens

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Gordura, exceso de peso y obesidad

  1. first1 dijo:

    Hablar y escribir sobre los riesgos y lo malo que es , es muy fácil , no te falta razón el sobrepeso no es bueno
    está gordo quien quiere … puede ser
    no todo el mundo está dotado de esa voluntad para iniciar un régimen y además cada organismo es un mundo
    yo por ejemplo tengo un hermano que come come come y come y no engorda ni un gramo si yo comierda igual que él sería una bola…
    yo pasé por el sobrepeso y te he de decir que es la cosa más horrible del mundo
    de que te vale llegar a un peso optimo segun tu nutricionista , usar una 40
    entrar a cualquier tienda CUALQUIER TIENDA
    y que te califiquen como talla grande
    gorda y demás
    después la gente es MUY cruel….
    no saben lo que es ir por la calle pendiente de la gente mentalizado de que tu eres la razón de sus carcajadas …
    se rien de ti algo no te sienta bien es por tus piernas es por…
    y que al final sea que se rien de un chiste…
    pero en tu cabeza lo que se te pasa es lo otro
    despues en verano no vas a la playa porque se van a meter contigo
    cuando ves a familiares que te digan que gorda estas
    muchos bollos comes tu eh eh
    es muy muy duro
    nadie se pregunta las razones de tu sobrepeso
    pero todos son capaces de hacerte sentir lo peor
    la que sobra , como si no merecieras estar en esta sociedad…
    así es como se siente .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *