¿Gratis y bueno? Solo en Internet

El viejo pensamiento de que en esta vida no hay nada gratis, y que si es gratis no es bueno, ya no se aplica a la Internet. Porque existe la oferta de multitud de productos, generalmente aplicaciones (software) que se ofrecen en forma gratuita y que, además, dan excelentes resultados, comparables a los de productos comerciales similares.

¿Dices que no? Pues piensa un poco. ¿Qué aplicación utilizas para navegar por la Web? Porque desde el propio Internet Explorer, pasando por el Mozilla Firefox y otros navegadores, son ofrecidos para descargarse gratuitamente. Igual puedo decir de aplicaciones como Zone Alarm, Xampp, FreeRAM y SpaywareBlaster, de los que ya he hablado.

Desde antivirus, productos para evitar el spyware y cortafuegos, hasta editores fotográficos y de texto, incluyendo suites ofimáticas completas, además de editores de video y sonido, convertidores, productos contables y administrativos, sistemas operativos bajo GNU, y de todo lo que se pueda necesitar, existen excelentes versiones completamente gratuitas para su uso doméstico o privado.

Recién leo un artículo titulado “Actualizar más rápido los programas” publicado por la prestigiosa revista del grupo Eroski: Consumer.es, (a la que estoy suscrito), en que presenta dos interesantes y útiles programas que nos pueden ayudar a mantener actualizado nuestro software. Dicen:

Sitios web como Filehippo o Apphit suponen una vuelta de tuerca a las tradicionales páginas de descarga de software y resultan útiles en el contexto actual, en que la gran mayoría de los usuarios emplea Windows. En la actualidad disponen de sendas aplicaciones, todavía en fase de pruebas, que el usuario puede instalar en su ordenador con el fin de comprobar si existen programas sin actualizar. Para lograrlo, escanean todo lo que haya instalado en el PC y lo comparan con su base de datos, donde figuran las últimas versiones de cada programa.

Se ven útiles, al realizar automáticamente una tarea que nosotros olvidamos hacer y que, usualmente, conlleva bastante trabajo si lo queremos hacer manualmente. Aún no he probado ninguno de los dos. Pero Filehippo y Apphit lucen interesantes para quienes aún utilizamos Windows como Sistema Operativo. Posiblemente me decida a instalar alguno de los dos.

Sin embargo, este artículo de Consumer.es y la forma como estos dos productos actúan para hacer su trabajo, me ha hecho recordar que, con cualquier programa que instalamos, particularmente con los de distribución gratuita (freeware) hay que andarse con cierto tiento. Porque es bien sabido que hay sitios Web que ofrecen programas gratuitos que están preparados para explotar las vulnerabilidades de las PC que los instalen. Así que, lo único que nos queda es la confianza en la empresa detrás del programa y/o del sitio Web desde donde los descargamos.

También hay algo elemental, que es la seriedad de quien lo recomienda, que es el caso de sitios como Consumer.es, MundoPc.net, PCWorld.com, CNET.com, Softonic.com entre algunos otros. Y no omitas las averiguaciones que sobre el producto puedes hacer tú mismo en Internet.   Porque gratis y bueno está muy bien, pero si además es seguro será aún mejor.

On this day..

Esta entrada fue publicada en Software y tecnología y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *