Hacienda, implacable con todos menos consigo

contenedor caca-canEstamos en ese mal mes en que Hacienda salda cuentas con los congribuyentes y, por lo que pareciera, intenta ponerlas a su favor. Es el mes en que coloca sus recolectores especiales por todas partes. Es el mes de pasar el cepillo.

Si digo que pone las cuentas a su favor es porque, en España, uno de cada tres borradores de la declaración de la renta de las personas físicas, que la Agencia Tributaria envía ya elaborados para su aprobación por los contribuyentes, tienen errores. En favor de Hacienda, por supuesto.

En unas conversaciones entre guitarras y fractales, mi amigo Germán, trabajador por cuenta ajena, me contaba que su borrador de rentas de este año indicaba que tenía que pagar 490  euros, adicionales a todo lo que ya le habían retenido durante el año. Como le pareció totalmente absurdo pidió cita y se personó en la Agencia Tributaria con su portafolios. Al final, resulta que para Hacienda él ya no tenía esposa bajo comunidad de bienes.  La hija quinceañera había pasado a tener veinticinco años; el hijo de cinco había desaparecido misteriosamente junto con la hipoteca, sin que su Banco la hubiera cancelado. Entre pitos y flautas, la realidad final fue que, una vez realizado el cálculo, pero de la forma en que tenía que ser, Hacienda tenía que devolverle 750 euros. Lo loco del asunto fue que, en el anexo que le enviaron junto al borrador de la declaración de rentas, todos los datos de los hijos y situación familiar sí que estaban correctos, pero en la declaración no.

Si el contribuyente no se lo notifica, es obvio que la Agencia Tributaria no puede saber si se ha casado, ha tenido un hijo o ha constituido una hipoteca por su vivienda principal, circunstancias todas que obrarían en su favor, modificando sustancialmente el resultado de su declaración. Pero de ahí a que te eliminen esos datos que ya tenías de otros años, como el caso de mi amigo Germán, hay mucha distancia.

Él ahora se pregunta si en lugar de los veintitantos euros que pagó el año pasado sin revisar, no tendrían, más bien, que haberle devuelto algunos cientos.

¿Cuales son las causas de esos errores?

Según Hacienda: [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] u omisiones en las deducciones fiscales, particularmente por deducción de la vivienda habitual,  debido a que los borradores se elaboran sólo con la información de que dispone la Administración, que en ocasiones puede tener incoherencias.  Otros 140.000 borradores tienen errores relativos a los famosos 400 euros electorales del Sr. Rodríguez Zapatero.

Según el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) los datos relacionados con deducciones por compra de vivienda, estado civil, subvenciones públicas y deducciones autonómicas [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE].   En concreto, un total de 3,7 millones de borradores tienen fallos en la compensación por vivienda y unos 1,21 millones presentan errores por estado civil o nacimientos. De igual forma, alrededor de 30.000 borradores omiten la tributación por los salarios adelantados por el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) por estar pendientes de pago debido a insolvencia, concurso de acreedores o fuerza mayor.

Para GESTHA, uno de los fallos “nuevos” en la actual campaña se debe a la aprobación con carácter retroactivo del aumento del límite exento de las indemnizaciones de los despidos colectivos, EREs y despidos por causas objetivas o económicas desde el 9 de marzo de 2009. Los borradores de más de 390.000 afectados hacen tributar indebidamente por una indemnización que realmente está exenta.

Por otro lado, aseguran también que, en lugar de enfocarse en la economía sumergida y los grandes defraudadores, por el contrario, Hacienda tiene puesta la lupa sobre los colectivos más golpeados por la crisis: desempleados que cobraron prestaciones por desempleo, personas que pierden su vivienda por no poder pagar la hipoteca, empresas que entran en quiebra y procedimiento concursal, hasta separados y divorciados que venden su vivienda, creándose situaciones verdaderamente absurdas, en las que Hacienda declara la existencia de ganancias en donde no las hubo.

¿Y a la hora de las responsabilidades, qué?

Hablando de una sociedad panóptica Enrique Dans dice:

Nuestras cuentas son contrastadas por una entidad, el Ministerio de Hacienda, que nos transmite la sensación de que todo lo ve: nos envía nuestra declaración ya preparada y nos comunica presuntas irregularidades desde una posición de supremacía absoluta, de quien no tiene que hacerse responsable de sus errores pero juzga con despiadada rectitud los de los demás.

No te equivoques en tu favor a la hora del cálculo, no omitas, ni por olvido ni por equivocación, declarar esos miserables céntimos que te generó la escuálida cuenta de ahorros, no olvides incluir el precio del juego de cubiertos que te “regalaron” en el banco por domiciliar tu nómina, que no es otra cosa que un pago en especie. No olvides nada y, sobre todo, procura no pasarte de plazos ni por haber estado en coma internado en el hospital. Para Hacienda le es igual si fue un error tuyo, de tu contador o de simple tipeo. Porque ella se convierte en una amnésica que olvida que te ha retenido dinero durante todo el año y que, si tiene que devolverte, no te paga intereses. Para ella, de entrada tú no eres más que un mentiroso evasor y te juzgará con todo rigor, aplicándote inmisericorde las sanciones contempladas por la ley.

contenedor caca-canPero la cosa es distinta a la hora de aplicarse el criterio a sí misma. Hacienda  debiera leer con detenimiento la letra pequeña de las instrucciones, para no ensuciarse las manos. Pero como no es así, porque no le interesa, no tiene la culpa de que tu borrador, que sus técnicos y/o sus sistemas automatizados han elaborado, tenga errores que te hayan puesto a pagar en lugar de a devolverte.  Ella no tiene culpa de nada. El único culpable eres tú, por no revisar. Por lo tanto, si apruebas el borrador no tienes derecho a quejarte luego de tu propia estupidez.

Mi amigo Germán, que estudio en USA, dice que por eso los norteamericanos opinan que en España (y los europeos en general) somo ricos. Allí las personas físicas solo pagan impuestos anuales si exceden de 3.000 USD mensuales. Porque en lo que compran ya pagan impuestos a través del tax (aproximadamente el 5%, contra el 16% del IVA español).

En España. este año uno de cada tres borradores de renta tiene errores. Eso no quiere decir que, una vez subsanados, el resultado vaya a ser, necesariamente, que tenga que devolverle dinero al contribuyente. Sin embargo, lo más probable,  salvo  alguna que otra excepción, supongo, es que este tenga que pagar menos.

Si Hacienda envía más de veinte millones de esos borradores, ese 33%  con fallos equivale a  más de 6.660.000 borradores, la pregunta me parece obvia: ¿habrán cifras estimadas de cuántos millones de euros son pagados sin necesidad, por la totalidad de ciudadanos que no revisan sus declaraciones automatizadas?

Recuerda algo:  todo tu sueldo está gravado; todo, absolutamente todo. Porque si tu retención final del IRPF es, digamos que del 20%, si le sumas el 16% de IVA que pagarás en lo que compres (ya que no te queda nada para ahorrar), puedes decir que el 36% de tu sueldo bruto va para las arcas de Hacienda; solo a título de ejemplo. A lo que te queda réstale luego la seguridad social y lo demás. ¿Que con razón no te alcanza? Pero no te vayas a agarrar un cabreo ahora, que con estas temperaturas no viene bien. Anda, saca a pasear al perro y procura usar las bolsitas que te dan gratis en los contenedores caca-can para recoger sus escrementos. Eso sí, deposítalas allí mismo, no en Hacienda.

Noticias en los medios:

Hacienda devolverá 36 céntimos a un bebé

On this day..

Esta entrada fue publicada en Cosas diarias, Leyes y políticas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Hacienda, implacable con todos menos consigo

  1. Perín dijo:

    Buenísimo!!! Conozco varios casos de borradores “mal hechos”.Por suerte,bien solucionados (y con una diferencia de la leche, como a tu amigo,más o menos) y no precisamente en Hacienda o en el banco(craso error esti, ya que,en algunos de estos casos q conozco, a la baqueta fueron tratados.Imagino q porque el bancu tien algún interés,o qué sé yo.Algunos currantes,todo hay q decirlo,no todos).

    Efectivamente, q te envíen el borrador hechu,no exime de su revisión.Un fallo q tiene muchíisima gente, q al ver el sellu oficial, lo cree todo…Por desgracia, Hacienda NO somos todos.Baste ver que lo haz una máquina.No me imagino a un grupo de personas haciendo 20millones de declaraciones.No.Imposible.This is Espein, don’t fastidies…

    Como siempre, maaaravilloooosamente explicao y entendido :-)).

    Un saludo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *