La gallega de oro, el precio de unas tetas.

Desnudo femenino de la Gallega de CancúnDejando en el blog shikihouse un abultado comentario que tuve que reducir, me pareció que aunque no había querido escribir sobre esto, ya era hora de hacerlo.

Con respecto a ella he leído de todo. Lo que le sucedió a Ana María Ríos durante su viaje de novia a Cancún, México, es algo harto conocido y en lo que nadie quisiera verse envuelto nunca. Y que, tanto las autoridades españolas como los vecinos de su pueblo, se movilizaran en su favor, dada la evidente trampa que le fue tendida y la tramoya que se fue tejiendo a su alrededor, no es nada raro ni tampoco inusual; por el contrario, considero que fue un acto de civismo y solidaridad como muchos otros.

¿Pero en qué ha devenido todo esto? Dolida por los insultos, asombrada por el enorme impacto mediático y defraudada por muchos vecinos y periodistas que la han vilipendiado. Así se siente la gallega Ana María Ríos tras la cascada de críticas que le ha caído encima por haber posado desnuda en interviú.

La peluquera gallega -como le dicen- tuvo la osadía de mostrar sus senos en unas fotografías publicadas en la revista Interviú.

No puedo creerlo. No puedo entender tamaña mojigatería colectiva en pleno siglo XXI. ¿Todo el alboroto es porque se dejó ver las tetas en la portada de la revista Interviú? ¿O porque se desnudó de nuevo para ellos? ¡Pero si la mayoría de las mujeres las van mostrando en las playas! Habrá miles de ellas en topless que han quedado en las cámaras fotográficas de otros bañistas y mirones. Si la foto así robada en una playa, o a bordo de algún yate, o en alguna piscina pública o privada, es de cualquier hija de madre, pero famosa aunque no sea más que por sus escándalos, nadie dice nada si la publican. Y si le pagaron, pues mejor. Todos los lectores se regodearán mirándola.

Desnudo femeninoPero Ana María Ríos fue quien lo hizo. ¿Quién puede decir que sea reprochable? Linda que quedo en las revistas. Resultaron desnudos artísticos preciosos. Las fotos no tienen nada que envidiarle a la de modelos profesionales. Fue un excelente trabajo del fotógrafo.

¿Pero, entonces, qué es lo reprochable en este caso? ¿Qué es lo que sus vecinos, y tantos otros, le critican? ¿Cual es la diferencia? Pues me parece que la diferencia es porque ella cobró por esas fotografías. Ahí está la cochina envidia que termina enterrando todo acto de buena voluntad.

Y además cobrará por un libro, para mayor rabia de muchos. Fue evidente que su caso conmocionó a la opinión mundial.

Ana María Rosas presaNo fue algo ficticio. Estuvo presa en un país extranjero, con todo lo que eso implica. Su drama fue real. Y todos pudimos seguir su tribulaciones. Y esos casos son los que interesan a las editoriales y revistas.

Otros y otras han salido en el Selecciones del Readers Digest, o publicado libros relatando su secuestro, sus situación de rehén durante el asalto a un banco, sus días perdidos en el mar a bordo de una balsa o de un patera, o las peripecias por las que sobrevivieron después de estrellarse la avioneta en una montaña remota. Ella tendrá tanto o más que contar después de [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE].
Ana María Rosas liberadaY no es que a ella le sobren mucho las carnes, pero cuando regresó era casi un esqueleto ambulante. Y no precisamente porque hubiera estado en huelga de hambre, ni preparándose para desfilar en pasarelas de moda.

¿Porqué, entonces, tal encono volcado ahora contra ella? Posar semidesnuda para Interviú era una decisión de la exclusiva competencia de ella y su esposo. No necesitaba del consenso de los vecinos pontevedreses de Arcade, su pueblo; menos aún de los alrededores ni de parte alguna de España. Pero he leído que en su propio terruño la tildan de todo, ahora que ha percibido unos beneficios aconómicos con los que resarcirse de todo lo que tuvo que gastarse. Resarcirse en lo económico, porque todo lo sufrido ya no se lo compensa nadie.

Las imágenes se han convertido en tema de debate en su pueblo pontevedrés de Arcade, donde como en los toros, hay división de opiniones. Unos dicen que hace muy bien y que si encima gana dinero, mejor. Otros opinan que el desnudo es una vergüenza y la acusan de estar vendiendo su tragedia. Mientras algunas voces alertan de que la “frivolidad” de Ana María puede perjudicar en el futuro a otros españoles que se encuentren con similares problemas.

¿Frivolidad? ¡Hay que ser obtusos de mente para pensar eso! Hasta han dejado ver que, con sus movilizaciones, la ayudaron durante su pesadilla en Cancún, y ahora ella… nada. ¿Y qué quieren, que reparta con ellos lo que está ganado? ¿Que haga donaciones para mejorar la escuela o la iglesia del pueblo, dotar de libros la biblioteca o cualquier otra cosa? ¿O quieren que les de a cada uno como si les hubiera tocado un décimo del Gordo de Navidad? Yo no veo que esté obligada. ¿Qué tenía que haber hecho a su regreso, anular su matrimonio y meterse a monja; trabajar gratuitamente en su pueblo en obras sociales, o seguir con su modesta vida de peluquera, contando todos los días sus miserias y la odisea de su arresto, para el beneplácito de las marujas curiosas, incansables e insaciables?

Se le facilita escribir un libro. O debiera decir publicarlo, porque otro será quien lo escriba. Muchos quizás nos pasemos la vida tratando de que nos publiquen algo sobre papel, aunque solamente sea para la satisfacción de ver el tomo en las librerías. Pero somos desconocidos. ¿Concursar en los Premios Planeta sin ser autor bien conocido, con muchos fervorosos seguidores de respaldo? Soy escéptico en eso. Es la simple ley de la comercialización y el mínimo esfuerzo y riesgo. Para las editoriales es preferible ir sobre lo seguro. Para los desconocidos no hay tiempo disponible, porque sus revisores y correctores están copados de trabajo, leyendo a los consagrados. No hay nada como verse envuelto en un escándalo para llamar su interés. Para comenzar, serás invitado bien pagado en algún programa del corazón. De ahí en adelante ya es asunto tuyo.

La historia real de Ana María Ríos es tiraje seguro para las editoriales. Y si sus fotos han vendido todos los ejemplares de las revistas, su libro tiene el camino trillado. A mi me parece muy bien que esta chica esté agarrando las oportunidades que el Cielo le ha dado. Las pasó amargas, ahora aprovecha su buena racha. Ella no ha robado, estafado o engañado, ni le está haciendo daño a nadie.

Podrán seguir criticándole cualquier cosa. Pero nadie podrá negar que tiene unos bonitos senos. Claro, no es más que mi opinión. ¿[Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]?


Artículos relacionados, en los medios:
El desnudo de Ana María Ríos levanta pasiones
shikihouse La fama…¿cuesta?

Fotos sacadas de la Fotogalería del diario español 20minutos. Ana María Ríos, la gallega de Cancún


Icono Home

On this day..

Incoming search terms:

  • gallegas desnudas
  • gallegas desnudas en la playa
  • mujeres gallegas desnudas
Esta entrada fue publicada en Reflexiones sociales. Guarda el enlace permanente.

10 Respuestas a La gallega de oro, el precio de unas tetas.

  1. Violeta dijo:

    Y bueno, cuantas mujeres antes de ser actrices, modelos, cantantes, posaron desnudas, muchas! es como el trampolin a la fama, que mal, realmente el cuerpo de la mujer está siendo “utilizado” por los medios publicitarios. Lo peor es que muchas mujeres ven como una opción el vender su cuerpo para adquirir fama y demás cosas.
    Saludos y gracias por visitarme 🙂

  2. Cada quien hace de su vida un saco y si quiere se mete en él. Al menos ha sacado la manera de obtener algún provecho de lo que le sucedió.

  3. Luis Amezaga dijo:

    Tengo una pregunta: ¿Qué mueve a un director o subdirector de una revista como Interviú a ofrecer un posado de tetas a una chica que es noticia por un asunto que nada tiene que ver con la farándula o la imagen? No salgo de mi asombro.

  4. guardafaro dijo:

    Interesante pregunta, Luís. Pero me parece que la respuesta sale sola. Lo mueve una razón económica. La chica es noticia, además de que, (con ojo experto y todo lo demás que debe tener) se dió cuenta que físicamente tenía sus encantos escondidos. No es una modelo ni conocida en esos medios. Y habrá otros etc. En resumen, a mi me parece que lo movió el buen tiraje que estimó que tendría la revista. Y no se equivocó. Hasta sacaron otro número con ella.

  5. noxeus dijo:

    Todos oímos falar da “teta galega” Os xaponeses cómprana cun sorriso picarón cando visitan o Apóstolo en Santiago.
    Cando era un neno, a miña nai dábame de merender un pedazo de pan de centeno e outro de teta.
    Así saín eu de fermoso e lozano.
    Abofé que estas dúas tetitas non son de queixo precisamente…

  6. Ula dijo:

    Además a esta chica le habrá movido lo económico, probablemente porque el salir de la cárcel haya podido ser un poco caro y hay que conseguir ganar el dinero que se hayan gastado con toda la movida.
    Me parece muy bien porque las fotos son bonitas, hay formas peores de ganar dinero. Por poner un ejemplo: la mayoría de los políticos (no todos), los usureros legales y muchos más que todos podemos tener en mente.

  7. elsatiricon dijo:

    La chica aprovecha el tirón. Tampoco tiene nada de malo. Al contrario, tiene mucho de bueno…
    Un saludo

  8. Shikilla dijo:

    Te agradezco la notificación de que había sido citada en tu magnífico blog, por cierto. En realidad mi post hablaba de los personajes que, en general, inundan nuestra vida, tanto en prensa como en televisión, llegados a la fama por muy diversos caminos, algunos por atajos sorprendentes. Nombraba el caso de Ana María, sin mencionar para nada el hecho de que saliera desnuda en Interviu, sino dándole importancia al hecho de que fuera a publicar un libro, que es lo que me atañe. Lo del desnudo creo que entra en la intimidad, moralidad y costumbres de la persona en cuestión y no soy yo quién para juzgar, tanto si fuera a favor o en contra.

    También, comentaba el hecho de que iba a ser comentarista en el programa de Ana Rosa Quintana.

    Aunque fue simplemente un ejemplo que elegí, el de Ana María, el objetivo de mi escrito era poner de manifiesto lo fácil que es en este país, hoy por hoy, llegar a los medios de comunicación por caminos que no son precisamente los de los méritos personales, profesionalidad, valía, etc.. y, como digo en el mismo, no solamente se circunscribe al caso de Ana María, sino que, desgraciadamente, es la tónica general.

    Estoy contigo, en que nadie que no tenga un nombre conocido se presentaría al Planeta, por ejemplo, pero en mi derecho al pataleo, protesto de la manera que puedo, en mi blog, y, habiendo sufrido la lentitud de las editoriales para publicarme, este fenómeno del “famoseo”, cuyos personajes se convierten de la noche a la mañana en escritores, comentaristas, modelos, artistas, etc..

    Realmente, creo que Ana María, ha actuado inteligentemente, tomando el tren que ha parado delante de ella, la editorial también, puesto que tiene aseguradas sus ventas, aunque sea por curiosidad, y Ana Rosa igualmente, ya que asegura el morbo en su programa.

    Por tanto, me pregunto: ¿los que escriben o escribimos, los periodistas que salen de la facultad con ganas de trabajar, las modelos profesionales …etc., qué deberíamos hacer para llegar tan rápidamente a conseguir nuestros objetivos?

  9. guardafaro dijo:

    Shikilla, a mi me quedó claro el tema que tratabas en tu post. Y hago la referencia al mismo por dos motivos:
    1.- Porque habiendo leído unos cuantos post sobre el tema de Ana María Ríos, fue en el tuyo en donde dejé un comentario al respecto. Y como haciéndolo me motivé a escribir este post, siendo, entonces, el tuyo, el origen o fuente de inspiración, era motivo suficiente para citarte, pues te merecias ese crédito.
    2.- Porque el tema que tu tratas que, en efecto, no va por el lado de sus desnudos, sino lo que ya re-aclaras en este comentario que has dejado, me parece que complementa el mío (o el mío complementa el tuyo) abarcando todos los aspectos del fenómeno surgido alrededor de esa galleguita y las oportunidades de oro que se le han presentado (de ahí mi título) por vía de un incidente, cuando otros muchos se esfuerzan con su trabajo toda la vida para tratar de conseguir la oportunidad de una entrevista televisiva, o de la publicación de alguna obra literaria. Y si yo supiera lo que hacer para llegar a cumplir mis objetivos literarios ya estaría realizado en ese aspecto. Así que, al igual que tú, sigo haciéndome esa misma pregunta. Pero así es la vida.

  10. Meganeni dijo:

    Hola, pasando a saludarte, te dejé una asignación en mi blog, vamos a ver si te animas, saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *