La quimera de unas elecciones presidenciales en Venezuela.

Mapa electoral de VenezuelaDiversas voces en el ámbito político internacional se han levantado pidiendo que en Venezuela se celebren elecciones presidenciales cuanto antes. No dejan de ser más que unos buenos deseos basados en supuestos de hecho democráticos, por quienes viven en países con verdaderos respetos democráticos y que piensan como tales; pero que en su ingenuidad son totalmente desconocedores de la realidad política venezolana en los últimos veinte años, o que no quieren darse cuenta de la realidad que allí impera.

Una elecciones en Venezuela, actualmente, sería como realizar en Nápoles un juicio contra el Padrino de la Camorra, con el juez y todos los miembros del jurado pertenecientes a ese grupo mafioso. El resultado es previsible de antemano.

Venezuela es un país sumergido en la tiranía. Venezuela es un país (no quiero llamarlo Estado) secuestrado y saqueado por el régimen chavista; un país en el que todas las empresas básicas y todos los poderes públicos están tomados por el chavismo más férreo. Con un registro electoral fraudulento, que es manejado y controlado por los cubanos y en el que aparecen muchos miles de votantes que no son.

Venezuela es un país con un Consejo Electoral en manos del régimen chavista completamente y en el que, luego de las votaciones, su Presidenta da los resultados que le resultan convenientes (como ya está más que comprobado en diversos comicios que se han realizado), sin verificación fidedigna y profunda alguna por parte de ningún organismo internacional. Un país con un Tribunal Superior de Justicia en el que sus miembros han sido colocados por el régimen. Si a eso le sumamos a las Fuerzas Armadas, a la policía y las diversas fuerzas del orden público que están penetradas y dirigidas por los militares cubanos, y en manos del régimen chavista representado por Nicolás Maduro, ¿qué elecciones libres, realistas, transparentes, honestas y fiables se pueden pedir?

Bajo esta realidad, cualquier elección presidencial que se intente sin antes haber realizado una profunda purga y la reforma en esas instituciones es perder el tiempo. Porque el resultado, altamente previsible una vez más, sería el de legitimar por vía del fraude electoral la permanencia en el poder de Nicolás Maduro o de alguno de sus secuaces.

Fotografía y artículo relativo:
http://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_presidenciales_de_Venezuela_de_2018

On this day..

Esta entrada fue publicada en Divulgándolo, Mis protestas, Venezuela y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *