Los fumadores disfrutan más del sexo

vía nofumar.net

He oído a muchos fumadores decir que junto con un café el cuerpo les pide un cigarrillo. De esa forma el café y el tabaco adquieren un cualidad mucho más placentera para ellos. Otros hacen la misma asociación, pero unida a una copa de brandy o su licor favorito

¿Los fumadores disfrutan más del sexo? En cualquier caso es algo que no puedo saber por experiencia propia, ya que no fumo. Supongo que podrá ser similar a lo que dicen los gourmets sobre un buen queso que, junto con el vino adecuado, es un placer casi sensual para terminar una comida.

Pero también parece haber otras cosas además del café, que justifiquen encender un cigarrillo como colofón del placer entre ellas y el sexo.

Si por una cosa se han caracterizado las películas han sido por crear estereotipos, usualmente alejados de la realidad.  Si vamos a creerles, en USA todos los llamados Brad terminan siendo unos niños ricos, pusilánimes y cabrones. Por su parte, las Mary Sue no son más que pueblerinas tontuelas.

Ese mismo cine nos ha vendido durante décadas que encender un cigarrillo era un acto glamoroso en las mujeres que, con voz de tono grave y sensual, cantaban el “fumando espero” mientras aguardaban a su hombre.

via  elobservatodo.cl

via elobservatodo.cl

Tampoco hubo galán masculino catalogado de macho recio que, recostado contra una pared, no encendiera un cigarrillo con su inseparable Zippo,  entornando los ojos para mirar por encima del humo. Era el mundo del  hombre Malboro. La necesidad de tener un cigarrillo entre los labios fue la anorexia del momento, el modelo a seguir por quienes, inconformes con si mismos, necesitaban un modelo de hombre o mujer a seguir.

Esas mismas películas nos vendían que después de tener una fogosa relación netamente carnal, de sexo puro y duro, era obligado encender un cigarrillo en la cama. Por las caras de los actores parecía como esa relación simbiótica café-cigarrillo. Se creaba así un mito sexual relacionado con el cigarrillo.  Con la actitud parecían querer decir: ¡fumar es un placer! Surgía lo que podríamos llamar el cigarillo post-coital, el no va más del placer post-carnal. Vamos, que sacabas un pito y metías el otro. ¿Deseo inconsciente de sexo oral relacionado con el cigarrillo? ¿O tendrá que ver con la envidia del pene de la teoría psicoanalítica?

Hoy en día algunas cosas han cambiado en las películas y en la vida real, llegando nuevos placeres sustitutos. Hay personas que no logran decidir lo qué es mejor después de una relación sexual, si fumarse un cigarrillo o postear en Twitter.

¿Por qué fumar es sexy? Yo no lo veo nada sexy. Si una mujer está fumando preferiré mantenerme bien alejado. ¡Y que ni me hable de besarla! Ahora que, con respecto a eso de un  cigarrillo después del sexo, pues ya no sé que pensar. ¿En la relación café-cigarrillo qué es lo que se enfatiza, el sabor del café por causa del tabaco o el gusto del tabaco por causa del café? Porque en la relación sexo-tabaco ha de ser el cigarrillo, necesariamente, el que adquiera alguna cualidad particular después del sexo, ya que no creo que pudiera ser al revés. A menos que lo hagas mientras fumas.

Un buen queso con el vino perfecto sé bien que es muy agradable al paladar, aunque para mí no llegue a nivel de placer sexual ni sensual. No creo que los fumadores disfruten más del sexo, como dicen. Que sifruten más de un cigarrillo despues del sexo es otra cosa. Porque si no, comienzo a preguntarme si me habré estado perdiendo un placer sensual extra por no haber fumado nunca. Para colmo no tengo Twitter.

On this day..

Esta entrada fue publicada en De cine y música, Reflexiones sociales y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Los fumadores disfrutan más del sexo

  1. nemolinx dijo:

    Un artículo muy entretenido, enhorabuena.
    Coincido contigo: fumar no es sexy, lo sé porque soy fumador y me da asco. De hecho, siempre me han llamado la atención las chicas que no fuman.
    Se decía que los cigarrillos contenían sustancias que que recordaban al fumador artículos a los que él estaba acostumbrado. Así habrá cigarros que contengan aroma o sustancias que también contengan otros productos: cerveza, café, wisky…; así cada uno elegiría su marca de tabaco dependiendo de la asociación que más le gustara al fumarse ese cigarro. En mi caso no me llama el café, pero la cerveza y el cigarro son inseparables…
    En cuanto a lo de los actores. No sé si me lo invento o alguna vez oí que recibían comisión de las tabacaleras.
    Y qué decir del sexo. Dudo mucho que un gran fumador pueda disfrutar del sexo… Practicar el sexo a menudo es como correr una maratón, hace falta fondo y buena forma física…

  2. Pingback: Doble moral o simple hipocresia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *