Maquetar un libro para imprenta

maquetacion de una revista o periodico¿Estás tú pensando en publicar (o autoeditar) tus libros con alguna de las empresas que existen a este efecto? (Bubok Publishing S.L., Lulu, Amazon, Create Space Publishing…).
¿Pretendes maquetar tu mismo la obra?
¿Quieres ofrecerla tanto en libro impreso como en un formato de eBook, a fin de que llegue a toda clase de lectores?

Pues yo te diré que maquetar para lograr un formato de libro que va a ir a la imprenta y maquetar para un documento electrónico, que saldrá en un archivo con formato de ebook, son dos cosas completamente distintas.

Quizás antes deba yo aclarar que la maquetación también puede ser denominada diagramación. La misma es parte de la labor del diseño editorial y tiene sus expertos.
¿Qué se hace en la maquetación o diagramación de un periódico, una revista o un libro, sean impresos o electrónicos? Incluso en un blog. Pues básicamente lo que se hace es organizar el espacio disponible, a fin de dar cabida a los titulares, escritos, imágenes y otros posibles elementos audiovisuales o multimedia.

Estrictamente, el acto de maquetar tan solo se relaciona con la distribución de los elementos en un espacio determinado de la página, mientras que el diseño editorial incluye fases más amplias del proceso, desde el proyecto gráfico hasta los procesos de producción denominados pre-prensa (preparación para impresión), prensa (impresión) y post-prensa (acabados). Sin embargo, usualmente todo el aspecto gráfico de la actividad editorial y periodística se conoce por el término maquetación.(1)

Antes de comenzar.
Antes de pensar en comenzar a maquetar tú mismo un libro impreso tienes que decidir tres cosas fundamentales:

1. El tamaño que tendrá el libro.

No será el mismo para un catálogo, un manual técnico, un pequeño poemario o para una extensa novela. Los dos formatos más populares para novelas son: En USA el US Trade con 6”x9” (15.24 cm x 22.86 cm). En España, en que el pliego de papel se corta de diferente manera, el más popular (muy equivalente al anterior) es el formato de 15 cm x 21 cm (prácticamente un DIN A5). Yo he publicado la novela de «La mina del espíritu errante»  en ambos formatos, uno en España con Bubok (978-84-686-0501-2) y otro en USA con Create Space Publishing (978-1477591550).

2. La tipografía que usarás.

El tipo de letra o fuente y el tamaño. Para ellos debes investigar algo, porque una fuente de 12 puntos, por ejemplo, puede resultar más grande o más pequeña que otra fuente de igual cantidad de puntos. Decidir esto a mí me llevo semanas de análisis y comparativos gráficos de textos. Para ello me basé en lo que es mi formato estándar básico, el Times New Roman con 12 puntos. Aprendí una cosa: no hay ningún otro tipo de letra que, con la misma altura y legibilidad, ofrezca tantos caracteres por línea que el Times New Roman. Si quieres saber por qué puedes buscar el origen de esa fuente.

periodicoYo quería una letra serif muy legible, redonda y agradable a la vista. Y como yo ya tengo dificultad con las letras pequeñas, quería que fuera una tipografía de un tamaño bien visible para cualquiera, de forma que pudiera estar leyendo durante horas sin cansancio. Excepto para la primera novela impresa, para todas las demás me decante, definitivamente, por la tipografía Garamond con 13 puntos (2). ¡Me encanta! Para el poemario la usaré en 14 o 15 puntos. Por las favorables críticas recibidas en este sentido, mi elección fue un acierto. Averíguate la diferencia entre las tipografías serif y las sanserif o palo seco, y el uso recomendado para ambas fuentes, porque explicarlo excede la intención de este artículo. Al final doy algunos enlaces.

3. Los márgenes que vas a dejar.

Hay algunas recomendaciones al respecto, pero después de mucho ojear y medir libros yo llegué a la conclusión de que cada editor hace un churro con lo que le parece mejor. El margen interior es el que tiene sus bemoles, porque dejarlo mayor o menor dependerá de la cantidad de páginas. Te puede decir que en Create Space (CreateSpace Independent Publishing Platform, USA.), como esa medida que dejas sea menor que la recomendada por ellos para el número de páginas te lo van a rechazar. Sobre el margen exterior no hay nada estricto. Algunos dicen que ha de ser de 2 cm. Otros que 2,5 cm., a fin de que el dedo pulgar no tape el texto. Pero todo se resume a un compromiso entre la estética y los caracteres por línea que tú necesitas tener, y qué tantas páginas quieres. A mayores márgenes (interior, exterior, superior e inferior) te quedará menos espacio disponible para el texto, y con ello necesitarás más páginas (con un mayor costo).  Debido a la gran extensión de mi novela «Amina y Záhir, dos almas gemelas»,  los tres primeros tomos estaban en el límite editorial permitido de 828 páginas. Fue por ello que, en algunos casos,yo preferí sacrificar un poco de “belleza estética y aire” dentro de las páginas (disminuyendo algo los márgenes), a tener que disminuir el tamaño de la letra y dificultar su lectura. Encontrarás que novelas cortas y cuentos suelen tener grandes márgenes, a fin de obtener la cantidad mínima de páginas que el editor exige, para ofrecer el libro dentro de un rango de precio de venta.

Para escribir mis obras yo trabajo primero con el procesador de texto MS Word (valdría Open Office, Libre Office y cualquier otro procesador de textos similar, que yo también utilizo), que me da un buen corrector gramatical (una vez que te has cansado de agregar decenas de palabras al diccionario de usuario) y simplicidad a la hora de trabajar. Cuando me refiero a simplicidad yo lo hago comparando con el uso de programas editores profesionales (Quark, InDesing…). Al fin y al cabo, tú habrás de estar más familiarizado con el Word o con el Open Office.

Los estilos de párrafo en la maquetación.

Has de pasar por el cuidado de formatear los capítulos, títulos, saltos de página y demás utilizando la funcionalidad de los llamados “estilos de párrafo”. Puede ser un fastidio crearlos, pero luego son un alivio. Particularmente si van a ser estilos que se repetirán a lo largo de la obra. También trata de evitar los menos <Enter> posibles para dejar varias líneas en blanco. Vuelvo a decirte que para eso están los estilos de párrafo. No se necesita generar un índice, aunque yo lo hago como una ayuda para mí mismo, mientras estoy escribiendo la novela. Me ayuda a darme cuenta de si un capítulo está extremadamente largo, a fin de dividirlo en dos y mantener un cierto balance en la extensión de cada uno.

La justificación del texto.

Para una excelente maquetación de un libro impreso, toda obra literaria en prosa, que se precie en algo, ha de tener la líneas del texto justificadas en ambos lados. No cometas la tontería de usar justificado a la izquierda, por mucho que a ti te guste enviar tus cartas o memos con ese sangrado dentado en la derecha. Avísame si ves una novela maquetada de esa forma, para yo no leerla.

Eso sí, esa buena obra narrativa con las líneas justificadas no puede ser de ancho variable, como si fuera un documento web. Quiero decir que entre cada palabra tan solo debe de haber un espacio en blanco, uno solo (incluso después de un punto y seguido), y de la misma distancia todos los espacios dentro de la misma línea (al menos visualmente). Aclarado esto yo advierto que MS Word hace tan pésimo; mejor dicho, tan paupérrimo, deplorable y desastroso trabajo de guionado o cortado de palabras al final de línea (al menos trabajando en español), que nunca, nunca jamas, never in the life se te ocurra usarlo para enviar a imprenta.

Un buen programa para la maquetación de libros.

¿Qué hacer entonces? Aquí te puedo decir lo que yo hago, no lo que debieras de hacer tú.
Una vez finalizada la obra en MS Word yo la importo al programa profesional Adobe InDesign. Sí, tuve que realizar un curso de formación. Este progarma hace un extraordinario trabajo de guionado automático. En tres novelas y más de  4000 páginas yo nunca he encontrado una falla en esto, ni una sola. Además el programa tiene todas las otras funcionalidades que se necesitan para lograr una buena maquetación de un libro impreso, tales como elegir el espaciado entre caracteres o entre palabras para un párrafo definido o bloque de texto, y muchas otras funcionalidades más, a fin de evitar dejar las famosas líneas viudas y las huérfanas.
Una vez con el documento terminado de maquetar en el InDesign puedes generar la Tabla de Contenidos para el índice, las  de imágenes o lo que sea. A medida que yo voy maquetando en InDesign acostumbro a leerme de nuevo toda la obra, para encontrar errores que se me hayan podido pasar en Word. He descubierto que todas las revisiones que haga uno mismo son pocas. ¿el motivo principal? Que uno no lee lo que está escrito, sino que tiende a leer lo que sabe o cree que escribió, que es lo que debería de estar escrito, pero que quizás no lo está.

Las diferencias que implica maquetar para un libro electrónico las expondré en el siguiente artículo.

(1) Imagen de portada y cita.

Imagen 2

Actualización 05/10: Dije que dejaba unos enlaces y no lo hice. Ahí van, algunos enlaces a información que te será de utilidad, y con la que podrás salir todo un entendido en la materia:

Medidas en tipografía
Medidas tipográficas
30 tipografías serif y sans-serif para tus trabajos
15 tips al elegir un buen tipo de texto
Y por supuesto, todo sobre tipografía en Wikipedia.

Del lapicero al teclado. Es un blog especializado sobre estos temas, en el que se dan excelentes consejos para maquetación, corrección, escritura, normas y mucho más.

Actualización 10/03-2014: Como he recibido por email diversas preguntas sobre este tema, y yo no quiero escribir más ni repetirme porque ando de un flojo subido, me parece que lo mejor será dejarles el enlace a un artículo de MAEC en donde ella explica todos los pasos para meterse en el berenjenal de autopublicarse. La parte del diseño interior será de gran interés para quienes manejen el MS Word y no tengan acceso a un editor como el InDesign:

http://www.cazadorasdelromance.com/index.php/articulos/opinion/laodiseadeautopublicarse.html

(2) Actualización 14/4/2014: En cuanto a tipos de letras a mí me gustan las que sean redondas, con una separación entre caracteres que las haga bien legibles y un interlineado natural que no sea excesivo; aunque este aspecto se puede controlar a voluntad, al menos con InDesing. Me gusta mucho la Palatino Linotype y también algunas Roman y las Garamond. Dentro de estas se encuentra la Garamond tradicional, la Adobe Garamond Pro y la EB Garamond (esta última es OFL). Una de las cosas que tienes que tener en cuenta al elegir un tipo de fuente es si está permitido su uso comercial. Porque el hecho de que la tengas en tu ordenador no quiere decir, necesariamente, que sea permitido utilizarla para imprimir libros u otros usos comerciales. Por eso es una buena medida utilizar fuentes tipográficas que tenga una licencia del tipo Open Font License (OFL) y que, además, la misma permita su uso para ser incrustada en documentos PDF para envio a imprenta. En el siguiente enlace a Font Squirrel podrás encontar una gran variedad de tipografías con licencia OFL. La descarga de estas fuentes va acompañada con la respectiva licencia de uso.

Por cierto que yo, en mi entorno, hace bastantes años que abandoné el uso de la tipografía Times New Roman por la Garamond, porque me ofrecía mejor legibilidad y economía. El ahorro de tinta en las impresoras, con este cambio, ya está bastante demostrado. Así que ninguna imprenta o editorial te rechazará un libro de mil páginas que vaya en tipografía Garamond, más bien te lo agradecerán.

Cómo reducir un 30 % el gasto de tinta de impresora cambiando la fuente tipográfica .
En  The Inquirer.
En [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE].

On this day..

Esta entrada fue publicada en ebooks, Literatura. Guarda el enlace permanente.

9 Respuestas a Maquetar un libro para imprenta

  1. Mary Quiroga dijo:

    Hola Alfredo,

    Este artículo me ha resultado particularmente interesante, claro y de gran ayuda para quienes vayan a publicar. Me consta que sabes mucho al respecto y es fantástico que lo hayas compartido, seguramente mucha gente te lo agradecerá. 🙂

    Saludos.

  2. Hola Alfredo;

    Para mi es un gusto poder leer un articulo tan bien detallado, especialmente para autores principiantes como yo, a mis 52 años, recien he comenzado a escribir, y lo he hecho simplemente porque no puedo desarrollar otro trabajo mas que estar sentado, una lesion en la columna no me permite trabaja comunmente, sin saber nada de narrativa, a no ser por la cantidad de libros leidos en mi vida, hasta el momento, tengo terminadas 3 novelas y una cuarta en camino.

    Lo que me impulsa a escribirte es una simple solicitud, se que debes estar corto de tiempo entre tus obras y los demas proyectos que tengas, pero me gustaria que le dieras un ojo a mi primera novela, la subi en formato pdf a un blog gratuito, no sabia nada de maquetear libros o post edicion, solo la termine y la subi, si fueras tan amable de leerla y decirme que te parecio seria para mi un honor recibir tu critica.

    La obra esta alojada en este link, http://loumacchi.wordpress.com en ese blog vas a encontrar una imagen de lo que seria la portada del libro y al lado de la imagen esta el nombre de la obra, se llama Traspaso de Almas, si le das click al nombre… abrira el pdf, se que de antemano me vas a criticar la correccion ortográfica, la hice en word y es pesimo su corrector ortográfico, pero, la hice y la subi solo por saber si estaba andando en la direccion correcta.

    La novela es de tipo Ciencia Ficcion, no del clasico tipo de Lovecraft, Isaac Asimov o Robert Bolck, algo mas demencial y aterrador, espero puedas darte un tiempo y darme a conocer si el tema es bueno y si puede llegar a pegar en el publico.

    Desde ya te quedo eternamente agradecido

    Atentamente;

    Lou Macchi

  3. Luis Pérez dijo:

    Tengo una duda, pero no sé cómo preguntar.
    En los libros de texto, cuando no caben las palabras en una línea, separan la palabra, por sílabas, un guión; y en la línea de abajo siguen con lo que falta de la palabra que ya no cabía. ¿Con qué programa puedo hacer ese tipo de cosas?

    • guardafaro dijo:

      Los programas de procesamiento de palabras como el MS Word, OpenOffice y otros lo pueden hacer si activas la función. Lamentablemente son muy imprecisos. Como ya he mencionado, el Word es deplorable en eso y te obliga a realizar una enorme cantidad de correciones y ajustes manuales, que es para volver loco a un santo. Ya para maquetar libros bien hay que irse a programas como el Adobo InDesig, que hace unas separaciones de palabras excelente en español. No he usado el QuarkXpress ni el Scribus (que es libre), pero he escuchado que trabajan bastante bien ese aspecto.

  4. Alberto dijo:

    Muy interesantes las recomendaciones arriba expuestas, de todas formas me gustaría plantear algunas dudas.

    * ¿qué interlineado usa Vd para la Garamond de 13 puntos? Y por cierto, ¿se refiere a la Garamond Pro?

    * La mayoría de las plataformas de autoedición dan a escoger entre insertar una dedicatoria o una cita en los prolegómenos del texto. ¿Pueden incluirse ambas cosas, por ejemplo en Creatspace? Y si es así, ¿irían o no las dos en la misma página?

    Un saludo

    • guardafaro dijo:

      Yo uso la Adobe Garamond Pro para el contenido. Inicialmente escribo en MS Word (antes lo hacía en OpenOffice Writer, que utilizo mucho). Para la maquetación final utilizo el InDesign con el interlineado que él coloca por defecto que, en el caso de la tipografía Adobe GAramod Pro 13, es de 15,6 pt. Las dimensiones de página que utilizo en Word son las mismas que utilizaré en el InDesign con similares márgenes.
      Referente a lo otro que preguntas, en Create Space lo único que te exigen es que la primera página con texto (yo dejo la primera en blanco) coloques el título del libro y (en esa misma o en la siquiente) el nombre del autor (tal como lo colocaste para registrar la obra con ellos). De lo demás puedes disponer libremente. El libro es tuyo y no veo por qué una plataforma de autoedición quiera controlar o limitar lo que tú, como autor, quieres poner en tu libro.
      Sin embargo, hay ciertas normas editoriales establecidas para los libros, respecto a que la siguiente página par (luego del título y el autor) ha de ser la de los créditos, ISBN, DL y demás información. Luego de eso puedes colocar dedicatorias, pensamientos o lo que quieras (cada uno en un apágina IMPAR distinta), prólogos y demás yerbas aromáticas (nombres de los personajes, índice de capítulos (si lo hay). Después comenzarás con el cuerpo de la novela. El final o APÉNDICE es otro campo abierto para que coloques lo que te venga bien, como podría ser el listado de los personajes (si no lo pusiste al inicio), aclaratorias, epílogos, bibliografía, reconocimientos, etcétera.

      • Edson dijo:

        Hola, una pregunta, Adobe Garamond Pro, que está en Office y en InDesign ¿es de libre uso? puedo usarla sin problemas para maquetar un libro entero. Te pregunto porque he visto algunos libros que en su hoja de créditos indican que han utilizado esta fuente. Se me hizo raro ver ese detalle poco usual.

        • guardafaro dijo:

          No es de uso libre. El hecho de que consigas esa tipografia en MS Word u otro procesador de palabras no implica su uso para otros efectos que no sean los personales. No es para uso en tu blog o para publicar libros ni para uso comercial. Si tienes una versión de Adobe InDesig sí que podrías utilizarla. De todos modos, una tipografía alterna para la Adobe Garamond Pro es la EB Garamond que puede descargarse gratuitamente para esos efectos. Es muy similar, salvo en los números. Otra tipografía gratuita, que se le acerca, es la Crinsom. Yo no he visto ningún libro en el que se indique la clase de fuente que están utilizando.
          En el enlace puedes conseguir fuentes gratuitas para su descarga. La mayoría (no todas) permiten ser usada en la publicación comercial de libros.
          https://www.fontsquirrel.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *