Mujer, no camines como modelo en pasarela

Estamos para terminar la Cibeles Madrid Fashion Week 2010; o lo que es lo mismo, la semana de la moda de Madrid, expuesta en la afamada Pasarela Cibeles, todo un hito para diseñadores, modistas y modistos que quieren intentar imponer sus gustos personales a los demás mortales También es una pasarela para la proyección personal de quienes desfilan luciendo los modelitos.

En cuanto al vestuario que esos diseñadores proponen no voy a opinar, porque para todo hay gusto. Si muchos puede vestirse de punks, de góticos y de lolitas, entiendo que también haya quienes, fuera de los días de carnaval, puedan vestirse con lo que diseña Agatha Ruíz de la Prada.

En los límites de la anorexia

Lo que lamento es que, las mujeres que desfilan sobre esas pasarelas, sean tomadas por millones de chicas adolescentes como un patrón a seguir; como alguien a quien imitar. No solo en la forma de vestir, sino en la delgadez que, aún en muchas, y pese a lo que digan los organizadores, sigue estando en los límites de la anorexia. Estoy muy lejos de hacer apologías de la gordura, pues la detesto y ya he escrito sobre ella,  así como también lo he hecho sobre la anorexia y la bulimia en las modelos y pasarelas,  que me resultan repulsivas, y ya se han cobrado vidas.  Pero igual de aborrecible en esas modelos de pasarela me resulta la forma que tienen de caminar.

Una desagradable forma de caminar

Si todas las mujeres por la calle caminaran de esa forma, creo que yo me recluiría en un alejado monte. Caminan de una forma totalmente antinatural y anti estética. Eso de ir colocando un pie delante del otro, ya no como si siguieran una línea trazada en el piso, sino llegando al extremo de cruzar las piernas, rebasando un pie la línea del otro, me da la impresión de que tuvieran dislocadas las caderas, fueran a tropezarse ellas mismas y terminaran de narices en el suelo. Más que ver en ello movimientos elegantes yo veo a una persona desgarbada y de andar desagradable.

La sensualidad no se aprende

Hay cosas que, si bien es posible que se enseñen, no todas las personas están en capacidad de aprender. Resulta casi imposible para una mujer intentar imitar ,satisfactoriamente, la cadencia natural del sensual movimiento de caderas que algunas tienen al caminar. Nadie lo enseñó, ni lo aprendieron viendo a otras; es algo natural en ellas.

Algunas modelos, muy pocas, han logrado un modo de caminar “de pasarela”, que resulta cadencioso y sinuoso, natural y grato a la vista. No todas pueden moverse como Naomi Campbell y algunas otras de las top models. La mayoría son un desagradable fracaso. Lo malo es que, los organizadores de esos eventos, no se den cuenta de ello.

Las modelos esqueléticas

Pero tampoco me extraña. Si ni siquiera se dan cuenta de que un montón de huesos ambulantes, para un observador sano sean incapaces de transmitirle ni representar belleza alguna, le pongan encima los trapos que les pongan. Porque, aunque a un esqueleto lo vistan de seda…

Menos mal que para los hombres el modelo a seguir no es la delgadez extrema, sino otros cánones, como la definición y el tono muscular, o pronto viviríamos en un mundo de esqueletos vestidos de alta costura.

Nota: las imágenes las he tomado (y montado) de reseñas de los desfiles en Internet, del diario 20minutos.es y otros. No son para mostrar las modelos más flacas, pues no las he buscado. Elegí aquellas que me permitieran ilustrar la forma como, hasta en las fotos, se nota ese cruce de pies a que me refiero, aunque lo mejor es ver los vídeos. Ya me dirán entonces.

ACTUALIZACION 23-02. Creo que lo mejor es colocarles un vídeo de uno de los desfiles, para que puedan ver en acción algunas de esas patiquinas cruza pies. Hubiese podido editar y crear un vídeo solo con las modelos de andar más manifiesto, pero es demasiado trabajo para lo que no iba a ser más que un comentario.
[youtube]Q5j7XvR0LCo[/youtube]

On this day..

Incoming search terms:

  • modelos de pasarela
Esta entrada fue publicada en Madrid, Reflexiones sociales y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Mujer, no camines como modelo en pasarela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *