Puerto de Cudillero, Asturias

Casas de cudillero
Darse una vuelta por la Costa Verde es una gozada en cualquier parte del año, pero especialmente en verano. En mi costa asturiana hay hermosos y afamados pueblos y puertos. Junto con mi hija mayor y su esposo le hice una visita a Cudillero este verano. Queda al Oeste de Avilés, en ruta hacia Galicia. Fue un domingo sobre el medio día y estaba abarrotado de gente, tanto nacionales como extranjeros.

Si pasas en avión por encima resulta inconfundible por su puerto pesquero bien demarcado sobre la abrupta línea de la costa, con la ría de Avilés apareciendo unos kilómetros más al Este, tal como puede verse en la imagen aérea que sigue, sacada de Google Maps.


vista aérea de cudillero
Cudillero es un pueblo típicamente pesquero, abrazado por el mar y por acantilados de casi noventa metros de altura. En otras palabras, para llegar hasta allí por tierra hay que bajar. Para entrarle a Cudillero puedes elegir una de tres vías. Si llegas desde el Este siguiendo la rápida y moderna autovía del Cantábrico (es más encantadora la “vieja” carretera) la primera CU-2 que encontrarás te llevará por la vía de El Pito y la carretera que llaman Lugar de Atalaya, hasta los lados del cementerio, que fue lo que hicimos nosotros siguiendo las indicaciones del navegador.

Vista aérea de Cudillero
Allí se hace forzoso aparcar, porque la carretera que desciende desde ese punto en una pendiente impresionante es de tránsito exclusivo para los residentes del lugar. Pero hay un hermoso camino que sería de cabras si no fuera por los escalerones, que desciende y va dando vueltas por las distintas terrazas sobre las que se asientan las casas, ofreciendo una hermosa perspectiva del pueblo. Es digno de seguir ya que, de seguro, podrás encontrate alguna gaviota cómodamente acurrucada en un nido en cualquier chimenea o tubo de ventilación. De hecho, lo primero que atrae son los chillidos de las gaviotas que lo sobrevuelan todo.

Posiblemente también te cruces con personas subiendo acaloradas y fatigadas. Una nos dijo que hay que pensárselo muy bien para subir. Pues yo no le vi la dificultad cuando regresé por allí mismo. Cosas de cada uno. Pero, definitivamente, esta vía es totalmente desaconsejada para personas que vayan en sillas de ruedas, con muletas o con alguna dificultad para caminar.

Casas de cudillero
La otra forma de llegarle a Cudillero es por el camino del medio, siguiendo la llamada Calle de la formiga (hormiga). Pero ella te meterá de pies y cabeza en el convulsionado tráfico del medio del pueblo, ante una resignada agente de tráfico que intenta hacerlo fluir, ubicada frente a la placita de la Lonja del Pescado. No te lo recomiendo a menos que seas un gran madrugador que quieras ver salir el sol desde Cudillero, porque en caso contrario no conseguirás en donde aparcar.

cudillero en vista aérea
Y la otra vía, la más recomendable, es la del oeste, siguiendo la CU-3 y llegando hasta el gran estacionamiento del puerto de Cudillero, desde donde podrías seguir hasta el pueblo, pero que probablemente la policia no te dejará si es uno de esos días de gran afluencia. Es un excelente sitio para dejar el auto o la caravana. Porque, en mi opinión, la forma más acertada de hacer turismo de reconocimiento es yendo con una caravana o autocaravana, que las hay de todos los tamaños para cubrir todas las necesidades, con alquileres bastante razonables. Algún día me animaré.

Casas de cudillero vistas desde el puerto
Cudillero tiene una historia interesante. Siempre fue un importante puerto pesquero. En algún momento se habrán dado cuenta de que el negocio en familia mejoraba, si lo que pescaban unos lo preparaban y vendían los otros a los miles de visitanes ávidos de buena gastronomía.  Se puede notar que en los restaurantes trabaja toda la familia. Yo pienso que no pueden quejarse, porque suelen estar muy concurridos. Eso sí, te advierto que si quieres disfrutar de los económicos y apetecibles menús del día a la asturiana, es decir: abundantes, debes hacerlo antes de las dos de la tarde. Después de esa hora parece que cierran el día y solo ofrecen comida a la carta.

vista del puerto pesquero de cudillero
Si supones que todos los blancos y redondos toldos que cubren cada mesa de las muchas que hay al aire libre son para proteger del sol a los comensales, estás en lo cierto… solo a medias. Pero no te extrañes si sopla algo de brisa y ves algún polvillo blanco en el aire o alguna cascarilla blanca y reseca cae de arriba. Porque la principal protección que ofrecen los toldos no es contra el sol (que bien necesaria es), sino contra las cagadas de las chillonas gaviotas. Si el guano es bueno para las plantas quizás sea buen condimento. ¿Será ese el secreto del delicioso sabor de la comida que preparan allí?

Vista del faro de cudillero desde el puerto pesquero
Me parece que los hosteleros de Cudillero podrían hacer una buena publicidad si quitaran los toldos de algunas mesas, para los visitantes más osados que quisieran comer con el cielo como techo. Y como recibir encima la cagada de un ave se dice que trae abundancia, al suertudo comensal que le cayera una podrían premiarlo no cobrándole la comida. ¿No sería bien típico? Por lo menos los turistas japoneses, tan dispuestos a celebrarlo todo, harían una fiesta.

Las gaviotas no solo ayudan a darle ese aire de puerto de mar, festivo y chillón, además de condimentar la comida. Al verlas y escucharlas yo suelo preguntarme si alguna no será descendiente, discípula o seguidora de Juan Salvador (1). Ellas también contribuyen en la decoración de Cudillero. Si eres medianamente observador podrás notar sobre la pintura de las fachadas unos blancuzcos gotelés realizados con gran soltura, aunque más de aficionado que de profesional. Son obra de las palomas. Como sabrás, eso de cagar mientra se vuele hace que, por efectos de la simple física, el excremento forme una curva que muchas veces acierta de lleno en las paredes. Lo que digo: es parte del encanto de Cudillero y de los puertos de mar.

Un día de estos intentaré averiguar por qué construyeron el faro tan abajo. Porque de haberlo colocado arriba del todo, en la atalaya, su luz podría ser vista desde muchos kilómetros más mar adentro. Quizás fue que no necsitaban tanta distancia.

Confieso que en la plana meseta de arriba, en una casita en medio de un verde prado con hórreo y cuadra y toda la vista hacia el mar azul, lo consideraría el lugar ideal para vivir tranquilo y dedicarme a escribir.
Casas de cudillero

Mira a Cudillero desde el mapa interactivo de Google Map.

Cosas que hacer en Cudillero.

Historia de Cudillero.

(1) Juan Salvador Gaviota, por Richard Bach.

Actualización 04-10: me he encontrado con un par de vídeos de Cudillero y quiero compartirlo para que puedan hacerse una mejor idea del pueblo y sus alrededores.
Sobre el primero: Paseando por Cudillero con Morgana, dice su autor: “Un video de las hermosos momentos que se pueden vivir paseando a tu perro si vives en un sitio asi”. Bien logrado y con una musicalización muy bien elegida, en mi opinión.

Este segundo, realizado en plan profesional por muchoviaje.con me resulta algo acelerado. De la música que eligieron yo la hubiera eliminado; me resulta ruidosa, pero me hubiera perdido la narración.

On this day..

Incoming search terms:

  • DONDE APARCAR EN CUDILLERO
Esta entrada fue publicada en Gente y lugares y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 Respuestas a Puerto de Cudillero, Asturias

  1. Pingback: El faro de Cabo Vidio en Asturias

  2. José Manuel Fernández dijo:

    Hay alguna plaza de aparcamiento para minusválidos en Cudillero.
    Gracias.

    • guardafaro dijo:

      La vez en que yo fui dejamos al auto arriba. Luego vimos que abajo en el pueblo, en el área del puerto o marina, hay una gran esplanada de aparcamiento, en el que ningún vehículo que transporte a discapacitados tendrá problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *