Rituales de nochevieja

niño y Santa Claus Ya el 24 pasó y Papá Noel dejó regalos a todos los niños que le pidieron y se portaron bien. Ahora toca la espera hasta enero, de aquellos a quienes los Reyes Mayos son los encargados de satisfacer sus peticiones. Pero en el medio está la última noche del año, la llamada nochevieja. Es esa noche de naturaleza mágica, en la que, justo a la media noche, ―que es la única hora sin minutos― se fundirán el año que termina y el que se inicia. Dentro del folclore creado por la mezcla de superstición y costumbrismo, hay todo tipo de rituales exclusivos para ese momento de la nochevieja, que se tiene por tan especial. Todos ellos pretenden conseguir que la diosa fortuna nos sonría con un año nuevo más favorable que el que termina.


cena familiar

Intimamente relacionado con la costumbre de cenar en grupo, intentando reunir a toda la familia, a través de los años se ha venido desarrollando un variopinto abanico de comportamientos de naturaleza ritualística. La mayoría de ellos, si acaso no todos, tienen el propósito de solicitar los favores de la diosa fortuna para el año entrante.

Dentro de la amplia variedad de estas folclóricas representaciones, quizás las dos más conocidas sean las de comerse las doce uvas con cada campanada de media noche, ―esperando haber tenido el acierto de encontrar las más pequeñas para no atragantarnos;― y el infaltable brindis con champaña ―aunque yo prefiero una buena sidra asturiana, champañizada.― Pero existen otros rituales como el de comer unas cucharadas de lentejas, usar ropa interior de color amarillo ―o rojo, según el lugar,― atar con una cinta roja un billete de banco, meter algo de oro en la copa de bebida y bastantes otros. Aunque el ritual más pintoresco, a mi parecer, sea el de salir por la calle con la maleta en la mano.

rodando la maleta El costumbrismo de ciertos lugares, como en Venezuela, dice que quien quiera hacer un viaje durante el año que acaba de iniciarse, inmediatamente después de las doce de la noche, en el propio filo del año nuevo, debe salir con una maleta y dar una vuelta a la manzana. Si quieres un viaje corto, vacacional, puede ser una maleta ligera. Pero si quieres un largo viaje internacional, entonces la maleta debe estar llena con todo lo necesario, e incluso se debe llevar dinero en la billetera y el pasaporte en la mano. ¡Nadie podría viajar sin eso! Si se quiere que el viaje sea en familia deberán salir juntos, cada cual con su maleta. Y si es con el propósito de una mudanza para otro lugar o país, deben entonces salir hasta con el perro… si es que lo piensan llevar. Y lo más importante de todo, es que no debe tomarse como un juego, sino muy en serio, prácticamente con fe, como si fueras de peregrinación a Fátima o Covadonga.

Mis hijas han hecho este ritual por tres o cuatro años consecutivos, y a las dos les resultó en cada caso. Y mi esposa y yo lo hemos hecho en los dos últimos años y también resultó. Podría pensarse en simples coincidencias, por supuesto que sí. ¿Pero y si no lo son? ¿Acaso no se dice que la mente lo es todo? ¿No se afirma que la fe mueve montañas?

Bueno, quienes quieran probar ya me contarán como les fue. A diferencia de la compra de la lotería de navidad, en hacer esto no hay nada que perder, todo es ganancia. Pero recuerden que no se trata de un simple “voy a intentarlo.” Se hace o no se hace, como muy acertadamente le dijo el verde Yoda al escéptico Luke Skaywalker. Yo ya veré si puedo repetir nuevamente. Este año tengo que salir yo sólo con la maleta en la mano, con el propósito de mudanza internacional y definitiva. Mi lista de fin de año es de un solo y único deseo, y en verdad que es importante para mí conseguir lo que pretendo con tal ritual. Espero poder concentrarme lo suficiente y tener la fe que se requiere para este asunto en particular. Pero tengan seguro que no lo voy a intentar. Lo voy a hacer. Y punto.

Un muy feliz año 2006 para todos.

Artículos relacionados
Los tres deseos

flecha subir Al inicio
Home

On this day..

Esta entrada fue publicada en General, Venezuela y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Rituales de nochevieja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *