Rituales de nochevieja

niño y Santa Claus Ya el 24 pasó y Papá Noel dejó regalos a todos los niños que le pidieron y se portaron bien. Ahora toca la espera hasta enero, de aquellos a quienes los Reyes Mayos son los encargados de satisfacer sus peticiones. Pero en el medio está la última noche del año, la llamada nochevieja. Es esa noche de naturaleza mágica, en la que, justo a la media noche, ―que es la única hora sin minutos― se fundirán el año que termina y el que se inicia. Dentro del folclore creado por la mezcla de superstición y costumbrismo, hay todo tipo de rituales exclusivos para ese momento de la nochevieja, que se tiene por tan especial. Todos ellos pretenden conseguir que la diosa fortuna nos sonría con un año nuevo más favorable que el que termina.


cena familiar

Intimamente relacionado con la costumbre de cenar en grupo, intentando reunir a toda la familia, a través de los años se ha venido desarrollando un variopinto abanico de comportamientos de naturaleza ritualística. La mayoría de ellos, si acaso no todos, tienen el propósito de solicitar los favores de la diosa fortuna para el año entrante.

Dentro de la amplia variedad de estas folclóricas representaciones, quizás las dos más conocidas sean las de comerse las doce uvas con cada campanada de media noche, ―esperando haber tenido el acierto de encontrar las más pequeñas para no atragantarnos;― y el infaltable brindis con champaña ―aunque yo prefiero una buena sidra asturiana, champañizada.― Pero existen otros rituales como el de comer unas cucharadas de lentejas, usar ropa interior de color amarillo ―o rojo, según el lugar,― atar con una cinta roja un billete de banco, meter algo de oro en la copa de bebida y bastantes otros. Aunque el ritual más pintoresco, a mi parecer, sea el de salir por la calle con la maleta en la mano.

rodando la maleta El costumbrismo de ciertos lugares, como en Venezuela, dice que quien quiera hacer un viaje durante el año que acaba de iniciarse, inmediatamente después de las doce de la noche, en el propio filo del año nuevo, debe salir con una maleta y dar una vuelta a la manzana. Si quieres un viaje corto, vacacional, puede ser una maleta ligera. Pero si quieres un largo viaje internacional, entonces la maleta debe estar llena con todo lo necesario, e incluso se debe llevar dinero en la billetera y el pasaporte en la mano. ¡Nadie podría viajar sin eso! Si se quiere que el viaje sea en familia deberán salir juntos, cada cual con su maleta. Y si es con el propósito de una mudanza para otro lugar o país, deben entonces salir hasta con el perro… si es que lo piensan llevar. Y lo más importante de todo, es que no debe tomarse como un juego, sino muy en serio, prácticamente con fe, como si fueras de peregrinación a Fátima o Covadonga.

Mis hijas han hecho este ritual por tres o cuatro años consecutivos, y a las dos les resultó en cada caso. Y mi esposa y yo lo hemos hecho en los dos últimos años y también resultó. Podría pensarse en simples coincidencias, por supuesto que sí. ¿Pero y si no lo son? ¿Acaso no se dice que la mente lo es todo? ¿No se afirma que la fe mueve montañas?

Bueno, quienes quieran probar ya me contarán como les fue. A diferencia de la compra de la lotería de navidad, en hacer esto no hay nada que perder, todo es ganancia. Pero recuerden que no se trata de un simple “voy a intentarlo.” Se hace o no se hace, como muy acertadamente le dijo el verde Yoda al escéptico Luke Skaywalker. Yo ya veré si puedo repetir nuevamente. Este año tengo que salir yo sólo con la maleta en la mano, con el propósito de mudanza internacional y definitiva. Mi lista de fin de año es de un solo y único deseo, y en verdad que es importante para mí conseguir lo que pretendo con tal ritual. Espero poder concentrarme lo suficiente y tener la fe que se requiere para este asunto en particular. Pero tengan seguro que no lo voy a intentar. Lo voy a hacer. Y punto.

Un muy feliz año 2006 para todos.

Artículos relacionados
Los tres deseos

flecha subir Al inicio
Home
Esta entrada fue publicada en General, Venezuela y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 Respuestas a Rituales de nochevieja

  1. Noxeus dijo:

    Ojalá (del árabe ojalata que quiere decir ojo con la tata), fuera verdad lo que dices querido Jesus, pero me temo que no todos los niños que se han portado bien y han pedido, recibirán sus regalitos. Ni el gordinflón rojo (verde para los de Amena)ni los reyes “mayos” como dices tu, a pesar de ser (pretendidamente) los símbolos de fabricantes de sonrisas, podrán un año mas acabar con la triste situación del sinfín de niños que no tienen que llevarse a la boca.
    Mientras tanto, enormes colas de sufridos consumidores, seguiremos dispuestos a exprimir hasta secarlas, nuestras tarjetas de crédito. Luego si hace falta, teñiremos de rojo nuestras cuentas bancarias para no defraudarnos la ocasión de las rebajas de Enero. ¿Que quedará para la solidaridad?
    Seguramente algún que otro inútil comentario como este que escribo mas para mi, que para cualquier otro lector.

  2. Guardafaro dijo:

    Dentro de la seriedad de lo que has dicho, no he podido menos que reirme un poco. No he querido ni mencionar el tema de los niños que nunca recibirán regalos por más que los pidan, ni de aquellos que ni siquiera saben de tales hermosas pero ireales posibilidades. Necesito tener y dar un poco de alegría y esperanzas, aunque tan sólo sea para una parte de la humanidad. Hay otros blogs que se encargan de recordarnos todos los días esa otra parte casi olvidada de la humanidad.
    Aprovecha las rebajas de enero, pero no te pongas en rojo. Feliz año.

  3. Raistlin dijo:

    Los rituales son poderosos en razon a la fe que depositemos en ellos, esto es lo que definitivamente logra que su cumplimiento nos de los resultados sperados.

    Pero independientemente de eso un creyente en la magia como yo los respeta y los valora.

  4. maria lujan dijo:

    Feliz año nuevo. Yo también abandono mi mente racional en nochevieja y realizo una serie de rituales, más que nada por llevarme bien con Dios, los dioses y diosas, espíritus del bosque y cualquier otro ente que transite por mi existencia.
    Te deseo concentración, fuerza y suerte, para que lo que deseas tanto, este año se cumpla. Y sí, la fe mueve montañas. Tu familia y tu os mereceis una fe inquebrantable en vuestro futuro.
    Suerte y que los dioses os sean propicios.

  5. keyla (la hija del medio) dijo:

    Yo no soy la reina de la economia (sino preguntenle a mi padre) y soy muy adicta a dejar mis cuentas en rojo, pero estas Navidades me he regalado algo distinto… apadrine a un niño de la Fundaciñon Vicente Ferrer por tan solo 18€ al mes (que no dañara mi economia).
    Con esto pretendo darle una parte de mis posibilidades a alguien mas y regalarle un poco de futuro a algún pequeño (por cierto, se llama Anjinailu y tiene 10 años).
    Pueden aprovechar ahora que la Ley prohibe (en españa) fumar en muchos sitios y eso que os ahorrais lo donais a cualquier ONG que les de confianza (no en Zara, Malboro o El Corte Ingles).
    Feliz Año!!

    P.D. por cieto papi, apadrine a un niño. Se me olvidaba contarte. Besos

  6. kasandra dijo:

    Me ha gustado muchísimo tu artículo 🙂
    Los comentarios..
    Y la dirección de esa xanina con tanto sentido del humor

    Feliz año :))

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *