Ropa interior femenina

Lencería femenina En la página 8 del diario español 20 Minutos, en su edición del jueves 25 de mayo, encontré “Un dato” según el cual:

92% de las españolas afirman que la elección de la ropa interior es de gran importancia en su vida diaria, según un estudio.

Me resulta interesante esto.

Nunca pensé que el porcentaje sería tan elevado. Vamos, que yo creía que, entre las mujeres, en esto de la ropa interior podía ocurrir como con los hombres. Fuera del hecho de la clasificación a que hemos sido sometidos, separándonos en tipos pica piedras o neandertales, metrosexuales, ubbersexuales y demás chorradas, estoy claro que unos se interesan por la marca, colores, calidad, cualidad y actualidad de los calzoncillos que usan, mientras que a otros les importa un bledo todos esos detalles. Total, se trata de una prenda íntima que nadie más ve, y no es asunto de andar por ahí enseñándolos. Digo yo.

Aunque, en este aspecto tan particular de la ropa interior, las mujeres tienen que pensárselo mejor, porque lo actual, al menos en España, y sobre todo ahora que llegan los calores veraniegos, es ir de lo más escotadas, mostrando generosamente las tetas, o cuando menos el brasier, y usar esos pantalones de talle corto, o “a la cadera” pero llevados a media nalga, enseñando las bragas. Claro que hay algunos hombres que también lo hacen, pero ellos no muestran los calzoncillos, sino el culo.

En el caso de las mujeres, entiendo ahora la preocupación o interés por la calidad de las bragas. Por cierto que, para complementar ese estudio señalado, podría ser interesante una investigación del color predominante. Según mi obligada observación por las calles de Madrid, -porque los ojos son niños, y una delgada cintura o unas buenas caderas femeninas expuestas al aire son como caramelos gratis- parece que esta primavera la tendencia está entre las bragas de color negro y las rojas. Pero claro, el universo que yo he apreciado no puede decirse que sea representativo como para tomarlo de muestra.

Como he dicho, me llamó la atención ese 92%.

He realizado cierto esfuerzo intelectual intentado meterme un poco en las ideas femeninas, que si bien es terreno resbaladizo no lo es imposible. Traté de entender ese manifestado interés por la ropa interior. Porque, al fin y al cabo, salvo que estén casadas, tengan novio o anden por ahí aireándolas, a la mayoría de ellas nadie les va a ver lucir toda la magnificencia esas prendas íntimas que con tanto interés y esmero eligieron. ¿Por qué, entonces, la elevada importancia que le dan a su elección?

Me encontraba casi en un callejón sin salida, especulando esto y aquello, buscando conexiones y relaciones neuronales en esa dirección, cuando me vino a la memoria una película. Se trataba de una mujer que había sufrido un evento que le dejó desagradables cicatrices en ciertas partes del cuerpo, pero que, afortunadamente para ella, quedaban bien ocultas bajo la ropa. Sin embargo el hecho la perturbaba hasta el punto de necesitar ayuda sicológica.

En una de las secuencias, el esposo le preguntó el motivo por el que se sentía tan afectada por aquellas cicatrices, que a él no le importaban y que nadie podía ver ni sabía que existían. La respuesta de ella fue muy simple, pero altamente esclarecedora:

Pero, yo lo sé.

Bueno, este escrito es casi un ensayo. Yo no tengo la más remota intención de pretender haber dejado al descubierto las motivaciones femeninas, que las lleva a ocuparse tanto en la elección de sus prendas interiores. Quizás mi amiga Lully, en su blog Reflexiones al Desnudo, quiera “desnudarnos” este particular, o cualquiera de mis lectoras se apunte a este menester. Con ello, los hombres podríamos tener una mejor comprensión sobre esta importante faceta de la mujer. Porque sabiendo la importancia que ellas tienen en ello, bien podríamos poner algo más de interés en fijarnos en sus prendas íntimas y elogiarlas más a menudo.

Jennifer Garner 3Yo le doy importancia al color, aunque, en ocasiones, pueda ser indiferente uno que otro. Por eso entiendo cuando la sensual Jennifer Garner, en una escena como Sydney Bristow de su personaje de la serie televisiva Alias, absolutamente despampanante en un bellísimo y sugestivo conjunto de ropa interior, que primero era rojo y que luego se vió obligada a cambiar por el negro, le preguntó al imbécil aquel, teniéndolo dominado bajo ella:

What´s wrong with de red one?

Eso me pregunté yo. ¿Qué tenía de malo el conjunto rojo? Ella se vería bien con cualquier color encima.

Jennifer Garner 1 Jennifer Garner 2 Jennifer Garner-Elektra 1 Jennifer Garner-Elektra 2
Nota: la foto de portada fue tomada de la página web de Victoria´s Secret

Artículos relacionados: Instrumentos musicales y algo más (El eterno femenino)

Descargar PDF Home

On this day..

Esta entrada fue publicada en Cosas diarias, Madrid y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

15 Respuestas a Ropa interior femenina

  1. Ricard Pardo dijo:

    Bueno… como en toda estadística, los porcentajes son datos siempre incompletos cuando no intencionados.
    Me estaba preguntando:
    ¿Se trata del 92% de que españolas; las adultas, las menores de 55 años; incluídas las adolescentes de entre 12 y 17?
    Por otro lado, no puedo evitar que mi mente calenturienta se dispare a pensar que un 8% de las mujeres españolas, forma parte de ese excitante grupo que jamás usa ropa interior. Lo cual no deja de ser, una forma de protesta, una alineación a lo verde (tipo Greenpeace) y hasta una forma de aproximación al naturismo.
    Toda una industria, si señor, la ropa interior
    Pero este viejo verde, sigue centrando todo su interés en el contenido y no en el continente. Allá cada cual, pero ante un buen presente, el papel de regalo se lo dejo al gatito, para que juegue un rato.
    La cajita, para la abuela. Yo prefiero comerme los bombones.

  2. María Luján dijo:

    No hay que fiarse de las encuestas, te lo digo yo, que sé bastante del tema. Yo sólo puedo referirme a una pequeña muestra que es la de mis amigas, y no sé si será representativa, pero mis amigas y yo, nos compramos la ropa interior en el “mercadillo” o en las grandes superficies, porque es más barata. Y lo de ir a juego, ya sabes, lo de arriba y lo de abajo, generalmente es el día que lo estrenas, o un día especial, el resto de los días vamos “desconjuntadas”. Si tienes confianza con tus amigas, haz una pequeña encuesta y verás.
    Estas encuestas son tan útiles, como determinar el nivel de vida preguntado quien tiene microondas y para qué lo utiliza, teniendo en cuenta que en muchas viviendas en las que viven muchas personas y alquilan el sofá para dormir, tienen microondas.
    Las encuestas con lupa.
    Saluditos

  3. Neko-chan dijo:

    Si fuese española, estaría en este 92% 😉

    Aparte de pasar cada día un buen rato pensando “Qué me pongo?”, ultimamente suelo comprar ropa interior en las tiendas especializadas, ya que solo ahí puedo encontrar algo de mi gusto (braguitas con Darth Vader o Hello Kitty…) Por desgracia los precios en estas tiendas no son muy accesibles que digamos, pero de vez en cuando me hago regalitos a mi misma y me permito algún que otro conjunto…

    Y por qué lo hago? Me hubiese gustado contestar que es para “alegrar la vista” a mi pareja, pero no la tengo, y además, todos sabemos que cuando se llega a estos momentos especiales la ropa interior no dura mucho tiempo puesta y la mayoría de los hombres ni siquiera prestan atención a lo que lleves puesto (al menos que sea algo fuera de lo común).
    Así que todos estos esfuerzos dedicados a la ropa interior son solo por mí – para sentirme bien 🙂

    Saludos!

  4. Efectivamente, se dice que estan las mentiras, las grandes mentiras y las estadisticas.
    Lo importante siempre será la persona, pero no me negaras que u buén adorno lo puede mejorar bastante. Una buena cena, unas penumbras, ese bolerazo, el perfume, la bebida, el maquillaje…¿porque no la ropa interior?
    Tambien está el estilo cavernicola…

  5. Lautreamont dijo:

    La ropa interior femenina me produce una fascinación casi enfermiza y me alegra mucho ver que es algo que las mujeres españolas cuidan. Por lo que me toca.

    Saludos y felicidades por el blog. Espero que la luz de faro nos ilumine por mucho tiempo.

  6. RoNaLd dijo:

    No se cuan importante, en estos tiempos, es la ropa interior femenina sin embargo no cabe duda que es una cuestion de identidad pues hay algunas que lo utilizan chicos, normales y grandes; empero creo que hay algunos varones como en mi caso que nos gusta mirar bragas de mujeres pero no de nuestras enamoradas pues tenemos nuestra propia percepcion de lo que significa eso, solo espero que las mujeres se puedan pronunciar al respecto de porque escojer una ropa interior pequeña y no grande si al final en el momento de la intimidad importa la piel y no la ropa

  7. María Claudia dijo:

    Me encanta sentirme como diosa. Por eso para mi la cuestión de la Ropa Interior, es como mi pan de cada día. Mi compañera, cada vez que me ve en Ropa Interior además de pegarse unas exitadas, me alaga, pues me dice que tengo un gusto exquisito para escojer mis prendas íntimas.

    Saludos

  8. Claudia dijo:

    A mi particularmente me exita la Ropa Interior femenina. Cuando hago mi mercado de alimentos, compro también mis prendas íntimas. En mi mercado se me va un presupuesto más o menos alto, para una mujer que vive sola. Del 100% de mi mercado el 70% es para comprar mi Ropa Interior. Soy compulsiva compradora de prendas íntimas.

  9. Ay Guardafaro, es Ud. divertido.
    Le voy a contar una de mis motivaciones para escoger ropa interior bonita.
    Hacia comienzo de los años 80 se comenzó a deteriorar el tema de la seguridad en Caracas. Se empezaron a oir cuentos de asaltos, arrebatos en plena calle y cosas por el estilo. Uno de los cuentos que más me preocupó fue uno en el que supuestamente hubo un asalto en un restaurant, donde los maleantes sometieron a todos los comensales despojándolos de su ropa, dejándolos solo con las prendas íntimas, metidos en un salón. UY!! un escalofrío me recorrió el cuerpo. Yo que en aquel momento no me ocupaba de mis prendas íntimas, más de una vez me ponía unas pantaletas (bragas) viejitas, con uno que otro huequito…!! Después de oir aquel cuento me dije: No, no!, si me van a desnudar en frente de todo el mundo, por lo menos que tenga un lindo conjunto de prendas íntimas. No cree Ud. que por lo menos le haría el ambiente más agradable a los que estuviéramos metidos en un salón esperando que termine el follón?
    Saludos,
    SA

  10. guardafaro dijo:

    Culturas milenarias, como la china, supieron muy bien que el verdadero erotismo se encuentra en la mente humana, por lo que, en ese particular, es mejor sugerir que mostrar totalmente, como he mencionado en algún momento.
    De los comentarios aquí hechos hay un equilibrio entre la cantidad de hombres y mujeres, que puede servir de referente.

    Punto común: las mujeres se preocupan por la belleza de su ropa interior. Tanto para su autocomplacencia como pensando en la del hombre al que quieran mostrarse.

    Y los hombres, principalmente, en uso de la fértil imaginación en este tema, conociendo esa tendencia, se calientan la cabeza imaginándose el tipo de ropa interior que llevará puesto (o que no llevará, como algunas divas han mostrado) la mujer objeto de sus deseos… sea libre, propia o ajena, cercana o imposibe.
    Y como eso no opera en un solo sentido, porque también la mujer conoce de la moda de la ropa interior masculina, popularizada por Calvin Klein, cada cual, hombre y mujer, se imaginarán aquella ropa interior que “les gustaría” encontrar si pudiera desvestir al objeto de su atención y deseo, que posiblemente no tenga nada que ver con la que en realidad llevan. Pero ese es el punto erótico.
    Pero la comnotación más práctica para utilizar ropa interior bonita y que nos quede bien (no necesariamente costosa o de marca) nos la acaban de dar: la posibilidad de quedar desnudos en la calle, (un hospital o cualquier otro sitio). Y como muy bien decía mi abuela materna cuando yo era un pequeño mequetrefe, uno puede llevar con dignidad unos pantalones y una camisa remendados, o incluso rotos, pero jamás podrá haber dignidad en unas prendas interiores llenas de agujeros.

  11. joana dijo:

    yo soy sexy y quiero que me hagan el amor

  12. klaus dijo:

    Exclente este estudio.Aunque no hay saber mucho para saber que las mujeres botan tiempo y dinero de forma increible en lo que es la ropa interior y en muchas cosas mas, creo que asi como es importante para sentirse bien uno mismo, estoy tambien por otro lado seguro de que en el momento de quedar en paños menores es bastante importante que la mujer tanto el hombre tengan algo que alimenten al ojo. Un ”calzon matapasiones” o un calsoncillo desteñido o salido de la moda, puede causar algo de impresion y hasta miedo de que tipo de cosa se pueda encontrar tapada por aquel prenda. Pues bueno, para los que lo disfrutan que tengan con quien y como.

  13. heriberto garcai s. dijo:

    BUENO AMI EN LO PERSONAL ME GUSTA QUE LAS MUJERES TENGAN ACCESO A BUSCAR PRENDAS QUE LES AJUSTEN Y LLAMEN ATENSION A NOSOTROS LOS HOMBRES YA QUE UNO COMO CABALLERO, HOMBRE, ETC. NOS GUSTAN LAS MUJERES QUE TENGAN MOTIVIVAD PARA ATRACCION FISICA FEMENINA PARA DARLO A CONOCER A LOS HOMBRE QUE SE SIENTEN ATRAIDOS POR LAS CHICAS HERMOSAS QUE LUSEN ATUENDOS DIBINOS,YA SEA UNA TANGA UN BRASSIER S EXY ALGO QUE ESTE A LA MODA Y NO QUE SE AFERREN A LAS PRENDAS MATA PACIONES OCEA ALAS PRENDAS DE ABUELITAS, BUENO ESTE ES MI PUNTO DE VER, CUALQUIER COMENTARIO MANDARLO A: liro_smiley@hotmail.com .. liro_smiley @ hotmail.com … claro se aceptan comentarios de todas y todos. okay. besos para las chicas de erick g. s. de guadalajara, jalisco. mexico.

  14. manuel dijo:

    a mi me calienta la ropa interior mi coreo por si acaso manu_eb_22@hotmail.com

  15. Lucia dijo:

    jejeje, bueno hay de todo, pero definitivamente a las mujeres les encanta tener colecciones para todo y la ropa interior femenina no es la excepcion de la regla sobre todo si se trata de lenceria para la mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *