Alonso, la obsesión de Hamilton

renault R28Lewis Hamilton no deja de mostrar cierta dosis de envidia contra Fernando Alonso. De manera un tanto obsesiva, revive su rencilla personal hablando mal de él cada vez que puede… que es muy frecuente. Mientras, por un lado, le echa algún piropo de cuando en cuando, por otro afirma que de él solo aprendió la forma como no debe comportarse un piloto de F-1, quizás para intentar ocultar su propia responsabilidad en el asunto, cuando fueron compañeros de equipo en McLaren. También trata de quitarle todo mérito a los conocimientos de Alonso como probador de autos y su demostrada habilidad para las puestas apunto, así como su actual aportación al equipo Renault en el desarrollo del nuevo R28.

Los entrenamientos de Montmeló terminaron. Pero, con el nuevo Renault, al que Hamilton, casi con desprecio, no consideraba amenaza alguna para los McLarens, preocupándose solo por Ferrari, Alonso ha venido recortando distancias hasta igualar tiempos con el británico, casi pidiéndole paso. O el R28 es mejor de lo que se dice, o Fernando Alonso puede exprimirle el jugo donde otros no lo lograron. ¿Qué nuevas formas encontrará Hamilton para menospreciar al rival que lo obsesiona?

Por otra parte, tanto en los entrenamientos de Cheste, como ahora en Montmeló, Heikki Kovalainen superó los tiempos de Hamilton, su compañero de escudería, y no deja de mostrarle a McLaren lo que es como piloto de F1 y lo que puede llegar a hacer con un buen bólido. Al igual que antes lo hizo con Alonso, Hamilton asegura ahora que Kovalainen y él tendrán las mismas oportunidades, mismos motores, autos y reglajes, y que se considerarán iguales dentro del equipo. Nada, que como algunos dicen, Hamilton tiene su propio Hamilton.

¿Por qué siempre, el que se siente por debajo, es el que habla de igualdad de oportunidades con el que considera que está por encima? Las palabras de Hamilton me suenan un tanto raras, en boca de un piloto que, al parecer, no tiene suficiente experiencia como probador de autos y puestas a punto. Para mi, lo que pretende no es otra cosa que, como lo intentó con Alonso, aprovecharse de la experiencia de Kovalainen, y utilizar sus mismos reglajes y estrategias para no perder ventaja. Con Alonso le salió mal. Ya veremos si lo logra ahora con el finlandés.

No cabe duda de que Hamilton es un escelente piloto, pero tendría mejor imagen si aprendiera a medir sus palabras, por lo menos hasta que pueda ostentar un título mundial. Porque, en este deporte, no te recordarán por todos los segundos lugares que ocupaste, tan solo a una décima del primero, sino por los títulos que acumulaste.

On this day..

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *