Regresando del descansillo veraniego

Estoy regresando de una quincenita de descanso veraniego que he pasado en Asturias, lejos del calor de Madrid y de cualquier preocupación que no tuviera que ver con la fotografía. No avisé. Seguro que ni se notó mi usencia. Me encanta esto de poder dejar los post listos para que se publiquen a futuro en fechas seleccionadas. Es como irse de casa y dejar que las luces, el radio y el TV se prendan y apaguen solos.

Durante estos días me desconecté de Internet, blogs, correos electrónicos, noticias, televisión y todo lo demás. ¿Y con qué me encuentro al regreso? Nada parece haber cambiado por los madriles, ni siquiera el calor sofocante. ¿Y en este mundo de la blogosfera? Pues las sorpresas que ya han dejado de serlo con WordPress. Poco antes de irme había actualizado todos los blogs a la última versión “estable y revisada” 2.8.2 para encontrarme que ya me piden que actualice a la 2.8.4. Es el cuento de nunca acabar.
Por los momentos estoy probando la función de QuickPress para publicar esto. Bueno, miraré los comentarios y los RSS de los blogs que sigo y veremos que más ha sucedido en el mundo. Además, tengo que ponerme a revisar unas 1400 fotografías que tomé, y conste que he sido comedido.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *