Pícaras estadísticas

Hacer un somero recuento estadístico del primer año de existencia de este blog, era algo que tenía previsto para el primero de agosto. Sin embargo, las desagradables circunstancias en las que me vi envuelto con el robo realizado en mi hogar, dieron al traste con esto y motivaron mi forzada ausencia por casi dos meses.

Las cuentas son sencillas. En numeritos redondos, el total de visitantes del primer año fue de 20.000.

Pero no me interesa tanto el saber cuantas personas pasaron por el blog y movieron el contador, aunque tan solo fuera para dar un vistazo de tres segundos antes de salir. Me parece más interesantes conocer cuantas lecturas se hicieron de cada artículo publicado. Para ello solamente ha sido necesario tomar las lecturas que se hicieron de cada uno en el anterior alojamiento en Bitacoras.com hasta el 31 de abril, y sumarles las nuevas lecturas en el actual alojamiento, desde el primero de mayo hasta el 31 de julio. De un total de 112 artículos en un año, se hicieron  37.280 lecturas. Cuatro de ellos superaron el millar de lecturas.

1- El Evangelio de Judas Iscariote fue leído 1.887 veces en los tres meses de publicado.
2- El weblog de los Divinos Pecaditos fue mi primer artículo en alcanzar las mil lecturas, y llegó a 1.245 para el 31 de julio.
3- Protección al menor, ¡qué protección? Alcanzó las 1.083 lecturas.
4- Icono para tu website, que trata del Favicon, llegó a 1.063 lecturas.

En el intento estuvo el de ¿Fiesta brava?, con un total de 949 lecturas. Y una significativa cantidad superó el medio millar.

Considero estos resultados satisfactorios para quien solamente inicio su blog con el simple ánimo de publicar una historia sobre un gato, perdón, mucho más que un gato, que, por cierto, alcanzó las 781 lecturas en este año, y para el momento de escribir esto ya ha superado el millar. En verdad que, cuando comencé, pensé que si lo leían un centenar de personas sería suficiente para mis propósitos.

¿Cómo me irá este segundo año? No tengo ni idea. Ya he perdido casi tres meses de actividad efectiva entre el cambio desde Bitácoras.com y esta ausencia reciente por el robo de mi portátil y el disco duro de respaldo, que se llevó también siete artículos que ya tenía listos para subir. (Si, ya aprendí la lección. Ahora los subo al servidor y los dejo en espera, como borradores). Así que no se como me estarán tratando los motores de búsqueda.
Para más desmérito, desde la publicación del post sobre el Audio Player WordPress Plugin, (o el anterior, que no estoy seguro con cual fue) la vista del blog en Interner Explorer es deplorable, pues todas las anotaciones se fueron al final de los sidebars y los visitantes tienen que bajar un par de pantallas para dar con ellos. Y aún no encuentro la causa del problema.

Según el conteo de Stat Counter, en lo que llevo de este segundo año de vida blogeril (desde el 01 de agosto hasta el 22 de septiembre en la noche, que estoy preparando este artículo) van 6.535 visitas y un total de 17.383 páginas vistas. Pero no importan las cifras, no estoy compitiendo contra nadie. Por los momentos estoy de regreso a la palestra, que es lo que cuenta, aunque aún no recupero mi ritmo anterior. Pienso que me llevará aún algo más de un mes recobrar la respiración normal.

Nota: Las cifras de lecturas al pie de cada post, que se pueden ver ahora, son contadas solamente desde el primero de mayo para acá, pues se iniciaron en cero con el cambio de alojamiento y el uso de WordPress como CMS.

Gracias a todos mis visitantes.

On this day..

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *