Mascarillas protectoras con válvula. El dilema.

¿Son un riesgo para los demás?

En todas las recomendaciones que leo en prensa, dadas por los organismos pertinentes en España, NO SE RECOMIENDA el uso de mascarillas de protección que tengan una válvula para la salida de la exhalación de quien la usa. No importa si se trata de una mascarilla de nivel de protección FFP1, FFP2, FFP3. (Filtering Face Piece, por su siglas en inglés).

¿Cuál es el motivo que alegan?
Que estas protegen a quien la usa y no a los demás, ya que la exhalación del aire llevará consigo las partículas salivares que podrían transportar el virus si la persona está infectada.

El motivo es lógico y hasta aquí estoy de acuerdo.
Con lo que no lo estoy es con dejar en la ciudadanía la sensación de que TODA MASCARILLA QUE TENGA VÁLVULA ES UN RIESGO PARA LOS DEMÁS.

Esto podría llevar a una personas temerosa de contaminarse (por estar ella utilizando una simple mascarilla sanitaria) a cruzar la acera si ve venir a alguien usando una mascarilla con válvula. Supongo que hará lo mismo si viene alguien que con la cara descubierta. He visto ya cada reacción que ni les cuento.

Pues bien: luego mis semanas de investigación durante este confinamiento puedo afirmar que eso de las válvulas no es cierto… en todos los casos. Te lo voy a explicar ya deglutido.

Sigue leyendo

Publicado en Divulgándolo, Salud, Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

Reforzar el sistema inmunitario corporal.

Se vienen produciendo a nivel mundial millones de casos anuales  de enfermedades respiratorias, que parecen venir en aumento. Las enfermedades respiratorias crónicas representan un importante problema de salud pública.

Entre 1990 y 2017, el número de muertes por enfermedades respiratorias crónicas aumentó en un 18%, de 3,32 millones en 1990 a 3,91 millones en 2017, que representan el 7% de todas las muertes en todo el mundo.

Con esto del covid-19, las recomendaciones son, principalmente, reforzar el sistema inmunológico natural. Entre ellas está la de tomar tres gramos de vitamina C diarios por vía oral, y algunas otras. Yo venía tomando 2 g y he subido a 3 g. También la vitamina B12 desempeña un papel vital en esto.

Una forna de mejorar esas defensas es aumentar la ingestión diaria de SMS (metilsulfonilmetano), bien en los alimentos o bien mediante suplementos alimenticios. Mejor aún si va acompañado también con glucosamina y condroitina.

Sigue leyendo

Publicado en Divulgándolo | Etiquetado , , | Deja un comentario

Mi tributo a esos médicos y personal sanitario que lucha cada día.

Estamos en guerra mundial contra un enemigo común y sin conciencia que ataca a todos. Una guerra en la que no hay soldados ni civiles, mujeres, niños, ancianos ni hospitales o escuelas, sino una en la que todos son blancos iguales.

Pero los roles se han invertido y en esta, en los frentes de batalla no sucumben los soldados, sino los médicos y el personal sanitario, y todos aquellos otros valientes auxiliares cuya callada labor es imprescindible para poder mover y dispensar el avituallamiento, los suministros perentorios y las municiones especiales que se precisan para combatir a ese microscópico enemigo. Los demás intentamos atrincherarnos en la retaguardia, como bien podemos.

En aquellas absurdas guerras de antaño, siglos ha, los combatientes, convertidos en carne de cañón, marchaban en una amplia y apretada fila a pecho descubierto contra las balas del enemigo, mientras los generales observaban el desarrollo en la seguridad de la distancia. Luego de ella, se colgarían en el pecho una medalla más, a costa de los cadáveres fríos y la sangre aún caliente de miles de hombres y de bestias.

Sigue leyendo

Publicado en Divulgándolo, Madrid, Reflexiones sociales | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Banderas a media hasta y un himno a la alegría.

Yo puedo decir: Pienso, luego, existo.

Porque la vida me ha dado razones suficientes para comprender que hay muchos humanos que existen sin pensar.

Estoy hasta más arriba de la coronilla de escuchar los aplausos de las 20:00 en los balcones.
Ojo, no por lo que representan, que para ensalzar a todo el personal sanitario de España es muy poco, y yo ya lo hice en una publicación en Facebook. Lo que me molesta in extremis es que, con ellos, se esté olvidando lo más importante o a los más importantes.

Porque los españoles son (no todos lo somos) castañuelas, bulerías y toros. Y ensalzando al torero en el ruedo, entre los gritos de la afición, los vítores y la música no dejan escuchar los berridos de dolor y de angustia del toro ensangrentado y desgarrado por dentro.

De similar manera, los merecidos aplausos a los vivos nos hacen olvidar lo que importa, que son los miles de ciudadanos que ya han muerto en esta pandemia con nombre de Covid-19. Y con ello le hacemos el juego a la actitud miserable de un gobierno que quiere que los olvidemos, que deshumanicemos esos cuerpos en las morgues y en el cementerio y los convirtamos solamente en cifras estadísticas frías e insensibles. No solo no están todas las bandera a media hasta permanente, sino que ni siquiera quieren que se les haga el menor reconocimiento a los muertos.

¿Puede aplaudir aquel que ha perdido a alguien en la UCI de un hospital, sin ningún ser querido a su lado? Que todos los esfuerzos de los médicos y demás personal fue insuficiente para salvarlo.

Sigue leyendo

Publicado en Madrid, Reflexiones sociales | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Ese coronavirus que metiste en casa y no lo sabes

Llegas a casa, cierras la puerta, dejas el carrito de la compra o lo que lleves, vas directo al baño y te lavas bien las manos un par de veces con jabón y te las seca; luego aplicas una solución antiséptica, para estar seguros, y sonríes feliz. ¿Piensas que ya estás limpio?

Pues permíteme decirte que quizás no hayas logrado nada y que, quizás, solo quizás, ya tengas el coronavirus encima y por todas partes metido en tu casa. Y no es que lo traes de la calle, es que ya te lo llevaste para la calle cuando saliste.

No entiendes el porqué, ¿verdad?
Te lo voy a poner con un ejemplo del edificio donde vivo. Para ello comencemos al revés esta historia, por cuando sales de casa.

Te has lavado bien las manos y sales de casa con el carrito, a ver si en el súper consigues lo que te falta. Llegas a la inmensa puerta doble de hierro, que para entrar hay que pasar la llave y empujar con el hombro o con un pie como si fueras Sansón. Pues te encuentras que por dentro, quizás a la presidenta de la comunidad de vecinos o a la empresa que lleva la administración, se les ocurrió reparar la cerradura, que siempre daba problemas. Y en un acto de “iluminación equina” sustituyeron la manilla por un pomo dorado bien brillante, que parece de bronce. El mismo de la imagen. Un pomo tan sumamente duro de girar que para hacerlo hay que agarrarlo con la palma completa y, aún con todo, a mí me cuesta y me he encontrado con un par de personas de más edad que no lograban abrir la puerta para salir.

Sigue leyendo

Publicado en Divulgándolo | Deja un comentario